domingo, 21 de julio de 2013

VERSALLES: RECUERDOS DE ESPAÑA EN PARÍS


Estuve el pasado mayo en París y mientras admiraba esta ciudad maravillosa, encontré algunas huellas de la relación que historicamente hemos mantenido con Francia a través de los siglos.

Palacio de Versalles

Por ejemplo, al visitar Versalles - ese Palacio en el que tanto añoras lo estupendo que sería que te dejaran recorrerle solo o minimamente acompañado - me fijé en un cuadro...  pero precisamente porque no me gustaba (con todos mis respetos al pintor Simon Renard de Saint André)  y me acerqué para ver que personajes representaba...



La cartela, traducida al castellano, no tiene desperdicio y dice lo siguiente: 



"Anna de Austria (1601-1666), María Teresa de Austria (1638-1683) con el Delfin. Este retrato doble es el de dos infantes (sic) españoles (sic) y reinas de Francia. María Teresa, esposa de Luis XIV presenta el Delfin, nacido en noviembre de 1661. La pintura recorda (sic) la iconografía de la Santísima Familia, donde el Delfín interpreta el papel de Cristo, María Teresa el de la Santisima Virgen y Anna de Austria el de santa Ana".

Es decir, que se trata de las dos infantas españolas, tía y sobrina además,  que llegaron a ser reinas de Francia. Una de ellas, Ana,  fue la madre de ese Rey que tanto se esmeró en brillar que  le llamaron el Rey Sol...Luis XIV.  Y la otra, María Teresa, fue su esposa...El niño que ella sostiene en brazos era el nuevo Delfin...que nunca llegó a reinar porque murió en 1711, cuatro años antes que su padre, el incombustible Rey Sol que lo hizo en 1715 con 77 años y 72 reinando...

Dicen que en su nacimiento un horóscopo avisó al Delfín que sería "hijo de un rey y padre de un rey, pero nunca rey"...Y así fue...porque hijo del Rey Sol  fue  padre de Felipe de Anjou que vino a España al empezar el siglo XVIII como el primer rey Borbón con el nombre de Felipe V...


                          

Nacida en Valladolid en 1601 Ana fue enviada,  con 13 años, a Francia para casarse con Luis, el hijo y heredero del rey francés Enrique IV (el de la famosa frase "París bien vale una MIsa") y de María de Médicis... (A la vez,  otra princesa francesa, hija de estos mismos reyes, llamada Isabel de Borbón, era enviada a España para casar con Felipe el hermano de Ana, heredero del trono y futuro Felipe IV "El Rey Planeta"...)

Le tocó a Ana un marido, Luis XIII, muy dificil; le tocó una suegra muy complicada, Maria de Médicis y un Cardenal para echarse a temblar:  el Cardenal Richelieu.

Hasta los 23 años de casada, en 1638,  no logró el ansiado hijo varón, "El Delfín",  Luis XIV,  que fue su triunfo de reina y que ella supo defender con inteligencia,  tras quedarse viuda en 1643, sorteando las dificultades y trabas que surgieron en su camino, hasta lograr que Luis XIV reinara y se casara con su prima hermana, María Teresa, infanta española hija de sus tios el rey Felipe IV  e Isabel de Borbón.

Palacio de Versalles
La reina Ana, de la que en el cuadro de Versalles se dice que es como si fuese Santa Ana (¡¡no salgo de mi asombro!!) pasó del mundo de la Historia, donde tuvo un destacado papel, al de la novela que la hizo inmortal...Alejandro Dumas, casi doscientos cincuenta años después de su nacimiento, la hizo protagonista de un espinoso suceso que, seguramente, tiene algo de real pero que se convertió  en uno de ficción total, como sucede en las buenas novelas, y que fue brillantemente resuelto, con gran enfado del Cardenal Richelieu, por los Tres Mosqueteros los cuales, en realidad, eran cuatro: Porthos, Aramis, Athos y D´Artagnan.


 File:La infanta María Teresa, by Diego Velázquez.jpg


María Teresa (nacida en San Lorenzo de El Escorial) en cambio ha pasado silenciosa y casi inadvertida por la Historia y si algún recuerdo tenemos de ella se debe al genial pincel de  Velázquez. Fue una  dulce joven que perdió muy niña a su madre y convivió varios años con su padre y su "madrastra" Mariana de Austria, que tenía 13 años (tres mas que ella) cuando vino a casarse con Felipe IV... A los 22  años se concertó su matrimonio con Luis XIV de Francia de su misma edad...ella acudió ilusionada al encuentro de su prometido, en la Isla de los Faisanes...Pero nada salió como ella se había imaginado...Es cierto que era la esposa del Rey más brillante de la época...Es cierto que vivió con él en el grandioso Versalles...Y que logró un hijo varón "El Delfín"... Pero no hubo amor en su vida, sólo fue una pieza más del gran teatro y el gran decorado de Versalles en la fabulosa Corte del Rey Sol.



File:Traite-Pyrenees.jpg
Entrevista de Luis XIV de Francia y Felipe IV de España en la Isla de los Faisanes en 1659. Detrás de Felipe IV su hija Ana futura reina de Francia. Autor, Laumosnier. En el Museo de Tessé (Le Mans)


Las reinas de Francia contemplan los Jardines de Luxemburgo
 En los Jardines de Luxemburgo de París, unas blancas estatuas evocan a muchas de las reinas de Francia. Encontramos a Ana de Austria.. pero no a María Teresa


"Anne D´Austriche,  Reine de France (1601-1666)"
Tampoco aparecen casi ninguna de las diez reinas consortes españolas que según el libro de Emilio Beladiez, titulado "Españolas reinas de Francia" (Editorial Prensa Española en 1979), ocuparon su trono, y que van desde la princesa visigoda deToledo Brunequilda (s. VI) a Eugenia de Montijo (s.XIX), pasando por Constanza de Castilla (s. XII) , Blanca de Castilla (s. XIII. Madre de San Luis IX Rey de Francia),  Isabel de Aragón (s. XIII), Juana de Navarra (s. XIII), Blanca de Navarra (s. XIV), Leonor de Habsburgo (s. XVI), y Ana y María Teresa Austria (s. XVII).


 El gran autor Antonio Buero Vallejo escribió una obra de teatro titulada "Las Meninas" en la que todos los personajes del cuadro toman voz...pero también otros que no aparecen, pero formaron parte de la historia que se tejía mientras Velázquez pintaba, entre ellos la Infanta María Teresa.

Un buen libro sobre Ana de Austria es el que publicó en 2009 el Centro de Estudios Europa Hispánica, con una serie de estudios sobre la reina, coordinados por  Chantall Grell que escribe el titulado "Ana de Austria y sus jueces", en la que se contempla como ha sido vista la imagen de la reina a través de los siglos.

Y por supuesto volver a leer los Tres Mosqueteros y dejarnos llevar por la ficción siempre es un gran placer

Nota.- Agradezco a mi amiga Irina la buena foto que me ha enviado de la escultura de la reina Ana de Austria que yo no pude encontrar. 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.





































































































































































viernes, 5 de julio de 2013

Puentes de España

Se ha prorrogado la exposición ARCO sobre LOS PUENTES DE ESPAÑA  hasta el dia 21 de este mes de julio


 

 Como las imágenes son tan poderosas adjunto las que capté en la exposición de los puentes de España que pude admirar en la Casa de la Moneda de Segovia, según decía en mi post anterior. En ese momento no adjunté las fotos pero lo hago ahora para animar a visitar la Casa y la Exposición pues son un disfrute..

Puente romano de Alcántara construido entre el 104 y 106. Cruza el Tajo por Alcántara (Cáceres)



Puente de Segovia. Madrid


El puente-acueducto de Abánades sobre el Canal de Castilla. 
En la localidad de Melgar de Fernamental (Burgos). 
El Canal discurre sobre él

 







El Puente del Pino. Zamora





El Viaducto Torres Quevedo. Cuenca


El Puente del Pedrido. La Coruña
Para informarse de horarios, visitas guiadas etc. llamar a

Dirección: Calle la Moneda, s/n, 40003 Segovia
Teléfono:921 47 51 09

Centro de Recepción de Visitantes - Central de Reservas
Azoguejo, 1, Segovia  Tel.: (+34) 921 - 466 720  /  21
www.turismodesegovia.com  /  info@turismodesegovia.com

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

lunes, 1 de julio de 2013

Segovia Casa de la Moneda



CASA DE LA MONEDA EN SEGOVIA

Paseo al Valle del río Eresma. "La ciudad vista desde los alcores que cierran el foso natural que la circunda, los arrabales y el campo...esto será lo más persistente en nuestros recuerdos" Marqués de Lozoya 1952

Lo dicho en mi anterior post de que para conocer medianamente una ciudad hay que visitarla varias veces, lo aplico también en esta ocasión a Segovia pues, aunque la visito con frecuencia, no acabo de conocerla... En esta ocasión dediqué toda la mañana a la Real Casa de la Moneda, afortunadamente restaurada hace poco (de 2007 a 2011).


Situada a orillas del río Eresma puede llegarse a ella perfectamente andando por el precioso paseo  de Santo Domingo de Guzmán, que se toma a la derecha antes de llegar al Acueducto. El camino, aproximadamente  de kilómetro y medio, transcurre junto al rio Eresma  rodeado de verdor y bellas vistas. 


Y es la misma dirección que ha de tomarse en coche para ir a Zamarramala, iglesia de la Vera Cruz, Santuario de la Fuencisla...


.Cuando llegas sorprenden su monumentalidad, con el estilo inconfudible de Juan de Herrera, el favorito arquitecto de Felipe II, que le ordenó alzarla en 1582... y el comprobar que está a los pies del Alcázar, ese Alcázar segoviano tan bien emplazado, tan fuerte y tan de cuento a la vez...



Esta puerta ocupa el lugar de la original pero se levantó en tiempos de Fernando VII ya en estilo Neoclásico, y fue la última modificación sobre lo diseñado por Herrera, hasta su reciente restauración



El origen de la acuñación de moneda en Segovia se remonta a la época romana, años 20 y 30 a.d.C. con los primeros ejemplares conservados y siglos más tarde, en el s. XII, también se acuñó moneda en la ciudad. 



 Pero fue el rey, Enrique IV de Trastámara que tanto amó a Segovia, quien le concedió en 1455 el privilegio de que las monedas aquí acuñadas a martillo, en la Casa de la Moneda por él fundada ese año,  mostraran como símbolo de identidad un pequeño Acueducto... De esta antigua Ceca, que se ubicó precisamente junto al Acueducto  y que funcionó hasta 1681, desgraciadamente, no ha llegado ningún resto. 



Pero hacia mediados del siglo XVI, la tecnología alemana inició un revolucionario proceso mecanizado, mediante el empleo de ingenios de laminación impulsados por grandes ruedas hidráulicas, para la acuñación de monedas...Enterado Felipe II gestionó que su primo, el Archiduque Fernando de Tirol, le enviase varios de estos aparatos que se fabricaban en la Casa de la Moneda de Hall cerca de Innsbruck y que, también, viniesen los técnicos necesarios para su instalación en España.


 El lugar fue elegido personalmente por el Rey, aquí en Segovia, junto al río Eresma, en el espacio que ocupaba un antiguo molino de harina y papel propiedad de Antonio de San Millán. 

Desde 1586 a 1868 estuvo funcionando: todo un record. Los últimos 150 años sólo quedaban en España las Casas de Madrid, Sevilla y la de Segovia. Pero en 1868 fueron definitivamente cerradas las dos últimas, pues en 1861 se había inaugurado en Madrid una gran Casa de la Moneda con maquinaria movida con vapor(1).

El gran edificio segoviano inició su caída en el abandono y el olvido...En 1874 fue vendido y convertido en molino de harina durante cien años. Entonces fue vendido nuevamente a alguien que para nada se ocupó de él... Menos mal que el interés de muchos segovianos logró, tras laboriosas gestiones, devolverle a la vida tras su posterior y cuidada restauración. Hoy día es la muestra de arquitectura industrial más antigua de España. 

Un paseo por su exterior y su interior nos convencerá de lo acertado de esta restauración


Maqueta de la Real Casa de la Moneda

























y siempre junto al río Eresma, testigo y protagonista de toda esta apasionante historia




Para informarse de horarios, visitas guiadas etc. llamar a
Dirección: Calle la Moneda, s/n, 40003 Segovia
Teléfono:921 47 51 09

Centro de Recepción de Visitantes - Central de Reservas
Azoguejo, 1, Segovia  Tel.: (+34) 921 - 466 720  /  21
www.turismodesegovia.com  /  info@turismodesegovia.com


(1) La primera Casa de la Moneda de Madrid estuvo situada en la Calle Segovia, pero por el tamaño de las máquinas hubo de trasladarse en 1861 a otro edifcio más amplio en la Plaza de Colón. En 1964 otro traslado la situó en la calle Jorge Juan 106; en su mismo edificio está el Museo de la Moneda considerado de los más completos del mundo. En 1970 se derribó el de la Plaza de Colón y en su solar se encuentran ahora los Jardines del Descubrimiento y el Centro Cultural de la Villa.

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons