domingo, 21 de diciembre de 2008

Camino de León y sus vidrieras: Villardefrades (1º)


En esos esos bonitos días de final del verano en el mes de septiembre, hicimos un viaje, casi iniciático, para poder ver más cerca que nunca las fantásticas vidrieras de la Catedral de León, gracias a una gran idea: el proyecto cultural denominado El sueño de la luz que luego contaré.


(pinchar para ampliar imagen)

Pero de camino ¡cuántas cosas interesantes hemos visto! ¡cuántos pueblos, cuántos monumentos, cuánta gente encantadora...!

La primera parada (en realidad la primera fue en el Km. 119 en un lugar muy agradable para desayunar reposadamente y con un buen nombre "La Pausa") fue en Villardefrades.

Está en el Km. 221 de la carretera de La Coruña y es, por esta carretera, el último pueblo de la provincia de Valladolid. Y tiene algo bastante inédito y original: una magnífica iglesia inacabada, una insólita construcción, muy avanzada, de un templo renacentista...Pero como una imagen, ya se sabe, vale más que mil palabras, aquí van unas cuantas fotos para juzgar la veracidad de lo que estoy contando:





Como es natural la curiosidad nos invadió y al no disponer del tiempo necesario para buscar a alguien que nos informara, al regresar a Madrid recurrimos a Google y ...¡cómo no!... hemos logrado enterarnos de la razón de todo ello...

Resulta que a mediados del siglo XVIII, un hijo de este pueblo, el Agustino fray Andrés González (o Rodriguez según otros estudiosos) llegó a ser Obispo de Nueva Cáceres en Filipinas y quiso construir un templo, bajo la advocación de San Andrés, en su pueblo natal...Envió regularmente el dinero necesario para su alzado y, en previsión de que muriera antes de su finalización (lo que realmente sucedió), dejó una importante cantidad de dinero destinada a "su Obra"...Pero la Iglesia y sus familiares entraron en pleitos y al final parece que fue el Estado el que "heredó" quedando la Obra inacabada...


Una de las vecinas del pueblo, Fátima García San Miguel, es la que aparece varias veces mencionada como incansable buscadora de datos sobre esta "Obra inacabada"
y yo, desde aquí, la doy las gracias por ello y a todos los que han recogido su valiosa información para que no se nos pierda la historia.


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

viernes, 19 de diciembre de 2008

Camino de León y sus vidrieras (2º): Grajal de Campos ( 2º)

(pinchar la imagen para ampliar)
Ignorábamos la existencia de Grajal de Campos pero un amigo  nos lo había recomendado encarecidamente pero sin dar detalles... A veces es mejor no llevar mucha información previa pues así todo resulta novedoso con el añadido, tan importante, del efecto sorpresa.


Y eso es lo que nos pasó en Grajal de Campos

Hasta que no estás en él nada hace sospechar que este pueblo fuera esplendoroso allá por los inicios el siglo XVI, cuando el emperador Carlos V agradecido al linaje de los Vega, nombró virrey de Nápoles y de Sicilia y embajador en el Vaticano a uno de sus miembros. Y, por los buenos servicios prestados por don Hernado de la Vega, Maestre de Santiago, le concede a su nieto, don Juan de la Vega, el título de conde de Grajal. Así que el conde terminó las obras iniciadas por su padre: un castillo-artillero cuyas ruinas aún se alzan altaneras,

y una casa-palacio que le recordara la elegancia de su palacio napolitano


y, junto a ella, la monumental iglesia de San Miguel...


Por enlaces matrimoniales y sucesivas herencias esta casa-palacio ha llegado a pertenecer, durante siglos, a los linajes más ilustres: los Vega-Osorio-Manrique-Enriquez-Benavides-Borja-Montealegre-Alcañices...y todos ellos dominaron la villa y a sus habitantes.

Pero al final por todos fue abandonado y así ha permanecido muchos años, demasiados, arruinándose cada vez más, pese a que en 1931 se le nombró Monumento Nacional.

Sus venerables piedras hubiesen desaparecido del todo si no llegan a tener la suerte de que volviera a su pueblo, ya jubilado, Francisco Espinosa, y que volviera dispuesto a trabajar ¡y de qué manera! por él... Gracias su gestión, en 1998, los múltiples herederos cedieron el inmueble al pueblo de Grajal por el simbólico precio de seis pesetas...

También nosotros tuvimos la suerte de que él mismo nos enseñara lo conseguido...¡toda una lección de buen hacer, de sensatez y de entusiasmo!
Este gran alcalde, junto al Teniente-alcalde, Antonio Martínez, están recuperando con toda dignidad este Monumento y, por tanto, la del propio pueblo.

La iglesia, dedicada a San Miguel Arcángel, sólo pudimos verla a través de una celosía desde el Oratorio del Palacio y nos dejó asombrados...Así que nos prometemos volver para verla bien... Y una buena fecha para hacerlo será el 2 de febrero, día de la Candelaria, pues con ese motivo abren unos grandes relicarios, instalados a cada lado del altar mayor y que fueron donados por una de sus antiguas propietarias, doña Leonor de Osorio, esposa de don Juan de la Vega.

También tendremos que estar al tanto de la actuación de Ignacio Encinas, hijo de la villa y gran tenor, que ha prometido dar un concierto en ella cuando la restauración de la Casa-Palacio esté más adelantada.

Nota.- Los planos, algunas imágnes y esta última valiosa información, pertenecen el folleto turístico editado por este Ayuntamiento
Teléfono 987 78 45 06

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Camino de León y sus vidrieras: Sahagún (3º)

Y continuamos ruta hacia Sahagún en pleno Camino de Santiago, muy cerca de Grajal de Campos, con la que limita al sur, y a 60 Km. de León...La entrada digamos que es triunfal, a través de un gran Arco, que fue una de las entradas del grandioso Monasterio-Abadía de San Benito que aquí se ubicaba.




Este Monasterio tuvo tal importancia, en el siglo XI y primera parte del XII, que sólo era comparable al de Cluny, en Francia,

Del que sólo se conserva la torre de la fastuosa Capilla de las Reliquias

También quedan muy pocas cosas en el de Sahagún...entre ellas la Torre llamada del reloj



Pero permanece la poderosa imagen de San Benito

En la entrada del Museo del Monasterio de las Benedictinas de la Santa Cruz, justo al lado de estas ruinas... es un pequeño pero muy interesante Museo, en el que, además de muchas obras de Arte, como este otro San Benito del XVII,


nos llevamos la sorpresa de encontrar, al pasar a su Iglesia,
con los sencillos enterramientos del rey Alfonso VI, a un lado del altar mayor y al otro, los de cuatro de sus cinco esposas... ¡Todo un descubrimiento!

Así que el rey al que El Cid hizo jurar en Santa Gadea, el que conquistó Toledo y Madrid, está aquí enterrado...y al año próximo, en el 2009, se cumplen nada menos que 900 años de su muerte y, según nos dice la amable religiosa que nos sirve de guía
, se va a celebrar por todo lo alto... Pues será una cita inexcusable para volver a tan interesante pueblo...



Las torres de sus iglesias conceden a Sahagún un perfil diferente... son fruto de un fenómeno artístico exclusivamente hispánico: el mudéjar.



La de San Tirso fue una de las primeras iglesias románicas (primeras décadas del s. XI) en las que se comenzó a reemplazr la piedra por el ladrillo, uno de los materiales específicos utilizados por los árabes en sus construcciones, en una afortunada simbiosis, que asombra por su especial belleza.

La de San Lorenzo y su torre de cuatro cuerpos







Nos muestra el laborioso trabajo que, pese a su aparente fragilidad, ha resitido el paso de los siglos.

Sahagún, cuyo nombre procede de uno de sus santos patronos, San Facundo, cuyo nombre fue derivando de la siguiente manera... Santus Facundus>Sanct Facund>San Fagunt>Sanfagún > Sahagún... Es también cuna del famoso historiador de la Nueva España (México) y de San Juan de Sahagún tan venerado en Salamanca...

Notas.- Además de contar con albergue de Peregrinos, en la que fue Iglesia de La Trinidad, hay un Hotel, entre otros muchos, muy recomendable, que se llama Hotel Escarcha, en la calle Regina Franco 12, junto a la Plaza Mayor
teléfono 987-781 857


Muchos de sus monumentos no son visitables, además de los lunes, cono es habitual, también los martes, por lo cual conviene llamar a Turismo antes de organizar el viaje. Telefono 987 780001

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Camino de León y sus vidrieras: más sorpresas (4º)


Bueno, pues nos vamos de Sahagún y, de tantos recuerdos históricos antiguos, pasamos a un entrañable y personal Museo Etnográfico, que nos deja asombrados y encariñados con su creador, Juan García Tejerina y con su esposa Aurora, poseedora de unos bellísimos ojos verdes, dignos de figurar también en un Museo.


Viven en Valle de las Casas, en una casa blanca con un jardín cuajado de preciosos geranios... pero cuando Juan abre las puertas de una nave, junto a la casa, entramos al recinto de un pasado casi inmediato que, en parte, hemos conocido personalmente y en parte nos han contado padres y abuelos



En todo caso, un pasado reconocible y enraizado a los recuerdos


Pasamos con ellos un rato encantador que nos hubiese gustado ampliar...pero hay que seguir la ruta... y comer. Y lo hacemos, y muy bien, en Cistierna en un restaurante con el evocador nombre de "El filandón"... esto era el encuentro que tenía lugar, en los pueblos de León, después de la cena, entre familiares y amigos, en torno a un acogedor fuego, donde se contaban cuentos, historias, también se cantaba, mientras las mujeres mayores hilaban (de ahí deriva el nombre) ...



Después de comer, y tan abundante, lo mejor es subir a la ermita de San Guillermo de Peña Corada. Está en un alto (unos 500 metros en cuesta) pero una vez arriba compensa el esfuerzo.


Y desde aquí nos vamos al Museo de la Fauna Salvaje, en el pueblo de Valdehuesa-Boñar.



La entrada, con el marco montañoso que envuelve el Museo



y las figuras escultóricas que lo preceden, ya te pone en situación



Una vez dentro, la admiración por el buen trabajo realizado, el realismo de las escenas y los hábitat, la impecable presentación de los espacios, nos convence de que es un Museo muy especial



A la salida, la tarde se ha vuelto tormentosa... y las esculturas parecen cobrar vida


Camino de León nos sorprende la lluvia,,, pero el Arco Iris nos envia su luminosa señal de esperanza...


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

martes, 16 de diciembre de 2008

Camino de León y sus vidrieras: En la Catedral (5º)


Llegamos a León a la hora mágica del atardecer, una hora estupenda para pasear por la gran Plaza de San Marcos, con la fantástica fachada del antiguo Hospital de Peregrinos donde hace siglos llegaban los pobres y donde hoy, convertido en magnífico Parador de Turismo, llegan los ricos...

Como siempre una visita a la Casa Blas, muy cercana (calle Lucas de Tuy 15) a tomar sus estupendas patatas y un agradable paseo hasta la iluminada y bellísima Catedral, objeto final de nuestro viaje.


Está la ciudad tan animada y acogedora como siempre,


Tan llena de arte y de vida...

La cita con las vidrieras la tenemos a las 10 de la mañana... y son tantas nuestras ganas de verlas que allí estamos un rato antes.


Subimos los 64 peldaños que han montado y que se mantienen ocultos junto a una de las torres



y entramos a la catedral por el tejado, por el hueco de una de sus vidrieras...¡una buena experiencia!




y quedamos depositados en una plataforma a 14 metros del suelo, junto al soberbio rosetón de la fachada principal ... aquel por el que entra el sol de la tarde y es el culmen de todo el mensaje que nos trasmiten las vidrieras en alianza con el sol...





En este momento, diez de la mañana, el sol penetra en la Catedral por las vidrieras que están frente a nosotros, por el ábside que siempre mira hacia el Este...Luego, más tarde, iluminará toda la fachada sur, donde están las vidrieras de colores más cálidos que así intensifican más su resplandor...



en contraste con la fachada frontera, la norte, por donde nunca entra el sol, la de los colores más fríos, como el azul, y donde residen todos los personajes del A.T.




El acto final, ya lo hemos dicho, es el rosetón junto al que nos encontramos, orientado a Poniente... en el que los ángeles, con sus trompetas, llaman al Juicio Final.

Durante algo más de media hora, una guía nos explica todo esto y más cosas...Nos explica las tecnologías punteras que están empleando para conservar este milagro de la más pura artesanía antigua, para que nos sigan asombrando a nosotros y a nuestros descendientes, como llevan haciendo desde el lejano siglo XIII.
Esta visita a la Catedral de León es un verdadero sueño...que se prolongará todo el 2009.



(pinchar para ampliar)