viernes, 30 de marzo de 2007

Costa vasca. Zumaia (1ª parte)

Zumaia


Hay pueblos que son inolvidables, y que contienen tanta belleza en su paisaje como arte y curiosidades en su término.


Uno de estos pueblos es Zumaia en el litoral Guipuzcoano.


Zumaia se eleva sobre el mar y junto al río Urola

Y su Patrón es San Telmo protector y patrón de los navegantes

Zumaia limita al norte con el mar Cantábrico, al este con Getaria, al oeste con Deba y al sur con Zestoa y Aizarnazabal… Nosotros llegamos desde Zarautz, pasando por Getaria, en un precioso recorrido por la costa,así que lo primero que encontramos es la Casa Museo de Zuloaga, a la derecha, junto al Arenal y la playa de Santiago… así llamada por estar en el Camino de Santiago que transcurre por la costa.
 
Tres cosas nos han llamado especialmente la atención en Zumaia a través de los días que, en veranos sucesivos, hemos ido a visitarlo: el pequeño pero muy interesante Museo de Zuloaga, el desconocido del escultor Julio Beovide y los majestuosos, e inquietantes por su apasionante geología, acantilados sobre la playa de Itzurun que allí llaman “la playa del pueblo”.

El Museo de Zuloaga es la casa familiar del abuelo Esteban y del padre de la “saga” Plácido Zuloaga y es una joyita escondida, entrañable y bella, rodeada de un hermoso jardín donde actualmente vive su única nieta. En su estudio están algunos de sus cuadros y otros de su colección privada y hay una románica e íntima capilla, con una imagen de la dolorosa tan dolorida y real porque su modelo fue la joven viuda de un pescador con siete pequeños niños… En su colección privada admiramos obras de El Greco, Zurbarán y exquisitas piezas de arte antiguo.
 
También impacta el Cristo del altar obra de otro artista de Zumaia, Julio Beovides, que también es el autor del Cristo del altar mayor de la Basílica del Valle de los Caídos.


Por este sombreado y largo paseo se llega a su Museo-taller, junto al Faro, que en su día fue un lugar totalmente solitario donde el artistas se consagraba a su labor incansablemente.

Y a él nos dirigimos



Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.



jueves, 29 de marzo de 2007

Costa vasca. Zumaia (2ª parte)



El Museo-taller de Beovide es pequeño e informal, quizá muy en línea con el personaje que lo ocupó... originalmente esta casa, llamada "Kresala", estaba aislada, sola al pie del Faro de Zumaia y junto a la barra del estuario del Urola...La verdad es que Julio Beobide llevó una vida sencilla y envidiable, dedicada a trabajar con alma y vida incontables horas en este retiro profundo, en la gran afición de su vida, esculpir, especialmente en madera y también dibujar.


Él era profundamente religioso, todos los días iba a la primera Misa y después se refugiaba en Kresala con su perro Txeru para trabajar en sus esculturas... Cuando murió en 1969 con 78 años estaba trabajando en otro impresionante Cristo que quedó inacabado y que por sabia decisión de su familia (estaba casado y tuvo cuatro hijos) no terminó ningún otro artista y se quedó "tal cual” en su amado taller. Creo que fue un acierto…
Al regresar hacia el centro del pueblo, vemos una indicación hacia la ermita de San Telmo...afortunadamente la seguimos y…¡¡que maravilla!!...los famosos acantilados formados hace no sé cuantos millones de años estaban allí esperándonos…son sobrecogedores,,, y abajo ¡la playa del pueblo!,
como nos dijo una señora que la llaman…Estamos un buen rato mirando y fotografiando...Pero queremos saber más sobre ellos...



Costa vasca. Zumaia (3ª y última parte)


 ZUMAIA



 



Deslumbrados por los acantilados, buscamos información y nos enteramos de que hay visitas guiadas por geólogos, que parten del Centro de Interpretación, así que la concertamos y un caluroso sábado de julio iniciamos la "aventura". Primero vemos un vídeo y luego leemos los diversos paneles en los que van explicando los fenómenos geológicos que dieron lugar a esta costa tan singular. Y por fin llega el momento de verlo todo "en vivo y en directo"...

El geólogo es joven, experto y entusiasta y nos traslada a otro mundo, de hace millones de años, que ahora los expertos leen como si de un libro se tratase, pues allí están todos los datos que fueron quedando impresos esperando ojos sabios que supiesen traducirlos... Ahora vienen a Zumaia de todo el mundo para estudiar el espectacular FLYSCH que forma los magníficos acantilados y la rasa mareal más importante de la península.

 Cuando baja la marea, queda a la vista la gran plataforma de erosión que, al pie de los acantilados es testigo de mil formas diferentes de vida...
Y también en esta zona puede observarse la capa de iridio que se atribuye al impacto de un gran meteorito sobre la tierra (en la península del Yucatán) hace 65 millones de años y que se cree fue el causante de la desaparición de los dinosaurios...

La marcha pasa por delante de la gran iglesia del pueblo, que parece una fortaleza y por un estrecho senderito que va ascendiendo se llega a una fantástica posición desde donde descubres otras paredes impresionantes...

el geólogo nos va contando lo que a él le "cuentan" estas rocas, el mensaje de siglos que transmiten...¡y alucinas!...

Después por otro senderito llegas hasta el pie de la ermita de San Telmo, donde estuvimos el otro día,
desde donde se domina la playa, a la cual bajamos llegando al otro extremo donde también hay formaciones fantásticas...
El caso es que fueron tres horas de descubrimientos insólitos... y de calor, que menos mal que llevábamos gorrito e íbamos ligeros de ropa … Pero lo volveremos a repetir cada vez que podamos...

martes, 27 de marzo de 2007

Medina del Campo. 2007. (1ª parte)







 MEDINA DEL CAMPO

 El dia elegido para ir a visitar Medina del Campo fue nada menos que el dia de entrada de la primavera, el pasado 21 de marzo...pero en lugar de flores primaverales vimos nieve pero con cielos luminosos y algo de sol, en resumen un dia encantador

Íbamos un numeroso grupo de amigos en autocar por lo cual llevabamos todo muy organizado...


Salida a las 8,30 de Madrid (zona de Ventas)
A las 11,00 Visitamos el Castillo de la Mota

A las 12,00 Visita guiada al Museo de las Ferias

A las 13,30 Comida

A las 16,00 Visita guiada a la Colegiata de San Antolín

A las 16,45 Visita guiada al Palacio Real Testamentario de Isabel la Católica

A las 18,00 horas aproximadamente salida para Madrid (desviándonos un poco para ver desde el autobús el bello Palacio Balneario de las Salinas)
Llegada a Madrid a las 20,30




lunes, 26 de marzo de 2007

Medina del Campo. 2007 (2ª parte)

Medina del Campo

 


Lo primero que visitamos es el Castillo, de tan bella imagen, con su elevada torre de 40 m., la más alta de Castilla, y esa sorpresa de la exacta reproducción de la puerta del Hospital de La Latina de Madrid, de la misma época que el Castillo (principios del XVI), cuyo original podemos ver en la Universitaria de Madrid (junto a Arquitectura) y también de la escalera de acceso a la primea planta (no visitable)

A continuación el autocar nos deja en la plaza de San Agustín muy cerca de la iglesia de San Martín que alberga el muy curioso e interesante Museo de las Ferias donde se evoca todo el rico pasado comercial de Medina, bajo cuyo enorme auge, debido principalmente a la lana, se creó la Letra de Cambio


Después, andando menos de diez minutos, vamos a comer al restaurante don Pepe, donde lo hacemos con una buena relación calidad precio y, a las cuatro en punto de la tarde, tras otro pequeño paseo, estamos todos en la gran Plaza Mayor de la Hispanidad, en la puerta de la Colegiata de San Antolín, donde nos espera el guía, David, puntual y eficaz que nos explica muy bien todo.


Entre otras muchas cosas nos explica que desde este balconcillo de la fachada (con acceso desde el interior) se decía Misa para que pudieran oírla todos los Feriantes o Comerciantes que llenaban la Plaza y que los tratos hechos antes de ella podían romperse sin problemas, pero los efectuados después tenían toda la fuerza y la validez legalEn la misma plaza Mayor, ocupando el ángulo donde se ven los arcos, está lo que resta del Palacio donde murió Isabel la Católica, que también nos enseña David y donde también está el Centro de InterpretaciónAllí podemos leer su testamento y el codicilio que añadió al mismo, contemplar el cuadro que Eduardo Rosales pintó siglos después evocando (con varias licencias) aquellos momentos de la Historia.Ya se acerca la hora de regresar, pero no queremos marcharnos sin ver al menos el Hotel-Balneario de las Salinas, (reproducción del Palacio de la Magdalena de Santander) que está apenas a 5 km. de Medina. Pero ya no nos da tiempo de visitarlo ni de entrar en su Capilla del Milenio, la que por encargo de la UNESCO pintó Cristobal Gabarrón con alegorías de los valores propiciados por las Naciones Unidas: paz, solidaridad, libertad, tolerancia, igualdad, naturaleza y educación. Nos damos cuenta de que Medina, se merece como mínimo un fin de semana, pues son muchas las cosas interesantes que nos quedan por ver... Así que ¡¡Tenemos que volver!!



Datos de interés:

Oficina de turismo
Plaza de la Hispanidad 48 (junto ayuntamiento)
teléfono, 983 81 13 57

El Castillo es de entrada libre

EL Museo de las Ferias
teléfono 983 83 75 27
La visista guiada dura 50 minutos y cuesta 1 euro

Colegiata y Palacio Testamentario
Plaza Mayor
telefóno, 983 81 00 63
Grupos de más de 25 personas, 3 euros.
Aprox. 45 minutos cada monumento





Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


viernes, 16 de marzo de 2007

Valle del Jarama (1)




Una interesantísima zona de la Comunidad de Madrid es el valle del río Jarama.

Aquí se juntan las aguas del Jarama con las del Lozoya y forman límite con Guadalajara... El agua es la gran protagonista, pues aquí se han realizado cantidad de obras hidraúlicas durante los siglos XIX y XX. como la Presa del Pontón de la Oliva. que fue el primer lugar desde donde - en 1858 - se trajo el agua del Lozoya a Madrid mediante los setenta y seis kilómetros del Canal de Isabel II. Esta obra, en toda su magnitud puede verse muy cerca del pueblo de Patones

pintoresco pueblo que ha pasado de estar practicamente abandonado a ser unos de los destinos favoritos en fines de semana.

Y en las afueras del pueblo de Torrelaguna, en las instalaciones del Canal, existen unos preciosos jardines que pueden visitarse, previo permiso
También es zona de escaladores deportivos y espeleólogos, pues es su término está la Cueva del Reguerillo.

Se sube al pueblo desde Patones de Abajo por una ancha calle señalizada. Pronto nos encontramos con un parking donde poder dejar los coches y subir al pueblo andando por una recomendable senda ecológica, de 750 m. suavizada por una cómoda escalinata, con bancos para sentarse a contemplar la bonita vista, y numerosos paneles informativos.

Aunque entre semana se permite subir con coches (los fines de semana, por la gran cantidad de restaurantes, está bastante restringida la subida) no se debe dejar de visitar esta senda.

jueves, 15 de marzo de 2007

Valle del Jarama (2)


Después de pasear tranquilos el pueblo de Patones de Arriba, volvemos nuevamente al de Abajo y ya en la carretera nos dirigimos (a la izquierda) hacia el Pontón de la Oliva. Una vez superado el desvío al pueblo de Villaverde y el de la Presa, hay que situarse a la izquierda para entrar en el parking (para 100 coches) y hacer la ruta a pie que es como está permitida.

 
Al fondo de este terreno destinado a dejar los coches, podemos ver las ruinas de la cárcel, hospital e iglesia del poblado donde vivían los 2.000 penados que trabajaron en ella; después, atravesando la carretera entramos en la ruta, señalizada y con 10 paneles explicativos que nos conducirán hasta el mismo Pontón. El recorrido en total tiene 1 km.

Recientemente el Canal de Isabel II ha publicado, un libro titulado: "Madrid. Guía turística del Canal de Isabel II. La sierra del Agua" de gran interés, que se envió gratuitamente a todos los domiciliados en la Comunidad de Madrid.

Seguimos por la misma carretera con el coche hasta la Presa del Atazar, gran lago artificial con capacidad para 426 hm3 de agua. Desde su mirador en la orilla sur, junto a la presa, se disfruta de magníficas vistas sobre el embalse y los montes que lo rodean

y después retrocedemos todo lo andado para comer en Torrelaguna (pueblo que merece visitarse y conocer su magnífica iglesia)

en el bonito restaurante de La Posada del Camino Real y
después de comer salimos hacia las afueras del pueblo, en la carretera hacia La Cabrera se pueden visitar (previa petición al Canal en el teléfono, 91 545 11 86) los preciosos jardines de Santa Lucia, de 15.000 m2, con gran estanque 

y con dos estilos totalmente diferentes, un jardín de diseño francés con centenarios cedros del Himalaya y un magnífico ejemplar de abeto de Argelia... y otro más moderno, pero ambos dignos de pasearse.


viernes, 9 de marzo de 2007

Por tierras de Teruel y Zaragoza. (1ª parte)


Lo primero, y para situarnos, vemos la ruta por el valle del Jiloca, al cual nos dirigimos






Nos vamos un grupo de amigos a conocer interesantes rincones aragoneses. Dos objetivos principales: Daroca y la laguna de Gallocanta, pero también otros muchos lugares de los que llevamos buena información...y estamos dispuestos a dejarnos sorprender.



Partimos de Madrid con buen tiempo y sobre todo con muchas ganas de conocer esta zona y pasarlo bien juntos. Es decir, todos los ingredientes necesarios para un buen viaje.

La primera parada es en Molina de Aragón...



pese a su nombre, pertenece a Guadalajara y nos recibe tan gallarda y altanera... Molina es un lugar que merece una reposada visita, que se complementa perfectamente con el fantástico Barranco de la Virgen de la Hoz, con los pueblos de Escalera, Checa y especialmente Chequilla... pero, en esta ocasión, es sólo lugar de comida y reposo.. Mostramos su inconfundible perfil