jueves, 26 de junio de 2008

Preciosos pueblos de La Rioja: Haro

Ya de regreso a Madrid, un domingo por la mañana, entramos temprano en Haro, capital de la Rioja Alta, imprescindible por tanto visitarla, aunque la visita sea breve y no profundicemos en ella... más bien es una primera toma de contacto para un próximo viaje a esta zona con tantos atractivos.

Así que lo primero buscamos el edificio de las bodegas familiares de Viña Tondonia, una de las pioneras en enlazar el vino con la arquitectura de vanguardia.

Pero nos encontramos con la sorpresa de que los domingos la bodega no puede visitarse así que nos contentamos con la vista exterior... y además, imaginamos que por algún desperfecto de la puerta de entrada, de cristal, hay en su lugar una lámina de madera que desmerece mucho... y las notas pegadas al cristal también...¡lástima de descuidos!

María José López de Heredia, la actual propietaria, conectó en 2002 con la arquitecta iraní Zaha Hadid (*), para que la diseñara un entorno digno de contener la caseta, que en 1910 llevó don Rafael López de Heredia, su bisabuelo, a la Exposición Internacional de Bruselas; una especie de tienda-kiosko realizada íntegra y magnificamente por artesanos de Haro con el diseño del emprendedor don Rafael.

Y nada mejor para ello, decidió Hadid, que crear una botella, frasca o decantador del preciado vino... Este edificio alberga, además de la caseta, la tienda y las salas de cata... un puro contraste con todo lo demás, pues esta bodega sigue funcionando con todos los métodos tradicionales hace 131 años, lo que la convierte en la primera de Haro.

Efectivamente, no sólo con el interior, sino también con el exterior, establece un fuerte contraste la realización de la arquitecta iraní. El edificio residencial, sobre la bodega es muy caprichoso, inspirado en las casas de los pueblos franceses de Aquitania. Especialmente la torre mirador se ha convertido en un símbolo pues aparece en las etiquetas de todas las botellas.

Además esta torre servía de observatorio para contemplar los viñedos del entorno y prevenir los cambios del tiempo, y se la dio el simpático nombre de "Txori Toki" que en euskera quiere decir: "Casita de pájaros".

La casa donde residía la familia desde 1886 y que también se incorporó a las etiquetas, hubo que ampliarla en vista de los numerosos hijos y así se unieron dos edificios mediante una alegra y artística galería.

Entramos en el pueblo por una calle bordeada de bodegas con solera y llegamos a la elegante plaza Mayor,

presidida por un soberbio ayuntamiento, obra de Juan de Villanueva de 1769.


En un ángulo un sólido torreón alberga el Museo de Arte Contemporáneo

y muy cerca, por estrecha calle, llegamos, guiados por la esbelta torre, a la iglesia de Santo Tomás


con elaborada fachada renacentista

y magnífico interior

Nos vamos de Haro a sabiendas de que dejamos casi todo por ver, y con la firme promesa de regresar en el otoño. Entonces seguiré contando...

(*) Zaha Hadid ganó posteriormente el prestigioso premio de arquitectura Pritzker y ahora acaba de diseñar el espectacular Pabellón-Puente de la Expo 2008 de Zaragoza, que es el próximo lugar al que nos vamos a dirigir...



miércoles, 4 de junio de 2008

El Retiro es una fiesta


Dejo de contar un poco mi viaje a las Merindades de Burgos y paso una página del blog para hablar de lo que he vivido, ayer tarde, en la Feria del Libro del Retiro...


Primero contaré que he llegado despacio, un bonito paseo desde la Plaza de Santa Ana,


y que he entrado por la Puerta de la Independencia, frente a la Puerta de Alcalá, y he recorrido el todo el Paseo de México,


(igual que hice otra no muy lejana tarde otoñal, pero el Retiro, en todas las estaciones, es atrayente),


hasta llegar a la Fuente de los Galápagos



y entonces me he desviado a la izquierda, a la Plaza del Maestro Villa, donde está el Templete de la Música...


Por cierto, no debe olvidarse que todos los domingos de junio, julio y septiembre, a las 12 en punto, la Banda Sinfónica de Madrid ofrece unos magníficos conciertos que, entre las arboledas del Retiro, suenan de maravilla...


Ahora, en torno a él han montado una exposición de 164 curiosas fotografías relacionadas con el Parque del Retiro, desde el año 1906 a la actualidad y que han sido publicadas o pertenecen al Archivo fotográfico de ABC. Van a estar hasta el 30 de junio. (Pinchar la imagen para ampliar)


¿Y qué decir del estanque?


Estaba, está siempre, precioso.


De su embarcadero salían las barcas a remos y el "barco-solar", con todos los pasajeros tan contentos de poder disfrutar de tan preciosa tarde en tan bello escenario.


Por el Paseo del Estanque (en realidad se llama Salón del Estanque), la gente paseaba tranquila o se sentaba en los bancos o en las terrazas; algunos músicos embellecían aún más la tarde con sus melodías.


Una vez en el Paseo de Fernán Núñez, más conocido por el Paseo de Coches, ya me incorporo de lleno al ambiente único de la Feria del Libro. Es fantástico.


Este año la Feria celebra su 67 aniversario. La primera se celebró del 23 al 29 de abril de 1933 en el Paseo de Recoletos, la cuarta en abril del 36, y la quinta en el 44; en 1950 no hubo Feria... Podemos enterarnos ahora muy bien de toda su historia a través del libro "Historia de la Feria del Libro de Madrid" de Fernando Cendán Pazos.


Unos espectaculares y comentados paneles fotográficos acompañan a las casetas en su inicio. El año pasado eran sobre la Tierra, este año sobre el Agua. Conviene no perdérselos.

Total: que salgo de la Feria con mi amor al libro renovado y a la ciudad y a la gente, y a este magnífico Parque que nos cobija a todos.



La Feria finaliza el 15 de junio.


*

martes, 3 de junio de 2008

El esplendor del agua



Cuanto más viajo por España, más cuenta me doy de sus contrastes...y de la gran belleza de cada uno de ellos.
Apenas regreso de la costa de Galicia, pensando que no hay nada más espectacular que un castro asomado al océano,


cuando me voy a las Merindades de Burgos...¡y también me enamoro de sus paisajes tan diferentes, esculpidos por el Ebro!


Acabo de pasar allí varios días de preciosos senderismos... Pero antes de contar la rutas seguidas, de nombrar sus pueblos y recomendar algunos lugares... quiero hacer un canto al agua, a ese agua que he visto tan limpia y traviesa, tan vital y rumorosa, tan esplendorosa, tan deslumbrante...


Una vez más, casi sin palabras, os muestro las fotos que han prendado a mis ojos y a mi cámara...

Desde las que se han admirado ante el agua que brota de la más sencilla fuente

a las que contemplan la que cae y divide en dos al increíble pueblo de Orbaneja del Castillo,

y luego se serena en los apacibles rincones donde el agua es el espejo de la belleza,

donde todo el verdor tiene su punto de encuentro




hasta que el cielo azul se cuela en la fiesta...


Y a las que, por último, reflejan pálidamente el agua que se derrama con alegría desde la altura, para embellecer otros lugares en su irresistible camino



para hacerse un cristal que muestra, y a la vez protege, el lecho de su cauce.