martes, 29 de noviembre de 2011

Si las estatuas hablasen : Andrómaca




Por todo Madrid hay estatuas de los más variados temas... y uno de ellos es el mitológico...esa fuente inagotable de inspiración basada en el conjunto de historias con las que, desde la más remota antigüedad, todos los pueblos del mundo han intentado explicarse lo inexplicable del misterio inmenso en el que vivimos...




Todos estos relatos (mitos) forman un inagotable patrimonio de la humanidad. En nuestra civilización occidental es la mitología griega, que luego inspiró a la romana, la que ha sido, y es, fuente de obras literarias, composiciones musicales, cuadros inmortales y bellísimas esculturas...

Nos situamos en el paseo de Recoletos (así llamado por el convento de Agustinos Recoletos que ocupó el lugar de la actual Biblioteca Nacional) junto a Colón y allí nos encontramos con una bella estatua...de la que casi nadie sabe nada...una mujer completamente afligida y llorosa... Ningún nombre aparece en su pedestal... pero algunas fuentes indican que podía tratarse de Egeria (1)...

Pero esta tarde he tenido la oportunidad de escuchar a la Jefe de Conservación de Escultura y Artes Decorativas del Museo del Prado, doña Leticia Azcue, en una magnífica conferencia titulada "La escultura española durante el romanticismo: continuidad y cambios" y me he enterado que esta escultura representa a ANDRÓMACA la desventurada esposa de Héctor en la Iliada, en la que Homero simbolizó el más puro amor conyugal

Ella llora inconsolable la pérdida de su esposo y del pequeño hijo de ambos, Astinax, arrojado desde las torres de Troya por los vencedores...


En estas fotos podemos también apreciar el cambio experimentado en la PLaza de Colón. En la foto inmediata superior el monumento a Colón aún estaba en el lateral en los jardines del Descubrimiento (la foto fue tomada el 8 de febrero de 2009) y en cambio, ahora vuelve a estar en el centro de la Plaza, como se aprecia en la primera mostrada (del 5-5-10)...

En el año 423 a.d.C. Eurípides hizo a Andrómaca protagonista de una de sus obras teatrales, siguiento el relato de Homero en el punto en que ella es llevada de Troya como esclava y obligada a casarse con el hijo de Aquiles, el que mató a su marido...


El autor de la estatua fue el escultor José Vilches, nacido en Málaga en 1813 y fallecido en Saigón en 1890. Con esta obra ganó una Medalla en la Exposición Nacional de Arte de 1856 y este galardón suponía entre otras cosas que la obra incrementara los fondos del Prado. En muchas ocasiones estas obras eran cedidas a diversas entidades y en este caso concreto lo fue al ayuntamiento de Madrid para ornato de la ciudad...

Creo que lo adecuado sería que en su pedestal apareciera el nombre de la estauta, su autor, la fecha, el premio obtenido y su pertenencia al Museo del Prado Añadir imagen

(1)
En realidad este post lo escribí en febrero del año 2010...Y en él transmitía erroneamente que se trataba de "Egeria" y que en su libro de "La Metamorfosis" Ovidio nos contaba que era una ninfa casada con el rey Numa Pompilio, de quien estaba tan enamorada que, cuando él murió, lloró tanto y tan inconsolablemente su amor perdido, que la diosa Diana compadecida la transformó en Fuente "convirtiendo su cuerpo en un fresco manantial y disolviendo sus miembros en agua eterna..."



Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Una vez más nos deleitas con tu incansable búsqueda de tesores en este inagotable paisaje urbano de
Madrid.

Avellaneda

Mercedes dijo...

Las esculturas que adornan Madrid son maravillosas, y tu sabes encontrarlas y contarnos su historia... muchas gracias, María Rosa.