martes, 26 de julio de 2016

El Monasterio de Sijena en los Monegros

MONASTERIO DE SIJENA

Acabo de oir una noticia sobre la resolución de un pleito para devolver un buen número de obras de arte (de momento al parecer 57)  al Monasterio de Sijena...

Inmediatamente he evocado un estupendo recorrido por los Monegros, en el año  2009, que nos deparó muchas y muy buenas sorpresas, que volqué en varias entradas del blog entre las que se encontraba este singular Monasterio, que tuvo numerosas entradas en su momento.

Por ser ahora mismo una noticia de actualidad traigo aquí el enlace a dicha página:   Monasterio de Sijena

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

 

martes, 19 de julio de 2016

Lerma, Valladolid y el Duque de Lerma




LERMA, VALLADOLID Y EL DUQUE DE LERMA
 
Mercedes en su documentado blog nos ha hablado hace poco  sobre Denia y don Francisco de Sandoval-Rojas y Borja, V marqués de Denia. Me ha descubierto Mercedes, como siempre, muchas cosas que ignoraba de Denia y del marqués, pero también me ha hecho evocar otros lugares donde me he "tropezado" con tan singular y controvertido personaje…Uno de los lugares es  Lerma, en Burgos, y el otro el Museo de San Gregorio en Valladolid.  

 LERMA

Este es el llamado "Pasadizo de los Arcos"  construído sobre 1609  y es el único tramo conservado de los que unían el Palacio Ducal con todas las iglesias y conventos de Lerma, con el fin de facilitar comodamente el acceso del Duque y de sus invitados a las ceremonias religiosas.

Don Francisco de Sandoval nació en 1553 en Tordesillas (Valladolid) y murió en 1625 en Valladolid. Procedía de una familia muy noble aunque al parecer "con más deudas que rentas", pero eso no  impidió que le pudieran situar muy bien en la Corte,  junto al príncipe heredero de Felipe II y de  su cuarta esposa, Ana de Austria, nacido en 1578 y que finalmente llegaría al trono con 20 años, en 1598,  con el nombre de  Felipe III. Para entonces Francisco de Sandoval y Rojas, ya era dueño de su voluntad  y consigude él todo lo que se propuso... 

 En 1599, al siguiente de subir al trono, Felipe III ya le otorgó el título de I duque de Lerma con Grandeza de España.

Así se convirtió en el gran mecenas de esta villa burgalesa donde empleó gran parte de su fortuna en engrandecerla, contratando para ello a los más prestigiosos arquitectos, Francisco de Mora, Juan Gómez de Mora y Fray Alberto de la Madre de Dios.

Creó una Corte paralela a la Real y sus fiestas fueron tan famosas que incluso Lope de Vega, al regresar a Madrid después de acudir como invitado en 1613 a una de ellas, escribió una comedia de enredo titulada "La burgalesa de Lerma", 

Todo viajero que llega a Lerma queda impresionado con su soberbia Plaza Mayor y el magnífico palacio del Duque que la preside, actual Parador de Turismo.


En el año 2007 se ha recuperado parte del interior de este pasadizo donde, por diversos medios, se cuenta la vida del Duque, y los sucesos de la época, así como su ascenso y su caída, y la gran importancia que tuvo la villa de Lerma



Ciudad amurallada que se merece una detenida visita
A tanto llegó su influencia con el monarca que pudo convencerle, en 1601, para que trasladara la Corte desde Madrid a Valladolid... y seis años más tarde de que volviera a instalarla en Madrid...

 Esta "operación urbanística"  le convirtió en el hombre más rico y por tanto más poderoso del imperio... Y naturalmente en el más odiado e investigado para juzgarle y retirarle de su privilegiada situación... y a punto estuvieron de conseguirlo, pero, según decía una copla popular, "El mayor ladrón de España/ para no morir ahorcado/ se vistió de colorado"... En otra "operación" impecable, y siendo ya viudo desde 1603, solicitó insistentemente a Roma el capelo cardenalicio... ya que ese cargo eclesiástico llevaba inherente su inmunidad ante cualquier proceso judicial. Apeló para ello a sus importantes vínculos familiares pues su abuelo materno era san Francisco de Borja, duque de Gandía y otro tío suyo era el Cardenal Sandoval Arzobispo de Toledo. Y lo consiguió en 1618 ...



(No tuvo tanta suerte su estrecho colaborador, conocido como el "valido del valido", don Rodrigo de Calderón, que fue condenado en 1621, por corrupción, a morir ahorcado en Madrid en  la Plaza Mayor) 

También otros historiadores afirman que precisamente el favor del rey y sus enormes riquezas conseguidas hicieron que el Duque de Lerma fuera victima de un complot en el que participó su propio hijo,  el duque de Uceda y el que sería su sucesor, el Conde Duque de Olivares, el cual, ya bajo el reinado de Felipe IV, confiscó todos sus bienes y le mantuvo alejado definitivamente de la Corte, en Valladolid, donde murió en 1625... siendo antecedido por Felipe III que murió en 1621 y por su propio hijo, el duque de Uceda, que lo hizo en 1624.

 El Duque Lerma en Valladolid  

Y aquí es donde me he encontrado también con el duque de Lerma y con su esposa.

Pompeio Leoni (h.1533-1608)  y Juan de Arfe (1535-1603)  FRANCISCO DE SANDOVAL Y CATALINA DE LA CERDA, I DUQUES DE LERMA. 1601-1608 Bronce dorado a fuego. Convento de San Pablo. Valladolid. Desamortización.




Ambas extraordinarias estatuas estaban destinadas al convento de San Pablo, el cual fue muy privilegiado por el Duque que había decidido ser enterrado en él, modificando su espléndida fachada con el añadido de las dos torres laterales y esculpiendo su escudo.



Actualmente se encuentran en la capilla anexa al Museo Nacional del Colegio de San Gregorio y que forma parte del mismo desde 1933. Esta suntuosa capilla fue encargada, en 1486,  por Alonso de Burgos, patrocinador del Colegio,  a los arquitectos Juan Guas y Juan de Talavera, para que albergara su sepulcro. Al formar parte del Museo se instalaron en ella otras importantes obras, como un retablo de Berruguete, y el sepulcro del obispo Diego de Avellaneda de Vigarny. Y las esculturas orantes de los Duques de Lerma.

"A imitación del Rey. Su cuantiosa fortuna y el enorme ascendiente que llegó a alcanzar en la Corte de Felipe III explican la decisión del Duque de Lerma de encargar para sí y su esposa un ambicioso monumento funerario, a imitación del modelo de las esculturas orantes de  Carlos V y su familia, en el panteón de El Escorial. Para ello hizo llamar al mismo escultor que había realizado estas, el excelente broncista milanés Pompeio Leoni , que se hizo cargo del diseño, luego materializado por otro gran artista del Renacimiento español el orfebre y tratadista Juan de Arfe"










Catalina de la Cerda, era hija del IV duque de Medinaceli, y habia nacido en Cigales (Valladolid) en 1551. Se casaron en 1576 y tuvieron dos hijos, Cristobal, I duque de Uceda y Juana casada con el VIII duque de Medina Sidonia.  Catalina falleció en Buitrago en 1603 y aunque ella quería ser enterrada en Medinaceli, su esposo, el duque de Lerma, ordenó la trasladaran a Valladolid, en aquel momento capital del Imperio,  para hacer un fastuoso entierro que diera muestra de su poderío. Al parecer, y dada la distancia entre ambos lugares, el cadáver llegó en avanzado estado de descomposición y hubo de ser inmediatamente enterrado, pero el lujoso féretro (sin ella) desfiló por Valladolid para honra y esplendor del duque de Lerma. 

Aquí, en San Pablo,  están enterrados los duques de Lerma y marqueses de Denia, aunque ya sus estatuas funerarias no les acomapañan

 

Bibliografía.

Alvar Ezquerra, Alfredo. El duque de Lerma: corrupción y desmoralización en la España del siglo  XVII. La esfera de los libros, 2010. 

García Almiñana, Eugenio y Sebastián Vicent, Ramón. Análisis histórico del testamento del duque de Lerma y V marqués de Denia. Publicado por el Ayuntamiento de Denia en 1983

 Otros post sobre Valladolid


 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons



sábado, 16 de julio de 2016

Antequera y sus Dólmenes Patrimonio de la Humanidad

En el periódico de hoy, tan colmado de dolor, sólo he encontrado una deseada noticia positiva:

LOS DÓLMENES DE ANTEQUERA PATRIMONIO MUNDIAL. La Unesco incorpora las construcciones malagueñas a su prestigiosa lista.  

Sábado 16 de julio de 2016. El País. CULTURA, p. 33. 
 Margot Molina.

"El Sitio de los Dólmenes de Antequera - nos dice - ubicado en la provincia de Málaga, se suma a los 1.031 bienes culturales y naturales de 153 países que la Organización de las Naciones Unidas  para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) protege en todo el planeta (...) 
Los dólmenes de Menga (construídos en el 4.700 antes de Cristo) y Viera, el tholos del Romeral, y los dos grandes hitos hacia los que están orientados, la Peña de los Enamorados, con su perfil antropomórfico y el macizo kárstico de la Sierra del Torcal constituyen la única propuesta que ha llevado a este comité el Gobierno español."

 Cuando me enteré de la propuesta me pareció acertadísima pues conocía la zona y es espectacular.

Por ello intenté reflejar su belleza , en el 2014, en esta blog viajero por España y por eso hoy me he alegrado tanto al ver que se lo han concedido. 
Y podéis verlo aquí 



Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons



domingo, 10 de julio de 2016

España en México: Puebla de los Ángeles ( y 2)


Puebla de los Ángeles



Decia en el anterior post que, en Puebla, otro de los recuerdos relacionados con España era el templo alzado bajo la advocación del santo español Domingo de Guzmán, nacido en el pueblo de La Caleruega (Burgos) en 1170, y fallecido en 1221 en Bolonia (Italia). Este templo entre otras muchas joyas encierra un insólito retablo barroco cuajado de santos y santas dominicos.


En el centro Santo Domingo de Guzmán y sobré él San Francisco de Asís el otro gran fundador de la época.
 Y también están los siguientes santos dominicos españoles: Vicente Ferrer (Valencia 1350- Vannes, Francia 1419); 
San Pedro González Telmo, más conocido por San Telmo 
( Frómista (Palencia)1190 -1246 Tuy (Pontevedra);
San Luis Beltrán  1526, Valencia - 1581 Valencia);
San Raimundo de Peñafort (castillo de Peñafort muy cerca de Barcelona en 1175- Fallecido en Barcelona en 1275, su cuerpo es venerado en la catedral de Barcelona)



 




 El bello púlpito, desde el que los miembros de esta Orden española, conocida como la Orden de Predicadores, que fue la segunda en llegar a México en 1526, después de los franciscanos, predicaban sus encendidos sermones. 


Y penetramos en la deslumbrante capilla dedicada a la virgen del Rosario. Todo en su interior llama nuestra atención pues nos encontramos ante una gran manifestación del barroco novohispano... tanto es asi que en la época de su creación fue considerada como "la octava maravilla del mundo"...




















A tanto brillo y esplendor se une la luz del sol que cuando penetra por sus treinta ventanales la convierte en un auténtico joyero, en una "Domus Aurea" ("Casa de Oro"), como suelen denominarla según la letanía mariana.






Todo este esplendor de la capilla, cubierta  completamente por hojas, frutos, ángeles, animales, santos, rosarios, simbolos etc.  en vivos colores, destacando especialmente el dorado, asombra más cuando sabemos que todo ello es ¡¡de yesería cubierta con hoja de oro!!... pues según dijo el Padre Gorospe dominico que pronunció un gran sermón el dia de la  consagración de la Capilla, el 16 de abril del año 1690, 
El yeso es un género costosísimo, prolijo y de tal condición y naturaleza que molido, sacada la flor y amasado, es más lo que se desperdicia y malogra que lo que se labra y pule.


El templo se inició en 1571  y, según una inscripción en él, se terminó en 1659... La torre en cambio nunca se concluyó en su altura proyectada.





Al salir y en el muro exterior que da a la calle, nos llamó la atención esta lápida


A la memoria de poeta sevillano GUTIERRE DE CETINA quien nació a principios del siglo XVI. Fue herido de muerte en este lugar el año de 1554

GUTIERRE DE CETINA efectivamente nació en Sevilla, en 1520, en una destacada familia y por su condición de soldado en el ejército del rey Carlos I de España viajó por Europa y en Italia conoció la poesía de Petrarca (1304-1374) que le influyó al igual que la del valenciano Ausiás March (1397-1459) y, más próximo a él, la del toledano Garcilaso de la Vega (1501-1536). Tuvo mucha relación con literatos de la época entre ellos con Diego Hurtado de Mendoza, del que cada vez se tiene más certidumbre fue el autor del Lazarillo de Tormes.
 
Cetina nos dejó una bella, romántica y reconocida obra, pero lo más famoso y que figura en todas las antologias, como la de "Las mejores poesias de amor españolas" (p. 118)   es un madrigal que se cree fue inspirado por una bella mujer, llamada Laura Gonzaga, de la que se enamoró y no fue correspondido.
OJOS CLAROS Y SERENOS

Ojos claros, serenos,
si de un dulce mirar sois alabados,
¿por qué, si me miráis, miráis airados?

Si cuanto más piadosos,
más bellos parecéis a aquél que os mira,
no me miréis con ira,
porque no parezcáis menos hermosos.

¡Ay, tormentos rabiosos!
Ojos claros, serenos,
ya que así me miráis, miradme al menos.


Marchó a Nueva España concretamente a Puebla de los Ángeles y allí, al parecer, volvió a enamorarser de una bella joven llamada Leonor de Osma, más cuando se dirigia a rondarla bajo su ventana un rival celoso (Hernando de Nava hijo de un español Regidor en Puebla) "le hirió de muerte". Pero hay demasiada confusión en este suceso, pues según algunos documentos encontrados hay dudas de como fue el lance en realidad, incluso hubo un juicio  en el que se alegó un error por parte del atacante al confundir a Cetina con otro hombre... También la fecha de la muerte no coincide con la de la lápida, pues se dice fue tres años más tarde, quizás como consecuencia de las heridas recibidas, sobre todo en la cara y que se infectaron al caer herido en el lodo de la calle... De cualquier forma un final muy trágico y misterioso para un joven poeta que, desde esa fecha, se hizo invisible y no nos dejó ningún nuevo poema de amor...

Estas bonitas ventanas a nivel de calle son muy frecuentes en Puebla, como en tantos lugares en España, y quizá fueran así las de la casa de la joven a la que iba a rondar nuestro sevillano poeta
Por último otro recuerdo de un viaje de hace varios años (en 2007), en el que también estuvimos en Puebla, en su animada plaza del Zócalo, donde paramos a comer bajo los soportales, en el Hotel Royalty Centro, y otra lápida nos recordó el cariño y admiración que aquí tuvo el torero español Manolete,  según leemos en oportuna lápida de azulejo.


50 aniversario. En este Hotel Royalty se hospedó y vistió de luces el matador Manuel Rodríguez Sánchez, MANOLETE. Un recuerdo al último Califa de Córdoba, España. Yvonne Receh de Luque, Manuel Hill Bochalén, Ramón Martínez Hernández. Puebla de los Ángeles  28 de agosto de 1997.

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons



miércoles, 29 de junio de 2016

España en Mexico. Puebla de los Ángeles (1)

ESPAÑA EN MÉXICO: PUEBLA DE LOS ÁNGELES

México, ese gran país con el que tantos vínculos tenemos, es un pais de fuertes contrastes, en sus paisajes, su clima, su arquitectura, sus colores, su arte, sus costumbres y sus gentes… y también lo es en su sociedad y por eso, todos los que amamos a México lamentamos profundamente sus dificultades para conseguir la convivencia justa y en paz que tanto ansía la gran mayoría.

Y sigo contando mis vivencias durante el último y reciente viaje. El otro día era en San Miguel de Allende y hoy es en Puebla de los  Ángeles.




Si hay un nombre bonito de ciudad es el de esta capital del Estado de Puebla,  declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, que deslumbra con su belleza y elegancia. 

Cuentan las leyendas que un ángel se le apareció al obispo fundador para decirle como tenía que ser diseñada...Y aunque oficialmente se cambió  su nombre por el de Puebla de Zaragoza (en recuerdo de un general victorioso en una batalla del XIX que aquí se libró contra los franceses) todos la conocen por el de "Puebla de los Ángeles". 

  Muchas cosas hay para admirar en ella, pero relacionadas con  esos recuerdos de España que siempre busco me centro en esta ocasión en tres: el primero la magnifica biblioteca donada a la ciudad por Juan de Palafox y Mendoza obispo de Puebla y nacido en España, en Fitero (Navarra) en 1600 y cuyo recuerdo se mantiene, tras tantos siglos, inalterable en la ciudad.




El segundo recuerdo, es el gran templo alzado bajo la advocación del santo español Domingo de Guzmán, nacido en el pueblo de La Caleruega en 1170, y fallecido en 1221 en Bolonia (Italia)  y que entre otras muchas joyas encierra un gran retablo cuajado de santos dominicos y con  una deslumbrante capilla dedicada a la virgen del Rosario.






Y el tercero una insólita lápida, en el muro exterior de acceso a este templo precisamente,  en recuerdo del poeta sevillano Gutierre de Cetina,  nacido en Sevilla 1520 y muerto en México, en Puebla de los Ángeles,  en 1557.



Y empezamos ahora hablando de la 

BIBLIOTECA PALAFOXIANA

Juan de Palafox y Mendoza fue un gran mecenas, defensor de la cultura y la educación y en este año de 2016 en que se conmemora el 485 aniversario de la fundación de Puebla en 1531, se le recuerda en toda la ciudad.

OBISPO JUAN DE PALAFOX Y MENDOZA. Fitero, Navarra, España, 1600, Burgos de Osma, España 1659. Uno de los hombres más importantes de su época, además de Obispo de la Puebla de los Ángeles, se desempeñó en los cargos más importantes de la Nueva España: Virrey y Capitán General, además de Consejero de Indias y Arzobispo de México. Su labor en Puebla fue ejemplar a favor del conocimiento y la cultura, ya que además de consagrar la Catedral, el 18 de abril de 1649, donó su acervo de 5.000 libros  para crear en la ciudad de Puebla la primera Biblioteca pública de todo el continente americano, el origen de la Biblioteca Palafoxiana, declarada Memoria del Mundo por la UNESCO en 2005. Regresó a España por odenes del rey Felipe IV, donde murió en 1959.      485 aniversario Fundanción PUEBLA (1531)


También durante su obispado la ciudad se convirtió en el gran centro musical de Nueva España, muy bien  secundado por Juan Gutierrez de Padilla, gran compositor de música del barroco (nacido en Málaga en  1590, recibió sus primeras lecciones en su catedral como niño cantor y posteriormente fue maestro de capilla en las de Jérez de la Frontera y Cádiz; falleció en Puebla de los Ángeles, en 1664, en cuya catedral trabajó durante 42 años).  Sus composiciones, descubiertas y estudiadas por expertos musicólogos del siglo XX,  han sido altamente valoradas y situadas  entre las más sobresalientes del barroco español.

Pero Palafox no centró sólo ahí su interés, sino que, como hemos leído,  valorando la dificultad para conseguir libros en Puebla y sabiendo lo imprescindibles que eran para una adecuada formación donó, en 1646, nada menos que los cinco mil volúmenes que en ese momento formaban su biblioteca en el Palacio Episcopal, pero con la condición de que pudieran acceder a ellos todas las personas, con la sola condición de saber leer, y no sólo los miembros del clero; por este motivo la Biblioteca Palafoxiana es considerada la primera biblioteca pública del continente americano.

Estas son las sentidas palabras con que acompañó y justificó su donación: "... el que se halle en un beneficio sin libros se halla en una soledad sin consuelo, en un monte sin compañía, en un camino sin báculo...en unas tinieblas sin guía..."


Este fue el germen de la gran biblioteca que siguió creciendo y que alberga en la actualidad unos 43.000 volúmenes impresos y manuscritos de los siglos XVI al XIX, muchos ricamente encuadernados y con hermosas ilustraciones.

Y no sólo son de temas religiosos, pues los hay de historia, filosofía y literatura, leyes, gramática, geografia, medicina, poesía… y están en muy diversos idiomas como el latín, griego, caldeo, árabe, inglés, alemán, portugués, español (Don Quijote de la Mancha y las obras de Santa Teresa etc. entre otros) y también en diversas lenguas indígenas de México.

 En el centro de la biblioteca hay mesas de principios del siglo XVIII y que son una muestra de la extraordinaria carpintería poblana de la época.

En 2005 fue incluída por la UNESCO en su Programa de la "Memoria del Mundo".


 La magnifica biblioteca, de planta rectangular y techo abovedado, ha permanecido durante más de 360 años en el antiguo Colegio de San Juan y Seminario fundado por Palafox, al final  de una hermosa escalera con sólidos escalones de cantera  y barandales de hierro forjado y se accede a ella por una labrada puerta donde se mantiene el escudo del obispo…Un mundo de sabiduría se abre ante nuestros ojos ocupando todos los muros.






Al fondo se encuentra un bello retablo dorado,  con un lienzo que trajo de Alemania el obispo Palafox con la imagen de la Virgen de Trapani, que reproduce una escultua de alabastro policromado que se venera en el templo carmelita de l´Annunziata de Sicilia.  En la parte baja un altar esculpido en mármol de Tecali. Y en la parte superior una original pintura de Santo Tomás ¡con alas! quizá por aquello de “Doctor Angélico”.

A los pies de la virgen puede leerse "Maria sedes Sapientia", que se traduce como María Trono de Sabiduría,


En el interior se encuentra una rueda de madera llamada facistol, que permitía a los lectores consultar varios libros al mismo tiempo sin colocarlos sobre una mesa.

Muy pronto seguiremos por Puebla de los Ángeles en busca de los otros recuerdos citados. 


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons