sábado, 9 de julio de 2011

Casas mágicas: La Casa del Maestro Padilla

LA CASA-MUSEO DE JOSE PADILLA 


 
Inicié este serie de las casas "mágicas", que para mi son aquellas en las que alienta el espíritu de alguien que contribuyó a embellecer el mundo con su arte, pensando, ingenua de mi, que el abandono que sufría la de Vicente Aleixandre en Madrid era un excepción...

Hoy, en una agradable mañana de sábado veraniego, con una grata temperatura, me he ido calle Jorge Juan abajo hasta la Colonia Iturbi, junto al Parque de la Fuente del Berro, para visitar una Casa-Museo que tuve la suerte de conocer en el año 2002, décimo aniversario de su inauguración, (por S.A.R. la Infanta Cristina, el Alcalde de Madrid y la representación de la UNESCO) y que me dejó muy buen recuerdo.

Se trata de la Casa en la que, según consta en una lápida de su fachada, vivió y murió el Maestro Padilla (1889-1960), gran compositor que dejó una obra musical que La UNESCO el 22 de junio de 1989 declaró de Interés Internacional.
El año pasado leí en un artículo de prensa la grave situación económica por la que atravesaba la citada Casa-Museo pero creí - otra vez ingenuamente - que no se iba a permitir que dicho Museo desapareciese...

Pero hoy he comprobado la cruda realidad

 


Sobre la lápida de la Sociedad General de Autores, rememorando a José Padilla, el cartel de "Vende" es la evidencia de un despojo a nuestro patrimonio cultural ... Y me he planteado enseguida varias preguntas... ¿Donde ha quedado todo su rico Patrimonio interior? ¿Los derechos de Autor que habrá generado un músico que compuso melodías tan famosas como "Valencia" o "El Relicario" no han bastado para poder mantener un sencillo chalet de dos plantas con un pequeño jardín...? ¿O es que estos derechos no son tan elevados como se dice? ¿O es que no han tenido acceso a ellos sus herederos? ¿O es que éstos no han sabido administrarlos debidamente? ¿O...? Y, en cualquier caso ¿SI los herederos no sabían o no podían no ha habido ninguna Entidad, dígase Ayuntamiento de Madrid, Comunidad, Ministerio de Cultura, Sociedad General de Autores, o entidades privadas que remediasen esa situación?...


Siento una gran tristeza al ver esta casa blanca y tranquila tan cerrada y sola y al llegar a casa busco el folleto que me entregaron en una de las visitas; en la introducción del Alcalde Álvarez del Manzano leo:
 


"La sensibilidad musical de José Padilla, está presente en esta casa. Tiene mucho de evocador y cualquier detalle nos devuelve a ese tiempo que fue compañero inseparable del Maestro. Entremos en esta casa con la devoción que inspira el recuerdo y los acordes imborrables de su música"

José Padilla viajó incansablemente y vivió en muchas ciudades del mundo, especialmente en Buenos Aires y en París, y cómo no en Almería donde nació, pero este chalet de la calle Gabriel Abreu nº 11 de Madrid fue su última residencia y el último lugar donde compuso algunas de sus más bellas melodías. En 1949, cuando tenía 60 años regresó a Madrid para el estreno de "La hechicera en Palacio" y ocupó esta deliciosa casa. 

 


Sus melodías más famosas están evocadas de muchas formas en el interior de la casa, con las partituras especialmente y con los instrumentos musicales, entre ellos el magnífico piano de cola francés marca Pleyel, con los vistosos carteles publicitarios de los estrenos, y con numerosos testimonios escritos en la prensa, y cartas personales de muchas y muy variadas personalidades de todo el mundo.

Su relación con Madrid no fue sólo la de su presencia en esta Casa sino que él vino a Madrid cuando tenía 15 años y aquí terminó sus estudios de Música y fundó en 1907 la primera Tuna del Conservatorio, que en realidad era una orquesta de ochenta estudiantes; y en la capital estrenó sus primeras canciones y sus primeras zarzuelas, en los teatros Barbieri, Apolo, Centro, Metropolitano... 

 


Y a Madrid dedicó "La Violetera", en una de sus estancias admirado del perfume de estas flores que inundaba la calle de Alcalá...Esta canción dio la vuelta al mundo y fue la música de fondo de películas tan diversas como "Luces de la ciudad" de Chaplin en 1931, o "Esencia de Mujer" que fue el primer Oscar de Al Pacino... Y qué decir el "El Relicario"
(evocadora de las fiestas que por San Eugenio se celebraban en El Pardo) que se puso de moda en el París de los años veinte y de la que que Rodolfo Valentino, el mito del cine mudo, dijo que "El Relicario es la más bella canción de amor" y dejó una grabación de ella con su propia voz.

Otras canciones que dedicó a Madrid son "La estudiantina madrileña", "Bajo el cielo de Madrid", Farolillo verbenero", "Madrileña"...

Y la apoteosis de "Valencia" una pieza que formaba parte de la Zarzuela "La bien amada" y que triunfó de forma inmediata en el Teatro Olympia de París y de la que se hicieron, tan sólo en Alemania veintidós millones de discos...

Otra prueba de su universalidad es la melodía de "Ca c`est París" de la que se dice que "Cuando se pronuncia el nombre de París, inmediatamente todas las orquestas del mundo la tocan"... En la célebre película "Ninochka (1939) de Ernst Lubitsch, cuando Greta Garbo vuelve a Moscú y recuerda París con sus camaradas... todos entonan "Esto es París"...

Pero nada de ello ha sido suficiente mérito para que Madrid haya evitado dejar abandonada a su triste suerte esta Casa que estuvo rodeada de música...como la de Aleixandre lo fue de poesía...En este último caso sólo queda el nombre de una calle y en el de Padilla un pequeño jardín en el Distrito de la Arganzuela...¡¡bien poca cosa para quienes nos han honrado tanto!! 

 
Esta fotografía ha sido amablemente cedida por Mercedes Gómez, autora del blog ArtedeMadrid cuyo post sobre la casa de Vicente Aleixandre ha inspirado esta sección de "Casas-mágicas"

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Una vez mas nosencontramos aqui con la lagrima puesta a causa de los desmanes urbanistios y la ambición y desidia.

Mariarosa, insigne cronista de Madfrid y México especialmente, se transmuta ahora en Quijote para arremeter condtra losolinos de viento del abandono y la insensibilidad.

Ojalá tr lea algjuien con capacidad paa poner remedio a tamaña felonía.

Mercedes dijo...

Esto es increíble, qué pena, María Rosa. El verano pasado leí que la Casa estaba en peligro, pero no imaginaba este desenlace. Al parecer se llevó a cabo el embargo, mira:
http://www.elpais.com/articulo/cultura/Comienza/embargo/legado/Jose/Padilla/casa-museo/elpepucul/20110328elpepucul_14/Tes

Qué mal lo hacemos en Madrid a veces!
¿estaremos a tiempo de que se encuentre una solución que salve esta preciosa Casa, antes Museo?

Anónimo dijo...

¿Pero pueden pasar cosas así sin que nadie diga nada?...No parece razonable...ni justo...ni lógico,,, ni nada de nada...Pero tiene que haber unas causas y unos motivos para que se haya llevado a esa situación tan deplorable...
Donan