viernes, 5 de junio de 2015

SANTA TERESA DE JESÚS Y ÁVILA (3)





SANTA TERESA DE JESÚS Y ÁVILA: LA  CATEDRAL


Retablo de la catedral. Pedro Berruguete y Juan de Borgoña.
s. XVI. Vida y pasión de Jesucristo  
Ya hemos contemplado las murallas, como lo haría Teresa y ahora miramos la catedral-fortaleza... esa metáfora del "Castillo interior" con tantas moradas, que fue el título elegido por ella para uno de sus mejores libros  y que sirvió de hilo conductor para la gran exposición de 1995 en la celebración del 25 aniversario en que Pablo VI ¡¡por fin!! la declaró Doctora de la Iglesia.  
Hasta ese momento, 27 de octubre de 1970,  la negación se basaba en esta frase: Obstat sexus (el sexo lo impide).







"Castillo interior" Teresa de Jesús en el s. XVI














Al igual que en la muralla unos autores marcan el inicio de la catedral a finales del XI y otros del XII, siendo esta segunda opinión la más aceptada y también se acepta  que fue el gran maestro europeo Fruchel el que inició su construcción por la cabecera, en un bello estilo románico que perdura en su girola y Capilla Mayor y que tuvo el gran acierto de utilizar una piedra arenisca de tonos amarillos naranjas y rojizos, veteada por óxido de hierro, llamada por ello "piedra sangrante", un material único de gran vistosidad y que procede de las canteras de La Colilla en el Valle de Amblés a 50 kilómetros de Ávila.






Tras su muerte cambió el estilo y se continuó en el gótico llegado de Francia, siendo la primera catedral que lo adoptaba en Castilla.


Así pues en esta catedral se aunan estilos e influencias muy diversos, desde su fortificado exterior que da paso a una visión medieval, al ligero y luminoso gótico y a detalles de belleza renacentista.

 

En la segunda mitad del siglo XV y primera mitad del XVI,  intervenieron en  la catedral artistas como Juan Guas, Martín de Solórzano o Vasco de la Zarza que introdujeron una serie de reformas que afectaron tanto al interior como al exterior del templo.




 
 
De Vasco de la Zarza no se sabe su fecha ni lugar de nacimiento, unas fuentes dicen que era portugués y otras que nació en Toledo, pero que murió en Ávila en 1524. Él labró, sobre 1511, para el retablo mayor un sagrario de alabastro 


 


y en la girola un sepulcro, a la vez retablo y altar, para don Alonso Tostado de Rivera, más conocido como "El Tostado"(Madrigal de las Altas Torres, Ávila 1410- Bonilla de la Sierra, Ávila 1455) obispo de Ávila, que es una maravilla.









 En el trascoro, a los pies de la catedral, (hasta 1535 estaba situado en la capilla mayor), admiramos siete magníficas escenas de la infancia de Jesús, en piedra caliza, que hace unos años han sido muy bien restauradas. 

 






























Son obra de Juan Rodríguez y Lucas Giraldo, discípulos de Vasco de la Zarza, que realizaron esta gran obra renacentista entre 1531 y 1544, representando 

 

 el "Abrazo ante la Puerta Dorada de san Joaquín y santa Ana" (que durante siglos representó la concepción  inmaculada de María), la Visitación, el Nacimiento, 



la Adoración de los Reyes, donde se representa al rey negro y a su sirviente en su color  y, a los pies de la virgen, una almohadilla con sus útiles de la costura,

 

  la   Presentación en el templo, la huída a Egipto, 

 

 


la matanza de los inocentes y Jesús entre los Doctores.



Y todas estas obras de arte, fueron contempladas por Teresa de Jesús... 


Para una visión total de la catedral es muy interesante este enlace



Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons