martes, 28 de febrero de 2017

El mar


San Sebastián, el "Peine de los Vientos" de Chillida
Cuando hace un rato he visto en la televisión la enorme fuerza con que las olas del mar Cantábrico están abatiendo toda la costa norte de España,  me ha costado comparar ese mar enfurecido que arrasa todo lo que encuentra a su paso, con mis recuerdos de tantos veranos de mar tranquilo en San Sebastián, en Gijón, en Zarautz, en Zumaia...

Playa de San Lorenzo en Gijón



 Y también en Gijón, en lo alto sobre el mar, esta otra escultura de Chillida "Elogio del Horizonte"

 "una enorme escultura de hormigón que de espaldas a la ciudad y mirando al infinito, parece abrazar al mar, al aire y dar la bienvenida a los marineros...".

y también dicen que es una escultura "llena de vacío " y que hay que penetrar en su interior para escuchar el eco del mar...



 Y las bellísimas puestas de sol en la playa de Zarautz, y en el fondo Guetaria...




Y la playa al pie del increíble acantilado de Zumaia




En fin, que ahora mismo puedo imaginar que distintos serán estos lugares, con esas olas enormes (en San Sebastián dicen que han llegado a los 20 metros) aunque quizá sean algo más altas las que menciona Manuel Rivas en su artículo titulado Las olas vagabundas (País semanal del 26-2-2017) que en el 2000 una de ellas llegó a alcanzar los 29 m. en Rockall, un pequeño islote solitario en un extremo del Atlántico Norte, más alla del Gran Sol.


Y también el Oceáno estará batiendo bien este lugar, Finisterre, que durante siglos se creyó el Fin de la Tierra, y que poblado de leyendas se conoce como la Costa de la Muerte.


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons



































lunes, 27 de febrero de 2017

Zumarraga y Legazpi

Zumarraga, en la provincia de Guipúzcoa, se encuentra  en el valle del Alto Urola, junto a otros tres municipios, muy característicos: Urretxu, villa medieval, Ezkio-Itsaso, de ambiente rural y Legazpi valle del hierro.



Allí nació, en 1502, Miguel López de Legazpi, colonizador de las islas Filipinas y fundador de Manila, donde falleció en 1572.


Estación de Legazpi. Correspondencia con la Historia. Miguel López de Legazpi.

  El 16 de abril de 2015, Metro de Madrid inició una colaboración con la Real Academia de la Historia, para difundir la figura y la historia de los personajes que dan nombre a las estaciones de la red, en las cuales se han instalado paneles informativos con sus biografías, que pueden ser leídas en su totalidad en este enlace.

 Así que cuando el otro día entré en la estación de Metro de Legazpi, y leí que había sido bautizado en la parroquia de Santa María de la Antigua  de su villa natal, inmediatamente evoqué la gran impresión que nos causó esta preciosa ermita, conocida como "La catedral de las ermitas", y en cuanto llegué a casa busqué las fotos que hice cuando estuve por allí... muy pocas por cierto, porque son de la época de la fotografía analógica, cuando siempre llevabamos en la maleta varios carretes pero íbamos pendientes de no hacer demasiadas fotos para tener para todo el viaje...

Y conservo el oportuno folleto que nos facilitaron en Turismo, donde nos cuentan que:
Es su extraordinario interior, de piedra y madera, el que sirvió de base para considerarla Monumento Histórico-Artistico Nacional. Su rústica construcción, todo un bosque de roble, atrae la mirada del visitante hacia la cubierta, vigas, tirantes, antepecho, tornapuntas, todas ellas adornadas por motivos geométricos, cabezas femeninas, y utensilios que forman parte de la cultura vasca.



 Silenciosa guardiana del valle desde tiempos lejanos, aún hoy en día sigue transmitiendo a sus visitantes el asombro por su inigualable belleza interior.


 Su aspecto delata su función como lugar de culto en siglos anteriores al s. XVI (1576) en el que dejó de ser punto de referencia importante al trasladarse la vida parroquial al núcleo urbano

 

 La patrona de la Villa, Santa María de Zumarraga, situada en el altar mayor.

Por su situación dominante y su austero y sencillo exterior se cree fue construída sobre un antiguo fuerte defensivo del siglo XII. Las primeras noticias de la iglesia datan del año 1366 y fue la parroquia del pueblo hasta 1576. 
 
El día 2 de julio, con motivo de la festividad de Santa Isabel, se celebra una romería en la que los vecinos de la zona suben hasta la ermita y, al finalizar la misa, se baila ante el altar la antigua Danza de las Espadas, la conocida Ezpatadantza de Zumarraga

 

 En su porticada Plaza Mayor se alza el monumento a Legazpi, inaugurado el 2 de octubre de 1897, obra del gran escultor Aniceto Marinas (Segovia, 1866 - Madrid, 1953)  y de los fundidores Masriera y Capins. 

Legazpi y Urdaneta y el "Galeón de Manila" 

 Una de las muchas consecuencias de la llegada de Legazpi y de Andrés de Urdaneta (tio de Legazpi, cosmógrafo, explorador y religioso agustino, nacido en Odizia h. 1508 y fallecido en ciudad de México en 1565) a Filipinas, fue que Urdaneta descubrió y documentó  la ruta a través del océano Pacífico, desde Filipinas hasta Acapulco. La línea Manila-Acapulco-Manila fue una de las rutas comerciales más largas de la historia, y funcionó durante dos siglos y medio. El último barco zarpó de Acapulco en 1815

Posteriormente las mercancías orientales del Galeón de Manila desembarcadas en Acapulco, eran a su vez transportadas por tierra hasta Veracruz, donde se embarcaban en las Flotas de Indias rumbo a España. 

  .Casi 50 años después de la muerte de Cristóbal Colón, los galeones de Manila finalmente cumplieron su sueño de navegar rumbo al oeste para llegar a Asia a fin de beneficiarse del rico comercio con el océano Índico.

  Y es emocionante comprobar como la cerámica española de Talavera llegó a México, concretamente a Puebla y a Cholula y allí prendió dentro de la tradición cerámica que ya existía en ambas ciudades y fue enriquecida, tanto por las propias aportaciones como por las que llegaron a Acapulco procedentes de China en el galeón de Manila. El resultado fue verdaderamente espectacular. Los siglos han pasado, tantas cosas han cambiado en el mundo, pero la cerámica de Talavera de la Reina sigue allí vigente. Tuvimos ocasión de verlo en Madrid en una magnífica exposición en 2008 en el Museo de América, titulada "Talaveras de Puebla".


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

jueves, 16 de febrero de 2017

Navarra más lugares inolvidables

Desde Olite no hay que dejar de ir a Ujué



Ha pasado tiempo,  pero no puedo olvidar el bello emplazamiento de este pueblo, cuando te acercas a él, 



y el susto de entrar con coche por sus estrechas calles hasta que llegas al "centro de la villa", y lo dejas en una pequeña placita y empiezas la "ascensción" hasta su iglesia-fortaleza  que es toda una pasada, por su ubicación y por su paulatino descubrimiento a través de escaleras, arcos, murallas, pasadizos... y rodeada de un claustro-mirador  de grandes perspectivas, que uno no sabe donde mirar...



 Me dejó también muy buen recuerdo la limpieza del pueblo y los buenos lugares para comer sin desentonar del entorno... pero lo mejor de todo es que es un pueblo que ha sabido revivir de sus cenizas pues, como luego leí en el imprescindible libro que oportunamente me compré, fue un pueblo muy castigado por sus duras y aisladas  condiciones geográficas que no le evitaban, en cambio, los duros impuestos reales que a todos los sitios llegaban...

Santa María la Real de Uxué, h. 1190, y cubierta de plata en la segunda mitad del XIV
   Pero un buen día una paloma descubrió, a un pastorcillo, una pequeña imagen de la virgen oculta en la oquedad de una gran roca... y allí levantaron el templo que ahora vemos y eso les puso en el camino de la recuperación de su propia autoestima y como consecuencia de la permanencia del pueblo, que dicen tomó su nombre del de Uxoa, que quiere decir "Paloma". 

De "Rutas con encanto" EL País 1999. Navarra medieval


Santa María de Eunate 
 
 Una enorme sorpresa en medio de la nada... una pequeña y solitaria iglesia, de planta octogonal, construída en el siglo XII que emociona... Situada a dos kilómetros del pueblo de Muruzábal, en la comarca de Puente la Reina (a 26 km. de Pamplona a cuya merindad pertenece) y cerca del Camino de Santiago que procede de Somport.

El ábside de cinco lados y el lucernario al que se asciende por una escalera de caracol y en el cual al parecer se encendia una antorgcha, a modo de faro, para guiar en la noche a los peregrinos

Un oportuno cartel nos cuenta que:

 

La ermita de Santa María de Eunate, se encuentra discretamente apartada de la ruta jacobea, identificada como iglesia de Templarios, hospital sanjuanista o iglesia cementerial a cuya sombra recibían piadosa sepultura los peregrinos muertos en el Camino. Sin apoyo documental, su origen pudo ser durante el reinado de Sancho VI el Sabio de Navarra (1150-1194). Su estructura es de planta octogonal, cuyo abside sustituye el octavo lado y cuya bóveda sostienen ocho nervios cuadrangulares que confluyen en el centro sin clave común, El centro de la cubierta lo ocupa una espadaña. Su singularidad, misterio y belleza la hacen merecedora de un alto en el Camino.
Cuatro son los itinerarios que conducen hacía Santiago y que en Puente La Reina confluyen en uno solo". Aymeric Picaud, Codex Calistinus, siglo XII
 En el siglo XI Doña Mayor de Navarra mandó construir, o quizá reconstruir el puente sobre el río Arga para facilitar el tránsito de peregrinos.  Desde entonces Gares se conoce como "Ponte de Arga" o "Ponte Regina".
Puente La Reina/Gares, debe su existencia al paso de peregrinos; hay noticias de pobladores francos desde 1090. Su calle principal coincide con la Ruta Jacobea.


Cuando la visitamos, un letrero clavado en su puerta de acceso (no parece la mejor forma) hacía a los visitantes unas bellas recomendaciones:

 Estas piedras fueron puestas para el silencio,
este espacio es para la reflexión,
este lugar es para la oración.
No sólo abras los ojos como un turista,
o todos los sentidos como un peregrino,
abre el corazón como hombre o mujer que busca.
Entra con cuidado y respeto,
entre estas piedras están recogidos muchos siglos,
muchos silencios,
muchas oraciones.




Todo el conjunto está abrazado, como hemos visto en las fotografias, por una arqueria, también de ocho tramos, que la distingue de cualquier otra iglesia y que se piensa (no hay apenas documentación) que se construyó con motivos procesionales.

 
Su construcción es de cuidada sillería y son muy armónicas todas sus decoraciones


Su interior, que vimos en semipenumbra, es bello e íntimo, con un ábside semicircular que, como hemos visto es pentagonal en su exterior.



Su tranquila soledad sólo se ve alterada cuando se celebra la fiesta grande de la Cofradia de Nuestra Señora de Eunate, el último sábado de mayo. La Cofradía se cree funcionó desde los orígenes, pero sólo hay documentación desde el siglo XV, se extinguió a principios del XIX y ha vuelto a establecerse en los años noventa del pasado siglo.


Iglesia del Santo Sepulcro en Torres del Rio

La villa de Torres del Rio está situada en la merindad de Estella. Su término municipal es de unos 12 km. a ambos lados del rio Linares. La iglesia del Santo Sepulcro se encuentra pues en el Camino de Santiago, pero pese a esta privilegiada situación y a su belleza, pasó durante siglos bastante desapercibida y son pocas y escuetas las referencias que se habían hecho de ella

 Fotografia obtenida del libro "Torres del Río. Iglesia del Santo Sepulcro" de Javier Martínez de Aguirre y Leopoldo Gil Cornet, nº 34 de la Colección Penorama. Editado por el Gobierno de Navarra en 2004. Fotografia de Larrión/Pimoulier.

 Empezó a ser valorada a partir del paso, por el Camino de Santiago, de la hispanista americana Georgiana Goddard King, que visita la iglesia y queda muy sorprendida pues no tenía referencias de ella...La estudia detenidamente y la incluye, en 1918 y 1920, en dos de sus obras, con lo cual empezó a ser más conocida por los expertos y a ser analizada y estudiada por muchos especialistas. Ella vinculó su construcción a la Orden del Santo Sepulcro (llamados en su origen sepultristas) una de las cinco que se instituyeron en los Santos Lugares, junto a las del Temple, San Juan de Jerusalén, Los Caballeros Teutónicos y los Lazaristas. 


La presencia sobre la puerta de acceso de esta cruz patriarcal de doble traviesa, que era uno de los distintivos que llevaban estos Caballeros sobre el pecho, fue uno de los datos que guió sus investigaciones.

Hasta ese momento había un corriente que afirmaba que todas las iglesias medievales de planta circular o poligonal  (como la de Eunate) eran imitaciones del Santo Sepulcro de Jerusalén realizadas por la Orden Templaria. Estudios posteriores sobre la arquitectura empleada por dicha orden militar desmontaron esta idea y avalaron la de Goddard King.
En 1991 Nikolas Jaspert confirmó la pertenencia de esta iglesia, en  sus primeros tiempos, a la orden canonical sepulcrista.

La magnifica y característica bóveda. Fotografía obtenida del ya citado libro
Durante la Alta Edad Media la cruz, símbolo por excelencia de la fe cristiana, fue presentada de muy distintas maneras. La longitud y remates de sus brazos, el número y ubicación de los travesaños, la presencia o no del Crucificado, la incor-
poración o no de gemas, la forma y color de la madera, etc., 






El altar mayor lo preside únicamente esta emocionada talla de mediano tamaño (98 cm.), Clara Fernández-Ladreda lo ha estudiado de manera monográfica  y dice (pag. 84) 
Típico ejemplar románico: semidesnudo - cubierto tan sólo por el paño de la pureza - barbado, conservando aún la corona -simbolo de su triunfo sobre la muerte- pero ya muerto, con la cabeza doblada sobre el hombro derecho, los ojos cerrados, los hombros ligeramente flexionados y un cuerpo que ha perdido parte de su rigidez (...) Los clavos independientes para cada pie, que se apoyan sobre el supedáneo, el esmero con que está trabajado el toráx y el paño de pureza (con nudo sobre el costado derecho y borde inferior diagonal, nos habla de un escultor de calidad. Los adornos florenzados de la cruz resultan normales en esas fechas (...) A esta talla le convendría una datación sobre la tercera década del XIII.

La iglesia tiene multitud de detalles que merecen una detenida contemplación. Por ejemplo, está ménsula del norte del ábside representa la cabeza de una gran fiera que, entre sus puntiagudos dientes, sostiene sostiene a un perro sin cabeza. Conserva restos de policromía y recuerda a algunas de la catedral de Salamanca que soportan figuras erguidas en los arranques de las bóvedas (pág. 68)

Nota. Además del libro ya citado, es muy interesante, para profundizar más en el tema, entrar en este enlace   sobre "La Santa Cruz y el Santo Sepulcro: formas y espacios románicos" de Javier Martínez de Aguirre. Universidad Complutense de Madrid.


El Roncal
 
Y termino con una sola imagen, la del impresionante mausoleo que Benlliure realizó para cobijar los restos de Gayarre en el Roncal, ... y como en tantas ocasiones, una imagen vale más que mil palabras...


Pero para quien prefiera profundizar más en esta maravilla
recomiendo entrar en este enlace 

 Espero/deseo poder regresar a Navarra y volver a visitar tantas cosas que me resultaron inolvidables y otras que no llegué a conocer. 


 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

lunes, 13 de febrero de 2017

Navarra lugares inolvidables

Navarra es una Comunidad Foral Autónoma de pequeño tamaño, pero de muy grande historia y enorme belleza en sus paisajes, tan variados, y en sus monumentos artísticos Parece que su nombre deriva del vocablo "naba" que significaba "tierra llana rodeado de montañas". El norte es montañoso dominado por los Pirineos y el sur (más extenso) por las llanuras aluviales del valle del Ebro.

Parque Natural de las Bardenas Reales

Monumento natural de Castildetierra
y como ejemplo tenemos las esteparias Bardenas Reales que se extiende por el sureste de Navarra y tres localidades aragonesas,  declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.  Un alucinante paisaje.

 

 Camino de Santiago, Roncesvalles

Su estratégica situación convirtió a Navarra en paso obligado (junto con Somport en Aragón, que luego ambos caminos  se unian en el navarro pueblo de Puente la Reina y se hacían uno) para los miles de peregrinos europeos que se dirigian a Santiago de Compostela, buscando el perdón por sus pecados, desde que, a mediados del s. IX, se conoció que allí habia aparecido milagrosamente el cuerpo del apóstol.




Y entraban en España por Roncesvalles, Así se mezcló la religiosidad con la leyenda...pues por allí aún resonaba el eco del "olifante" con qué Roldán llamó, ya demasiado tarde, a su tio Carlomagno para que viniera en su ayuda en el 778...


















Ahora me han dicho que hay un grupo escultórico de Roldán caído junto a su caballo, para hacer más visible la historia narrada en Francia en la inmortal,  La Chanson de Roland, el más antiguo de los cantares de gesta románticos, de finales del siglo XI o inicios del siglo XII, donde se narra (tres siglos después de los hechos) la derrota del ejército franco en la batalla de Roncesvalles, el año 778, a mano de los vascones, habitantes de la zona...y que en el Cantar se convirtieron en sarracenos, los enemigos de aquel momento.

El citado monumento al parecer está situado muy cerca de esta pequeña iglesia dedicada precisamente a Santiago, de estilo gótico primitivo realizado en el siglo XIII y que fue iglesia parroquial hasta el siglo XVIII. Pero la joya de Roncesvalles, además de su leyenda y su paisaje, es la Real Colegiata de Nuestra Señora de Roncesvalles


Al ser paso de peregrinos se construyó en la zona, en 1127, un monasterio-hospital y una iglesia, pero siendo el lugar elegido (el alto de Ibañeta) demasiado expuesto a las temperaturas extremas que allí se registraban, se trasladó a este lugar algo más resguardado donde los reyes de Navarra García V Ramirez (1134-1150) y Sancho VI el Sabio (1150-1194) edificaron un complejo que sirviera de refugio y apoyo a los peregrinos. Más tarde,  bajo el reinado de Sancho VII el Fuerte (al parecer era un gigante de 2,25 de altura y herculea fuerza) se levanesta Colegiata, de planta basilical,  consagrada en el año 1219.  


 Este pequeño y severo claustro de la Colegiata sustituyó a otro anterior que en el año 1600 fue hundido por la nieve y que, al parecer, era muy diferente pues era comparable al de la catedral de Pamplona

Claustro gótico de la catedral de Pamplona que sustituyó hacia 1280 al anterior románico de aprox. 1110
 El Palacio Real de Olite



Otro de los lugares diferentes e inolvidables que visité hace años en Navarra, es el Palacio Real de Olite, que no se parece a ningún otro...

Panorámica del Palacio en  " Rutas con encanto" que publicó el País en 1999
Desde la parte nueva el castillo antiguo, convertido hoy en Parador Nacional


En un principio, cuando fue construído en los siglos XIII-XIV tenía carácter cortesano pero sobre todo militar, pero a finales del XIV subió al trono Carlos III "el Noble"
(1387-1425)  y decidió ampliarlo, para convertirlo en el Palacio de los Reyes de Navarra, y olvidando el rigor de edificios similares, creó algo diferente, dinámico y estimulante.

 

Una gran parte la dedicó a jardines, incluso colgantes y en ellos se cultivaba todo tipo de plantas con un complejo y novedoso sistema de riego.

Esta es la famosa morera de Olite, de 9 m. de altura y 1,22 m. de diámetro de base, que fue declarada Monumento Natural de Navarra en 1991, y que da nombre a uno de los patios del Palacio.

  y también habia un pequeño parque zoológico. Y aún podemos contemplar la tapa con forma de huevo que cubre un pozo del hielo de unos ocho metros de profundidad. La admiración que todo ello producía la resumen las palabras que, un viajero alemán del s. XV, escribió en su diario (que todavía hoy se conserva en el British Museum de Londres)
Estoy seguro de que no hay rey que tenga palacio ni castillo más hermoso, de más habitaciones doradas...no se puede imaginar cuán magnífico y suntuoso es dicho Palacio 
Entrada a la Iglesia de Santa María


 Pero desgraciadamente no le duró mucho este esplendor, las guerras que asolaron Navarra desde mediados del s. XV fueron sucesivamente sumiéndole en la ruina y el abandono y su remate fue el incendio que durante la Guerra de la Independencia, en 1813, provocó el general Espoz y Mina para evitar que las tropas francesas se hicieran fuertes en el castillo.

Tanta belleza arruinada impresionó vivamente a Gustavo Adolfo Bécquer, que lo reflejó en El castillo Real de Olite.  Notas de un viaje por Navarra, publicada en el Museo Universal el 11 de marzo de 1866,  y dice que:
 “Para el soñador, para el poeta, suponen poco los estragos del tiempo; lo que esta caído lo levanta; lo que no se ve lo adivina; lo que ha muerto, lo saca del sepulcro y le manda que ande, como Cristo a Lázaro”. 
 También ese mismo año y en el mismo medio Bécquer escribió una bella recreación de Roncesvalles 

La restauración llevada a cabo por la Diputación Foral de Navarra bajo la competencia de los arquitectos José y Javier Yárnoz Larrosa, en el pasado siglo XX,  ha permitido poder visitar y disfrutar de este lugar que es diferente a cualquier otro..  

El Palacio Real de Olite es escenario único, desde finales de julio a primeros de agosto, de su Festival de Teatro Clásico, 

Seguiremos en breve hablando de otros bellos lugares que Navarra nos ofrece. 

 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons