martes, 3 de junio de 2008

El esplendor del agua



Cuanto más viajo por España, más cuenta me doy de sus contrastes...y de la gran belleza de cada uno de ellos.
Apenas regreso de la costa de Galicia, pensando que no hay nada más espectacular que un castro asomado al océano,


cuando me voy a las Merindades de Burgos...¡y también me enamoro de sus paisajes tan diferentes, esculpidos por el Ebro!


Acabo de pasar allí varios días de preciosos senderismos... Pero antes de contar la rutas seguidas, de nombrar sus pueblos y recomendar algunos lugares... quiero hacer un canto al agua, a ese agua que he visto tan limpia y traviesa, tan vital y rumorosa, tan esplendorosa, tan deslumbrante...


Una vez más, casi sin palabras, os muestro las fotos que han prendado a mis ojos y a mi cámara...

Desde las que se han admirado ante el agua que brota de la más sencilla fuente

a las que contemplan la que cae y divide en dos al increíble pueblo de Orbaneja del Castillo,

y luego se serena en los apacibles rincones donde el agua es el espejo de la belleza,

donde todo el verdor tiene su punto de encuentro




hasta que el cielo azul se cuela en la fiesta...


Y a las que, por último, reflejan pálidamente el agua que se derrama con alegría desde la altura, para embellecer otros lugares en su irresistible camino



para hacerse un cristal que muestra, y a la vez protege, el lecho de su cauce.



4 comentarios:

Avellaneda dijo...

Pero ¿es posible que existan esas bellezas? O tal vez son la suma del paisaje y los ojos con que se miran?

Un nuevo reto para seguir conociendo España.

Anónimo dijo...

Una sorpresa tras otra. Si se deja de ver este Blog, unos pocos días, la autora viaja de nuevo y lleva con ella a sus lectores. O así pienso yo debe hacer, para ilustrarnos con el sentimiento que pone en sus letras... y fotos. Enhorabuena.
P.M.Ortega

Grogal dijo...

See Please Here

陳冠希Easaon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.