martes, 16 de septiembre de 2008

México: Los cenotes de Yucatán


Cuando en julio contaba mi visita a la Expo de Zaragoza, decía que "yo llevaba en los ojos y en el corazón muchas bellas sorpresas que, precisamente con relación al agua, había descubierto en México" e incluía esta fotografía...
Se trata de un fenómeno geológico único, que se da especialmente en la península de Yucatán y que es de una gran belleza...Se conoce como CENOTE y en una publicidad reciente sobre turismo en México he leído un eslogan muy oportuno: dice que son "Las piscinas de los dioses"...

Efectivamente, cuando te asomas a ellos te inunda la sensación de irrealidad, de magia, de algo sobrenatural...quizá sea la hondura, el color del agua por los efectos de la luz, las raíces que buscan el agua...Es una visión fascinante.


La explicación geológica a tan insólita belleza es que Yucatán es una enorme plancha de piedra caliza y carece de ríos en la superficie, pues el agua se filtra y es su subsuelo el que está recorrido por ríos subterráneos...Cuando la capa caliza se rompe o se hunde se crea un CENOTE y así se abre un acceso a ese irreal mundo acuático.


Se calcula que hay entre 7.000 y 8.000 CENOTES en Yucatán y muy pocos están explorados...pero entre los descubiertos los hay preparados para poder acceder y ser disfrutados, pudiendo incluso hacer submarinismo en algunos, pero siempre bajo control, pues no dejan de ser poderosas corrientes submarinas.



El nombre de CENOTE procede de la voz maya dz´onot o tzonot, que significa sagrado, en clara referencia al uso que los mayas hacían de los cenotes como lugares sagrados

Muy interesante consultarwww.arqueomex.com/S2N3nCENOTES83.html
con información de la prestigiosa revista "Arqueología mexicana" (nº 83)

lunes, 1 de septiembre de 2008

México: Veracruz, Xalapa




Y ahora nos vamos a la ciudad de Xalapa, capital del Estado de Veracruz y lo primero que hacemos es extasiarnos ante su telón de fondo…Por un lado el llamado “Cofre de Perote”, un volcán extinguido, con un original cráter de cuatro lados, de 4.282 msnm. (metros sobre el nivel del mar) en cuyas estribaciones está situada la ciudad.


Y por otro lado, el más lejano pero aún más impresionante volcán, Pico de Orizaba o Citlaltépetl, su nombre original en náhuatl y que significaba “Pico de la Estrella”. Su altura es de 5.650 msnm. y es el más alto de México y el tercero de Norteamérica. Por su casi perfecta forma cónica es considerado unos de los volcanes más bellos y mejor formados de la tierra.

Con estos “gigantes” tan próximos no es extraño que se queden enganchadas las nubes que llegan del Golfo de México y que las lluvias que provocan conviertan a Xalapa en un paraíso de verdor…¡en cuanto sale el sol!


Desde Xalapa nos acercamos al cercano Xico, un pueblo encantador, situado en las faldas del Cofre de Perote, de largas y coloridas calles muy rectas y pintadas y alegres iglesias; al final del pueblo, por un ancho camino que es todo verdor


rodeado de cafetales


y de plataneras que les dan la necesaria sombra


llegamos hasta la cascada de Texolo que primero contemplamos desde un bonito mirador


y luego ascendemos hasta su cabecera




Para ello es necesario pasar por un elevado puente que da un poco de vértigo


Y contemplar el esqueleto de otro, sobre el abismo, digno de una película de Indiana Jones…


Luego seguimos caminando hasta otra cascada, menos espectacular de altura pero con mucho caudal y en un paraje precioso


Además tiene una emotiva historia…la llaman “de la monja” porque allí murió ahogada una religiosa que intentó, inútilmente, salvar a una niña que se estaba ahogando…


Esta heroica acción es recordada en el vecino pueblo de Teocelo en una sentida lápida que dice así:

“ La excelsa madre Águeda Gallegos y Casillas, de auténtico heroísmo se arrojó al río de Teocelo, para salvar la vida de su alumna, la niña Silvia Sánchez, de escasos 9 años de edad, que accidentalmente cayó a la impetuosa corriente que arrebató la existencia de Águeda y Silvia. La madre Agueda Gallegos y Casillas falleció el 2 de agosto de 1952. Fue domingo”. Colegio Vasco de Quiroga.


Leemos un aviso que sabiamente recoge dos imprescindibles consejos: Hay que cuidar el agua…pero también cuidarse de ella...

Como el lugar es precioso nos quedamos un buen rato contemplando y escuchando toda la belleza de la Naturaleza
Cuando partimos de Xalapa, desde la estación de autobuses, el Orizaba aparece, entre las nubes, para desearnos un buen viaje…¡y nosotros le prometemos volver muy pronto!

Y quiero agradecer a Enrique y Mónica el cariño con que preparan siempre nuestros viajes a México y a Enrique-padre y a Violeta que, incansables, siempre nos descubren y acompañan a nuevos y hermosos lugares... y a todos los encantadores amigos que tanto nos cuidan y tan gratos ratos nos hacen pasar: Viky, Paco, Eleonora, Miguel, Maru, Alejandro, Juan, Marta y sus hijas: Victoria, Aurora y Leonora; Miguel, Alejandra, Mercedes, Luis, Silverio, doña Berta...
Para todos vosotros un gran recuerdo y una gran sonrisa


Foto del Museo de Antropología de Xarapa. No hay que dejar de visitarlo