viernes, 3 de julio de 2015

ÁVILA, EDADES DEL HOMBRE

SANTA TERESA EN LAS EDADES DEL HOMBRE de ÁVILA

Esta edición extraordinaria de las "Edades" (la última ha sido en 2014 en Aranda de Duero, y en 2013 se cumplieron 25 años de la primera que fue en Valladolid en 1988) está dedicada exclusivamente a la figura de "Teresa de Jesús, maestra de oración" y  sus sedes son Ávila, lugar de su nacimiento, y Alba de Tormes, lugar de su muerte.

Ávila nos abre las puertas de sus murallas

 En Ávila concretamente se reparte en tres lugares: el convento de Nuestra Señora de Gracia, la capilla de Mosén Rubí y la iglesia de San Juan. 






 Una espléndida iconografía  sobre la vida, la obra y la época de Teresa, conservada en las clausuras de la Orden y en catedrales, iglesias,capillas y museos de toda España, nos ayuda a seguir toda su trayectoria.

 


El convento de Nuestra Señora de Gracia, fue al que la condujo su padre para su educación, y allí fue donde conoció el Carmelo y nació su vocación religiosa.




El segundo capítulo es en la asombrosa y desconocida capilla de Mosén Rubi...una auténtica joya que muy pocas veces puede visitarse pues es una fundación privada según nos informan

Edades del Hombre Ávila

Foto obtenida en http://www.edadesdelhombreavila.es/2015/02/capilla-de-mosen-rubi.html

Su origen es un piadoso beaterio fundado por doña Aldonza de Guzmán, que posteriormente, en 1512, se convirtió en  un Hospital para pobres con capilla funeraria aneja, que mandó construir su sobrina, y heredera del patronazgo, doña María de Herrera  que yace aquí junto a su marido, Andrés Vázquez de Dávila, en un gran mausoleo de alabastro.

 El patronazgo pasó más tarde a don Diego de Bracamonte (casado con una hermana de don Andrés Vázquez) que, por alzarse contra la política recaudatoria decretada por Felipe II, fue ejecutado, el 17 de febrero de 1592,  en la cercana plaza del Mercado Chico, siendo sus restos velados en esta capilla. Fue sucedido por su hijo (sobrino de los fundadores) Mosén Rubí de Bracamonte que, finalmente, es el que le ha dado su nombre.





Todo sorprende al entrar en la capilla, especialmente su preciosa cabecera gótica (atribuída al maestro cantero Pedro Campero) y sus bóvedas cubiertas de esa preciosa piedra obtenida en las canteras de La Colilla, de la que ya hemos hablado cuando visitamos la catedral. 


Foto obtenida de www.avilaturismo.com

 Su exterior fue siendo modificado con el paso del tiempo y como tantos monumentos presenta una notable mezcla de estilos. 

Muchos de estos datos hemos podido conocerlos gracias al muy documentado artículo de José María Parrado del Olmo (Universidad de Valladolid)
dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2690710.pdf

 En 2003 el conocido autor Juan García Atienza, publicó la novela "El compromiso" cuyo personaje central es Mosén Rubí y esta capilla, relacionados ambos, según el autor, con la Orden del Temple...Otros autores lo vinculan a la Masonería...pero no parece que ninguna de estas ideas sean ciertas.




Maestra de oración. Elena Laverón 2015

El tercero y último capítulo es en la iglesia parroquial de Santa María, en la Plaza del Mercado

 


 allí donde la bautizaronel 4 de abril de 1515,
miércoles santo.

 



En ninguno de los tres espacios visitados está permitido hacer fotografias. Pero hay (además del magnífico catálogo claro) una muy práctica guía de mano (creo recordar que cuesta dos euros) donde, además de un preámbulo explicativo de lo que en cada uno de estos espacios se evoca, se especifica cada una de las obras de arte que  se expone, con nombre de autor, siglo de realización, material y técnica empleada, tema que representa y lugar de procedencia. Hay 8 fotografías de las 144 obras de arte que pueden verse en Avila, y 3 más de las 61 que se exponen en Alba de Tormes.

Lo ha editado la Fundación Las Edades del Hombre, los textos son de Juan Dobado Fernández, ocd. Y las fotografias de José Luis Municio García.



 

"San Pedro de Alcántara confesando a Santa Teresa" ¿Taller napolitano? Último tercio del siglo XVII. Madera policromada. Santuario del Santo Cristo Ecce Homo. Bembibre (León). Diócesis de Astorga.
 Expuesto en la capilla de Mosén Rubí


 
"Cristo atado a la columna". Gregorio Fernández. 1625. Madera tallada y policromada. Monasterio de San José. MM. Carmelitas Descalzas, Calahorra (Logroño)
Expuesto en la Iglesia de san Juan Bautista. 



Es muy aconsejable no irse de Ávila sin hacer el recorrido de su entrañable trenecito turístico




Y si luego nos vamos desde su Estación de Renfe, comprobaremos que, según la Dirección General del Instituto Geográfico y Estadístico, Ávila está a 1.132,9 metros de altura sobre el nivel medio del Mediterráneo en Alicante, lo cual la convierte en la capital de provincia con mayor altitud de España 





Nos alejaremos de Ávila pensando en regresar pues nos quedan muchísimas cosas que ver












Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons



























domingo, 28 de junio de 2015

ÁVILA Y SU PATRONO SAN SEGUNDO



SAN SEGUNDO PATRONO DE ÁVILA

 

 He vuelto a Ávila para visitar los espacios donde este año 2015 se presentan las "Edades del Hombre", dedicadas a Santa Teresa 


 


Pero antes de iniciar la "ruta" que conduce a visitar las tres sedes de las Edades, una puerta entreabierta, junto al "cimborrio" de la catedral, en la propia muralla, y que siempre he visto cerrada, ha despertado mi curiosidad. 

Es la Capilla dedicada a San Segundo, nada menos que el Patrón de Ávila, y que representado en un retablo de alabastro ocupa lugar destacado cerca del altar mayor en la propia catedral.









La capilla en cuestión, a la que se puede acceder desde la capilla de san Esteban, en la girola de la catedral o desde el exterior, fue edificada a finales del XVI (eliminando uno de los cubos de la muralla) para albergar unos restos, encontrados en 1521, en una pequeña ermita de extramuros cerca del río Adaja. 


Avila - Ermita de San Segundo 5.jpg
Ermita de san Segundo Foto obtenida de Wikipedia


La tumba descubierta al hacer unas obras tenía la inscripción "Sanctus Secundus",  lo cual se interpretó como confirmación de una piadosa tradición que hacia de San Segundo, uno de los siete varones apostólicos enviados por San Pedro y San Pablo para evangelizar Hispania, el primer obispo de Ávila.

Así que fue nombrado su Patrono, junto con Santa Teresa y la Virgen de Sonsoles. El 2 de mayo se celebra su fiesta,  con lucida romería y procesión desde la ermita de su enterramiento, donde se encuentra una preciosa escultura obra de Juan de Juni, hasta la Capilla de la Catedral donde reposan sus reliquias.  












El retablo donde se guardan es obra de José Benito de Churriguera en 1716

















Esta preciosa puerta comunica con la catedral


Así, dejándonos guiar por la curiosidad, hemos conocido algo más de Ávila... ahora nos alejamos 





































  Camino del Convento de Gracia



  que es el primer "Capítulo" de las Edades dedicadas a Teresa de Ávila




 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

jueves, 25 de junio de 2015

ZAMORA ROMÁNICA (y 3)

ZAMORA ROMÁNICA

Hay que perderse por sus calles

 Una de las características de Zamora es la de su patrimono arquitectónico que, desde el lejano siglo XI, la convirtió en la  "ciudad  del románico" y que aún hoy dia nos permite seguir, por toda ella, una ruta que nos hará ir descubriendo, tranquilamente, sus preciosos ábsides, sus insólitos capiteles, sus ricas portadas, sus torres-campanario, y sus umbríos interiores, que serenan la mente y   elevan el espíritu.
  

Y encontraremos belleza


Hay iglesias del pleno Románico, es decir, aquellas que se construyeron entre el final del siglo XI y comienzos del XII como Santo Tomé, Santa María la Nueva, San Cipriano, San Claudio de Olivares o Santiago de los Caballero y otras del Tardorrománico por ser de las últimas décadas del siglo XII y comienzos del XIII, como San Juan de Puertanueva, Santiago del Burgo o San Esteban. Y están Santa María Magdalena y la Catedral... No hay otra capital de Europa que pueda presentar un contenido semejante.


iglesia de San Claudio de Olivares, de las más antiguas de Zamora. Monumento Nacional desde 1931. Este capitel es famoso por representar una pareja de centauros con arco y lanza y una sirena. Foto obtenida de Wikipedia



Insólita portada con capitel
 "pinjante"



La Iglesia de la Magdalena, construida entre el XII 
y el XIII tiene una de las más bellas portadas 
románicas. Monumento Nacional desde 1910





No pude hacer fotos de su gran  interior,
 pero en este enlace puede verse 
y merece la pena hacerlo.



Fachada románica  de la Catedral del Salvador.
  Esta catedral empezó a edificarse en 1151 y 
se consagró en 1171, con lo cual llegó a 
ser un templo románico totalmente 
armónico...Pero sucesivas restauraciones 
y obras de acuerdos con los estilos predominantes
en las siguientes época han cambiado su 
aspecto tanto interior como exterior... 
Afortunadamente esta puerta del crucero 
interior mantiene toda su pureza románica. 



Pero la que constituye su imagen
más preciada es la cúpula de la 
catedral "Un gran tambor al que se 
abren 16 ventanas y sobre él 
un casco de gallones cubierto
de gruesas escamas; en sus 
esquinas cuatro torrecillas con 
ventanas y cubiertas por 
semiesferas también cubiertas 
de escamas"


 
 Y completa este gran conjunto la recia 
torre del campanario




Una ciudad para visitar y conocer más 
a fondo; una ciudad a la que regresar.

 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

miércoles, 17 de junio de 2015

ZAMORA UNA CIUDAD SERENA (2)



 ZAMORA "LA BIEN CERCADA"




 La ciudad sobre la “peña tajada”, entre 26 y 32 metros de altura sobre el Duero.

 La guía de "Turismo de  Zamora 2015" se inicia así: “La ciudad se encuentra situada sobre una meseta rocosa en la margen derecha del río Duero. Esta meseta consigue excelentes defensas naturales pues sus laderas están cortadas en vertical sobre el cauce del río y fue una plaza inexpugnable en los tiempos en los que hizo de frontera entre cristianos y musulmanes”.

 

Se identifica al pueblo celta de los vacceos como el de sus primeros habitantes durante la Edad del Hierro, cuando ocuparon un castro en esa ya citada meseta rocosa  sobre el Duero. Se han encontrado escasos restos de este poblamiento aunque parece ser que se mantuvo cuando llegaron los romanos, que también se instalaron aquí, dándole el nombre de Ocelum Durii “ojos del Duero” (también dicen otros investigadores que podía significar peñasco preminente (hoy se llaman las Peñas de Santa Marta) y aquí construyeron un puente sobre el rio que permaneció hasta los inicios del XIV y del que aún se ven los restos



Desde ambas orillas los restos del puente
sobre el río (pinchar para ampliar)




Y en recuerdo de las cruentas luchas por evitar la  expansion romana, Zamora levantó un monumento a Viriato, el caudillo que  al frente de las tribus lusitanas y celtíberas logró vencerlos en ocho ocasiones, por lo que fue considerado “el terror de los romanos”. 





La bandera de la ciudad es la llamada ”Seña Bermeja” que representa los ocho jirones que Viriato, tras cada una de las victorias, arrancaba de los rojos estandartes romanos colgándoles en su lanza, y así los vemos en el  escudo de la ciudad sujetos por "el brazo de Viriato".


En el escudo también aparece el puente romano de Mérida sobre el río Guadiana, simbolizando la toma de esta ciudad en 1227 por las mesnadas zamoranas dirigidas por Alfonso IX de León (que había nacido en Zamora en 1171).

No se sabe realmente donde nació Viriato, si en Portugal o en España, pero si que luchó por la libertad de ambos pueblos con gran valor una vez que logró escapar de la trampa que tendió a los lusitanos el pretor Galba, a quien, en el 151 a. C. le habia sido encomendado el gobierno de la España Ulterior.  Dicen los historiadores que con vil engaño y falsas promesas consiguió reunir a mas de 30.000 lusitanos desarmados y repartirlos en tres campamentos…y dicen que unos 9.000 fueron acuchillados y mas de 20.000 vendidos como esclavos…Galba fue posteriormente juzgado por estos hechos, y por haber retenido personalmente gran parte del botín por la venta de esclavos…pero “gracias a su aristocrático origen, al cohecho y a su probada elocuencia, logró la absolución”. Pero al menos, y por  la denuncia del tribuno de la plebe, Lucio Escritorio Libón, se consiguió que se aprobara una ley que ordenaba el rescate de los lusitanos vendidos  y “poco después el Senado aprobó otra ley que iba especialmente dirigida contra los gobernadores culpables de concusión”  (si leemos el significado de esa palabra comprobaremos que desde luego tampoco en política hay nada nuevo bajo el sol...). 

 Al final, la traición de tres de sus capitanes, sobornados por los romanos, terminó con la vida de Viriato en el 139 a.d.C.


La estatua se alza sobre un pedestal de granito de Sayago.
 Al fondo, antiguo Hospital de la Encarnación 
actualmente Diputación Provincial.


























El pintor José de Madrazo y Agudo  en 1807 llevó a un gran lienzo, que podemos admirar en el Museo del Prado, la escena de su muerte.

El monumento de Zamora es obra del escultor Eduardo Barrón González, nacido en Moraleja del Vino (Zamora) en 1858 y fallecido en Madrid en 1911. Con esta escultura obtuvo la medalla de plata de la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid en 1884. Se inauguró en 1904 en un solemne acto presidido por el rey Alfonso XIII.

 Sus conocimientos y trayectoria profesional le hicieron merecedor de los cargos de conservador y  restaurador de la Sección de Escultura del Museo del Prado y fue el autor del primer  catálogo de la colección de escultura del Museo. En 1910 fue nombrado académico electo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Su temprana muerte a los 53 años interrumpió tan importante y esforzada trayectoria y sumió su obra en un inmerecido olvido. Consultando en la inestimable Wikipedia (por cierto, le acaban de conceder el premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional) descubro que su hijo le dedicó un libro, "Eduardo Barrón un escultor olvidado" Madrid 1977 y existe un interesante  blog de un nieto suyo (Evaristo Muñoz Barrón) dedicado a él.

 

Pasaron los siglos, olvidados ya los romanos,  a mediados del s. VIII llegaron los árabes a sus puertas, y la llamaron Samurah “ciudad de las turquesas”. Se convirtió pronto en ciudad fronteriza entre musulmanes y cristianos, sucesivamente en manos de unos o de otros, con lo que eso significa de muerte, destrucción y reconstrucción… Alfonso III el Magno de Asturias en el 893 la repobló y convirtió en la más importante ciudad- fortaleza de los reinos cristianos lo cual  le valió el nombre de “la bien cercada”...Hasta que Almanzor materialmente la arrasó, igual que a todo lo que encontró en su camino, a finales del s. X, en su avance hacía Santiago de Compostela.


Finalmente Fernando I de León y de Castilla (el hijo de Alfonso IX de León y de Berenguela de Castilla) en 1055 la conquistó definitivamente, la repuebla y reedifica y reconstruye las murallas que la habían definido como  "Zamora la bien cercada" para cedérsela luego a su hija Doña Urraca.

 


Y es en este tiempo, hacia 1072,  cuando sucedió un hecho que ha sido perpetuado en el romancero español...o según otros historiadores pertenece todo a la leyenda: la traicionera muerte, a manos del noble zamorano Bellido Dolfos, del rey Sancho II cuando éste intentaba tomar la ciudad gobernada por su hermana Urraca. La posibilidad de que el inductor hubiera sido su otro hermano, Alfonso (luego Alfonso VI), es la que, según los cantares de gesta, habría provocado que uno de los nobles castellanos presentes en el asedio, Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid, le hiciera jurar no haber participado en la muerte de su hermano (la jura de Santa Gadea, Burgos). Estas luchas fraticidas y la bravura de la ciudad durante el asedio a que la sometió Sancho II y que duró siete meses... dio lugar a otro dicho famoso:  No se ganó Zamora en una hora



La leyenda señala este portillo de la muralla como el lugar por donde regresó Bellido Dolfos tras el crimen. Unos lo llaman el Portillo de la traición o otros de la lealtad según estén a favor del rey Sancho o de doña Urraca...


tr








 
Y el Duero siempre la rodea sereno mientras
 la historia sigue...


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons