lunes, 24 de noviembre de 2014

Casas mágicas: la casa de Joaquin Sorolla

 

 Hasta el 11 de enero del próximo 2015 podremos disfrutar (nunca mejor dicho) de la gran exposición que la Fundación Mapfre, ha organizado en sus salas del Paseo de Recoletos 23.

  

En esta exposición descubrimos facetas, cuadros y dibujos pocos conocidos, y algunos nunca expuestos en España, del  polifacético y gran artista que fue don Joaquín Sorolla (1863-1923).

Pero no hay que olvidar que aquí, en Madrid, siempre contamos con la posibilidad de visitar su entrañable casa y asi, cuando la añoranza del mar y de la luminosa luz del sol  sobre el agua nos invada y necesitemos llenar nuestros ojos de su azul, aunque estemos aquí en Madrid, tan lejos de sus olas, tenemos un lugar único para saciar nuestro deseo: el Museo Sorolla en la madrileña calle de Martínez Campos nº 37.



Un oasis arquitectónico, entre tanto edificio impersonal, es este palacete milagrosamente intacto, como un pedacito de Andalucía rodeado de un jardín, para el que Sorolla hizo traer mirtos y naranjos de Granada y azulejos de Triana. Ajeno al bullicio y al tráfico, como si el tiempo se hubiera detenido en su entorno, el milagro se amplía en el interior, al contemplar lo que fue la casa familiar y el estudio del pintor, todo ello convertido, gracias a la generosidad de su familia, en un cálido e inolvidable Museo

En 1910 se iniciaron las obras de esta casa siendo Enrique María de Repullés y Vargas (1845-1922) el arquitecto elegido por Sorolla previa recomendación de su gran amigo Mariano Benlliure; tras varios cambios en su diseño finalmente prevalece la idea de Sorolla que desea un lugar que evoque la arquitectura andaluza tanto en la casa como en el jardín. Todo estuvo terminado en diciembre de 1911.

Aunque ahora está encajonada entre altos edificios no estaba así en el momento de su inauguración;  todas eran viviendas similares ocupadas por grandes personalidades de la época: como doña María Guerrero y su esposo don Fernando Díaz de Mendoza, don José Echegaray, premio Nobel de Literatura en 1904. (Datos obtenidos del artículo de Florencio de Santa Ana, en el nº87 de la Revista "Villa de Madrid" editada por el Ayto, de Madrid y dirigida por Mercedes Agulló y Cobo. Año 1986)
Desde 1911 hasta 1923, año de su fallecimiento (precisamente en su jardín le sorprendió el ataque de hemiplejía que provocó su muerte), aquí vivió Joaquín Sorolla  y su famila, disfrutando de su belleza el tiempo que le permitían sus múltiples desplazamientos, especialmente los que hubo de realizar para cumplir el encargo  de unos grandes cuadros, para la biblioteca de La Sociedad Hispana de América en Nueva York, con el tema de la “Visión de España”. Así, este valenciano que amó y captó como nadie la luz de "su" Valencia, sintió también pasión por Andalucía, y se enamoró del Norte, del mar bravo de San Sebastián y de la elegante playa de Zarauz.

En el año 2000 (concretamente de octubre a diciembre) la Fundación BBVA patrocinó en su sede de Madrid (Pº de la Castellana  81) una magnífica exposición de unos 60 cuadros todos de autores españoles, cedidos por la Hispanic Society de New York. 

Una Exposición titulada "De Goya a Zuloaga. La pintura española de los siglos XIX y XX en The Hispanic Society of América".El cuadro de la portada es de Sorolla, se titula "Después del baño" y está pintado en 1908
 Así fuimos conscientes, al leer la introducción del excelente catálogo titulada "La España amada de Huntington en América. Los tipos, los trajes y el pueblo", de que Archer Milton Huntington (1870-1955) se deslumbró por todo lo relacionado con  España desde que, siendo un muchacho, empezó a coleccionar monedas antiguas españolas,

 


y leyó el libro donde George Borrow, un insólito personaje, gran políglota, que estuvo en nuestro país de 1836 a 1840 en aras de su misión evangelizadora como colportor protestante, narraba su estancia en España  y, a partir de ahí, toda su ilusión y su fortuna, inmensas ambas, las puso a disposición de conocer y coleccionar todo lo relacionado con el Arte español: cuadros, esculturas, muebles, libros (más de 260.000 libros existen en su biblioteca), manuscritos inéditos etc. 

Archer M. Huntington por José Mª López Mezquita.
 Los grandes pintores de aquel tiempo, plasmaron, por encargo suyo, los personajes, los paisajes y la vida de los pueblos y las ciudades de la península... una cultura y una forma de vida que él quería que nunca se perdieran y que fueran conocidas por sus compatriotas Especialmente conectó con Sorolla  con quien llegó a establecer una gran amistad, y que a su vez, le puso en contacto con otros pintores y le aconsejó para sus adquisiciones artísticas.




 Fue el creador, en 1904, de la Hispanic Society of America con sede en New-York, cuajada de tesoros españoles... Y allí están los 14 grandes cuadros sobre diversas regiones de España que le encargó a Sorolla y a los que el pintor consagró 8 años de su vida. En el 2009 pudimos admirarlos en una gloriosa exposición antológica en el Museo del Prado...

Volviendo a la exposición actual podemos comprobar como el éxito de Sorolla se extendió muy pronto a Estados Unidos. En 1909 era ya tal su fama que su primera exposición en New-York fue un enorme éxito pues ya era muy conocido y valorado. De hecho la exposición se inicia con cuadros de coleccionistas americanos antes de la llegada del pintor. Y también conocemos a otro importante admirador y mecenas: Thomas Fortune Ryan.

Precisamente él fue el que encargó a Sorolla un cuadro que representara a Colón saliendo del Puerto de Palos... Sorolla se documentó tanto en Palos como en Sevilla y así supo que "el Almirante pasaba los anocheceres y los amaneceres de vigilia  en  cubierta para no perder de vista sus barcos..." Y ese fue el momento que reflejó en los numerosos bocetos y en la obra definitiva, dejando por una vez su brillante luz del sol por la semipenumbra... Además tuvo como modelo al Duque de Veragua, descendiente de Colón...


Y no dejar de visitar su casa...a




Otros post con referencias a Archer M. Huntington es el de la Casa de Cervantes de Valladolid que él (junto con el Marqués de la Vega-Inclán) consiguió fuese restaurada y en cuyo honor figura su busto.


Bajo esta portada se situó el busto de Archer Milton Huntington,realizado por su esposa Anna Hyatt con la que compartió su amor por todo lo español





 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Manolo me ha aficionado a tu blog...y se lo agradezco porque es estupendo (tu blog...bueno y Manolo también) Iré a la exposición naturalmente y ya te diré. Sara

Anónimo dijo...

Preciosa imagen de uno de los pintores más selectos del arte español. Y una bonita oportunidad de rememorar mis visitas a su Casa.
Avellaneda.

MariaRosa dijo...

Sara, pues eso de "aficionarse" a mi blog por supuesto que me encanta...y espero que te guste la exposición tanto como me gustó a mí.

MariaRosa dijo...

Avellaneda, las visitas a la Casa de Sorolla nunca pueden faltar...pero esta exposición completa bastante la trayectoria de un artista tan genial. Espero que si vas la disfrutes.