domingo, 19 de abril de 2015

SANTA TERESA DE JESÚS Y ÁVILA (1)


 ÁVILA DE TERESA DE JESÚS


Monasterio de la Encarnación. Ávila



Desde aquel miércoles 28 de marzo del año 1515, en que Teresa, según declaró su padre el mercader Alonso Sánchez de Cepeda, vino a este mundo sobre las cinco de la madrugada, la unión entre la ciudad de Ávila y ella es absoluta.



Iglesia de Carmelitas Descalzos: "La Santa"
En el mismo espacio donde se asentaba la casa paterna donde ella nació, los carmelitas descalzos levantaron una iglesia y un convento finalizados en 1636 por el arquitecto Fray Alonso de San José, carmelita descalzo, natural de Piedrahita (Ávila). Es en la Plaza de "La Santa", y con ese nombre se conoce al convento y a la iglesia.
















Dentro de la iglesia  se encuentra una íntima capilla, en el lugar preciso donde nació la Santa, presidida por una bella escultura de Gregorio Fernández. Esta escultura representa a Teresa arrodillada, pues en un principio se trató de un grupo escultórico con Teresa postrada junto a Cristo atado a la columna.


 

Hoy las dos imágenes aparecen separadas, Teresa en su Capilla y Cristo en la Iglesia.




 Teresa fue bautizada el 5 de abril de 1515, el mismo día en que se inauguró el monasterio de monjas carmelitas de la Encarnación, donde ingresó 20 años después y en el que permaneció durante 27 años,hasta que lo dejó para fundar el monasterio de san José en la misma ciudad. 



La Encarnación s.XVI. Espadaña del XVIII


 El Monasterio de la Encarnación se fundó en 1478 en el interior de la ciudad amurallada, como un Beaterio, siendo a principios del S.XVI cuando el convento carmelita se traslada a las afueras de la ciudad,




La Encarnación. Monumento Nacional en 1983
































Este Monasterio conserva muchos de los suelos primitivos y escaleras que conoció Teresa y por supuesto muchos de sus recuerdos








  













Como hemos dicho, se ubicó fuera de las murallas...en un altozano, en el lado norte de las murallas "por encima del arroyo de la Mimbre y por debajo de los terrenos de las Fuentes Claras", desde allí la visión de la ciudad  es bellísima...mejor dicho: era bellísima...



Pero desde el autocar ya percibimos que el  espacio entre el convento y la ciudad ha sido ocupado, sin tener en cuenta el destrozo de la perspectiva de la ciudad antigua,  que la UNESCO declaró en 1985 Patrimonio Cultural Mundial

 

 En fin, un borrón en una ciudad que debía ser cuidada en todos sus detalles.

Otro hito de la ruta Teresiana es sin duda el pequeño convento de san José, la primera Fundación que Teresa contra viento y marea consiguió llevar a cabo, cuando ya tenía 47 años, en la misma ciudad, convencida de que debía recuperarse la esencia del Carmelo, de penitencia, oración y aislamiento, que había perdido.





Nada es ya similar a la humilde casa en que se inició este convento...pero sus religiosas si siguen la ruta que les marco Teresa, aunque el marco sea difierente.

Este año Ávila se vuelca en el recuerdo de Teresa de Jesús...o Teresa de Ávila como es universalmente conocida como gran santa, gran escritora  y Doctora de la Iglesia.






 

En el Centro de recepción de visitantes  facilitan todo tipo de información para seguir  sus numerosas huellas en la ciudad y también para visitar la última edición de las Edades del Hombre, sobre Teresa de Jesús, en tres lugares diferentes, con recuerdos y objetos artísticos principalmente obtenidos de los los propios conventos de Carmelitas Descalzas, que nunca han sido expuestos y que acabado este evento volverán al silencio de sus clausuras.

Información telef. 920 354 045

.
Nota.- las tres fotos del Convento de San José son de mi buen amigo José Luis Amo que ha sido el gran organizador de este recorrido por Ávila.


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena tu forma de afrontar este tema de Santa Teresa y su relación con Ávila...y un horror esos adosados junto a las murallas...Manolo

MariaRosa dijo...

pasear ávila es siempre un descubrimiento y conocer mas en profundidad la vida de Teresa en la ciudad y en su momento histórico otro aún mayor. Gracias Manolo por tu comentario

victoria dijo...

Siempre me he admirado cuando he visitado Avila..me encanta tiene su magia

Has realizado una maravillosa entrada te felicito por ello

Con cariño Victoria

MariaRosa dijo...

Muchas gracias Victoria por la lectura y el comentario. Es verdad que Ávila tiene su magia; en este último viaje he descubierto muchas cosas de la ciudad que no conocía y pienso seguir buscando.