viernes, 8 de enero de 2010

SI LAS ESTATUAS HABLASEN: BEATRIZ GALINDO (1º)

 SI LAS ESTATUAS PUDIESEN HABLAR: BEATRIZ GALINDO


21 de enero de 2010. Acabamos de estrenar año...

Ya quedaron en el recuerdo las fiestas de Navidad,
y enero, que avanza rápido, nos ha traído nieves,
lluvias,
y mucho frío
Pero también buenos propósitos... por aquello de "año nuevo vida nueva"...y yo me he propuesto hacer más ágil y frecuente mi blog viajero... Ahora que terminé el interesante recorrido a Los Monegros, voy a iniciar (ya que el tiempo no está para muchos viajes) una serie de Madrid capital que titulo "Si las estatuas pudiesen hablar"...


Pasamos ante ellas casi siempre sin fijarnos, sin enterarnos de su presencia y, mucho menos, de saber quienes son los allí representados... sin valorar que forman parte de nuestra historia y de nuestra cultura, y muchos de ellos son, además, valiosas esculturas.



Empiezo por el monumento a doña Beatriz Galindo, más conocida como La Latina
Ella nació en Salamanca en 1465 y gracias a sus padres recibió una formación cultural nada usual para la mujer en aquellos tiempos. Tanta fue su fama que la Reina Isabel la Católica la reclamó como consejera y maestra tanto de ella como de sus hijos. Su profundo conocimiento del latín le valió el apodo de La Latina. Casó en 1491 con Francisco Ramirez, notable personaje de la corte de los Reyes, secretario del rey Fernando y capitán artillero de su ejército.


El monumento está situado precisamente en el Distrito de La Latina, en el Paseo de Extremadura, junto a la Iglesia de Santa Cristina, y a la altura del Metro de Puerta del Ángel, así llamado en memoria de una pequeña ermita que allí existía, según el Plano de Texeira. Doña Beatriz contempla desde allí una buena perspectiva que remata la silueta de la Almudena.



Este distrito de La Latina data de 1845, fecha en que se dividió administrativamente Madrid en 10 distritos y tuvo como propios los términos municipales de los Carabancheles... Sin duda el nombre que se le dio se debe a que toda la zona comprendida entre los puentes de Segovia y Toledo, pertenecieron a su esposo Francisco Ramirez de quien ella los heredó, a su muerte, en 1501.


Ambos vivieron en Madrid en un palacio conocido hoy como el de Viana, en la calle del Duque de Rivas, así llamada por haber vivido en este palacio el poeta Ángel Saavedra, Duque de Rivas, que por sucesivas herencias llegó a ser su propietario al ser descendiente de Nuflo el segundo hijo de Francisco Ramirez y Beatriz Galindo. Un hijo suyo, que también lo heredó, fue nombrado marqués de Viana y de ahí viene su nombre actual. Desde 1956 pertenece al inmediato Ministerio de Asuntos Exteriores (conocido como Palacio de Santa Cruz y mandado construir por Felipe IV en 1629 como Sala de Alcaldes de Casa y Corte y Cárcel de Corte)



Echamos de menos, no obstante, alguna placa que recuerde su origen y a sus ilustres ocupantes, similar a la que encontramos en la calle Toledo, junto al metro de La Latina en el Barrio de La Latina que corresponde al Distrito Centro y al que también se puso este nombre por ser el barrio donde vivió y murió y se ubicaron sus fundaciones: dos Monasterios y un Hospital, de los cuales vamos a contar cosas muy curiosas en la próxima página...


(pinchar para ampliar)


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

jueves, 7 de enero de 2010

SI LAS ESTATUAS HABLASEN: BEATRIZ GALINDO (2º)

SI LAS ESTATUAS PUDIESEN HABLAR: BEATRIZ GALINDO




¿Qué nos contaría la estatua de doña Beatriz Galindo, La Latina, si pudiese hablar?

Nos hablaría sin duda del Hospital que construyó, siguiendo el deseo de su esposo, en los primeros años del siglo XV y que se conoció con el nombre de Hospital de La Latina. Lo único que queda de él es su puerta.



Las obras se iniciaron en 1500 y su marido falleció al siguiente años por lo que ella se encargó de terminarlo y ponerlo en marcha.

El Hospital estuvo situado en la calle de Toledo, haciendo esquina con la plaza de la Cebada. En el arrabal de San Millán, muy cerca de la Puerta de Moros.




Las dos piezas más importantes del edificio eran la puerta de acceso, en la calle Toledo, y la escalera que enlazaba sus dos pisos, obras ambas del maestro mozárabe Hazán




En realidad el Hospital se llamaba de la Concepción de Nuestra Señora... por eso en su fachada, además de los escudos de los Ramirez y de los Galindo vemos
en el centro, bajo la ventana enrejada, la representación del Abrazo ante la Puerta Dorada de San Joaquin y Santa Ana, escena relacionada durante siglos con la Concepción Inmaculada de María, teoría defendida por los franciscanos, por cuyo motivo aparece este santo (en un lateral) y el cordón del hábito enmarcando el alfiz (elemento decorativo característico de la arquitectura musulmana).




Hospital y monasterio se mantuvieron en activo durante cuatro siglos y se hicieron muchas obras de modificación y restauración hasta que por su propio estado y la necesidad de ampliar el espacio público del entorno fue demolido en el año 1903.

Pero gracias a la intervención de las Reales Academias de la Historia y de Bellas Artes, dos tramos de su escalera y la puerta de acceso al Hospital fueron salvadas de la picota.
La escalera se encuentra en la Torre de los Lujanes en la plaza de la Villa de Madrid, actual sede de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, que incomprensiblemente impiden su contemplación no admitiendo el acceso ni la posibilidad de visitas guiadas. La única forma de contemplarla es a través de su página: http://www.racmyp.es/menu.php.
( Esta es una reproducción de la escalera que realizaron cuando se restauró el Castillo de La Mota, en Medina del Campo (Valladolid) por considerar que era de la misma época)

Desde el año 1959 la Puerta auténtica se encuentra instalada en la Ciudad Universitaria, junto a la Escuela Técnica Superior de Arquitectura y en 1984 se declaró Monumento Histórico Nacional

A doña Beatriz Galindo Madrid le ha dedicado muchos recuerdos...Además del Distrito donde se situa su monumento según hemos visto en la página anterior, está el Barrio de La Latina , en el Distrito Centro,
donde vivió y murió y que se extiende entre las calles Segovia, Toledo, Bailén y la plaza de la Cebada. Aquí se encuentra el Metro de "La Latina" y el Teatro del mismo nombre.


Precisamente este teatro ocupa parte de lo que fue el monasterio anexo al Hospital... y donde estuvo éste se edificó, rápidamente, un convento e iglesia para las religiosas de la misma orden de la Concepción Franciscana (fundadas por santa Beatriz de Silva a finales del siglo XV) que siguen actualmente ocupándole y manteniendo el culto en su iglesia.



Por cierto, que a la fachada de este edificio, que ya tiene más de 100 años, levantado en la calle Toledo 52 c/v a la Cava Alta y que en sus dos extremos presenta el esquema de la famosa Puerta, se le ha "adosado" un añadido tan agresivo como el que podemos contemplar en la fotografía ¿¿¿Cómo se puede permitir semejante falta de respeto y mal gusto????



Madrid también ha dedicado a La Latina un Instituto en la calle Goya y una calle por detrás de san Francisco el Grande. Y en algunos edificios podemos ver esquemas o reproducciones de la puerta como en el Palacete Osuna (Museo Valencia de Don Juan) en la calle Fortuny, de 1917,


y en la iglesia de san Fermín de los Navarros, que se hizo incluso antes del derribo del Hospital en 1891.

Por último, quizá Doña Beatriz nos pida que leamos las estrofas que figuran en su pedestal y que fueron escritas por Lope de Vega (en su obra "La Jerusalén libertada")

Su querida Beatriz
Su prenda amada
Por segunda Nicóstrata tenida
Célebre vivirá de gente en gente
Con nombre de"Latina" eternamente.

Aquella latina
que apenas nuestra vista determina
si fue mujer o inteligencia pura
docta con hermosura,
y santa en lo dificil de la corte
¿Más que no hará quien tiene a Dios por norte!

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

martes, 5 de enero de 2010

Los Monegros, un lugar de sorpresas (1º)

Laguna de Sariñena. Los Monegros

Pocas veces nos hemos llevado tanta sorpresa visitando un lugar como la que nos hemos llevado en Los Monegros a finales del pasado septiembre...

Así que voy a enumerar y mostrar los lugares que nos han sorprendido por ser tan interesantes cada uno en su
tema y a la par tan desconocidos ...

Y primero decir que el nombre de "Los Monegros" se deriva de "Los Montes negros" al parecer por las oscuras sabinas que los cubrían...y que está en la "Ruta del Mudéjar Aragonés" como comprobamos ante la hermosa torre del pueblo de Villamayor, que es nuestra primera parada tras tomar el desvío de Sariñena al poco tiempo de haber visto, a lo lejos, las inconfundibles torres del Pilar de Zaragoza


(para ampliar las fotos, pinchar sobre ellas)



Villamayor tiene también un Santuario, el de la Virgen del Pueyo muy bien situado en lo alto del pueblo



Un lugar que impacta, en Leciñena, es el Santuario de Nuestra Señora de Magallón ...
¡que lugar!...En un altozano a 547 m. de altitud, que permite una vista extensa y serena, el Santuario se alza solitario, con un gran aljibe a su entrada




y así nos enteramos también de que estamos en la "Ruta del Agua"

Este famoso aljibe se construyó en 1560 en sustitución de otro anterior; su capacidad es de 16.768 cántaros aragoneses

El origen del Santuario es la aparición de la Virgen de la Huerta el 15 de marzo de 1283... y tuvo épocas de esplendor ya que por estar en la Sierra de Alcubierre, en la ruta del Camino de Santiago de Aragón, fue importante hospedería.

Incendiado en la guerra de la Independencia y muy maltratado en la guerra civil del 36 ,
que en la Sierra de Alcubierre tuvo uno de sus frentes más duros, el Santuario quedó en casi completo estado de ruina...pero el entusiasmo y la voluntariedad y esfuerzo de sus vecinos volvieron a levantarle en 1993.

Actualmente es también Restaurante y Hospedería muy recomendables para un descanso auténtico


Nota.- Teléfono de la Hospederia 660 760 753
http://www. alberguemonegros. com

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

lunes, 4 de enero de 2010

Los Monegros, un lugar de sorpresas (2º)


La siguiente parada-sorpresa es el encuentro con el tristemente célebre Frente de Aragón en la Sierra de Alcubierre...




Se han "restaurado" las trincheras, los refugios, los fortines...Sin duda para que no olvidemos ese dolor...




Es un dramático viaje al pasado, una dolorosa evocación de lo que aquí sufrieron los combatientes de ambos bandos



(Para agrandar las fotos pinchar sobre ellas)




El escritor británico Orwell estuvo aquí y sus dramáticos recuerdos se encuentran en su libro Homenaje a Cataluña, una de las obras que nos ayudan a valorar el terrible desatino de las guerras



Y no obstante él dejó escrito: "Es curioso, pero después de la experiencia que he vivido, no tengo menos sino más fe en la honradez de los seres humanos"



Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.