jueves, 3 de julio de 2008

Preciosos pueblos de La Rioja: Elciego

Com

La bendición de la lluvia que cayó durante todo nuestro viaje por La Rioja, y de la que todos estábamos tan contentos tras la extensa sequía, no permitió en ocasiones callejear con la calma necesaria los pueblos y los campos que los rodean.


En Elciego, especialmente, se desataron las nubes...


Llegamos al pueblo y enseguida vimos "flotar" una especie de filacterias o estandartes (luego he leído que lo llaman “lazo” o “moña irisada”), de color rosa fuerte, dorado y plata


que destacaban alegres, especialmente las de color rosa fuerte, en la tarde tan gris…


Por eso el día del regreso, el 11 de mayo, inventamos otro desvío aprovechando que la lluvia concedió un receso... incluso se asomó un poco el sol, que nos permitió comprobar el acierto de Ghery al diseñar esta espectacular seña de identidad para las tradicionales bodegas de los Herederos del Marqués de Riscal.



El pequeño pueblo de la Rioja Alavesa tiene recias casas de piedra, muchas de ellas blasonadas con barrocos escudos.





y todas las miradas y todos los caminos confluyen en la monumental iglesia de San Andrés, inmenso edificio de la segunda mitad del XVI


Cuando visitamos las bodegas nos damos cuenta de que el color de la piedra del nuevo edificio es totalmente similar al de la iglesia. Otro acierto.




La visita a las bodegas es imprescindible. Tanto para comprobar el fuerte contraste desde lo más antiguo y tradicional,

Desde las interminables filas de toneles, hasta los cientos de botellas guardadas como tesoros en subterráneos protegidos





hasta la última apuesta por "la visera" de ese moderno edificio que lo complementa.

La maqueta del mismo te ayuda a admirarte más.





En definitiva, Frank Ghery ha levantado, dentro del espacio de las bodegas de Herederos de Marqués de Riscal, un complejo turístico que comprende un hotel de lujo, restaurante y balneario (donde dan tratamientos con esencia de uva), en tres elevados bloques de piedra de la región

“tocados por una estructura voladiza de aluminio y titanio de los colores de la botella de vino”. Parece el resultado de un sueño.


Nos explica la guía que el rosa fuerte corresponde al vino, el dorado a la malla que envuelve la botella y el plateado a la cápsula de su cuello. El artista quiso crear “una criatura maravillosa que flotase sobre la viña” …
Cuando nos alejamos, en marcha ya el coche, desde la carretera, creo que capté un poco el brillo de este sueño...




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estaba buscando Elciego en Internet y por casualidad di con tu blog, la verdad es que parece uno de esos lugares que hay que visitar... con encanto.
Encontre también mucha información sobre el lugar en Trivago .. podrías subir estas fotos allí, son realmente buenas.

Anónimo dijo...

Nueva gratitud, por tan excelente reportaje. Siento que el tiempo no acompañara a los viajeros; pero hasta esos días tan nublados, han quedado hermosos besando las nubes el suelo cubierto de viñedos. Toda la cuenca del río Oja es interesante. Y sus productos, al resguardo de inclemencias en añejas cuevas o "cavas", deben ser una bendición. Detalle éste que me trae recuerdos de la juventud, cuando cantábamos:
¡Cuando yo muera, tengo ya dispuesto, en el testamento que me han de enterrar... En una bodega, dentro de una cuba, con un grano de uva en el paladar...!
O esta otra jota castellana:
¡Los curas y taberneros, son de la misma opinión; contra más bautizos hacen, más pesetas al cajón!.
No nos faltaba razón, entonces. Ahora lo que me sobra es colesterol, calcificaciones y piedras en el riñón. ¡Vaya lata!.
Enhorabuena a la autora, por este nuevo reportaje.
P.M.O.