lunes, 14 de febrero de 2011

Paseo tranquilo por Atocha (1º)


"Regreso de México" y me uno a la legión de las personas indignadas con el grafitero que ha dejado su huella el la cabeza de Carmen, la nieta de Antonio López, en la estación de Atocha. Apenas dos meses llevan "La Noche" y "El Día" al aire libre y ya, un insensato, en lugar de firmar en las paredes de su casa ha tenido que ensuciar una obra de arte que es de todos...



precisamente hacía unos días que había estado por allí haciendo fotos a estas cabezas infantiles y como iba andando con tranquilidad por la Avenida Ciudad de Barcelona hice algunas fotos más pensando unirlas, en algún momento, a otras muchas que tengo de esta zona y de esta calle de Atocha tan interesante y crucial en la historia de Madrid...un auténtico placer ir haciendo fotos de lo que tus ojos van descubriendo, sin prisas.

Y mientras piso estas calles recuerdo que tanto el paseo de la Infanta Isabel, como el de la Reina Cristina y la Avenida Ciudad de Barcelona fueron en su origen caminos que desde el pueblo de Vallecas conducían a la gente hacia el venerado Santuario y Convento de la Virgen de Atocha fundado en 1523...

En el imprescindible Plano de Texeira y en la exhaustiva Guía que del mismo ha realizado María Isabel Gea, puede apreciarse como fue toda esta zona en su origen: los caminos, el pequeño arroyo del Prado, el inmenso olivar que rodeaba el convento y la iglesia de Atocha,
la ermita del Cristo de la Oliva...y el cerrillo y la ermita de San Blas (donde en 1790 se construyó el Observatorio Astronómico),




Y también vemos en el Plano la calle de Atocha, que en 1656, y desde mucho tiempo atrás, ya tenia el mismo nombre y orientación pues igualmente conducía, desde el corazón de la Villa, al Santuario de la Virgen...La calle desembocaba en una Glorieta llamada también de Atocha (hoy de Carlos V) y se prolongaba por el Paseo de Atocha (hoy de la Infanta Isabel)... Por aquí pasaban muchos sábados las fastuosas comitivas reales a la ceremonia de la salve sabatina.

En 1880 hay documentos que avalan que aún había en esta zona del antiguo Convento (que abarcaba, desde la actual Plaza de Mariano de Cavia, bajando por Menéndez Pelayo a la Avenida.Ciudad de Barcelona y desde aquí a Infanta Isabel y por las tapias del Retiro hacia el Observatorio) 3.400 olivos, 32 álamos negros y y muchos árboles frutales y acacias... Unos pocos años después, en 1884, se subastaron estos terrenos y se iniciaron las edificaciones en lo que son las calles de Pacífico (ahora Avenida Ciudad de Barcelona) , Gutemberg, Valderribas y Menéndez Pelayo. Pero la edificación que marcó el carácter de la zona fue la Real Fábrica de Tapices en 1895 que, además de seguir funcionando y poderse visitar, cuenta con una original sala de exposiciones.


A todo este nuevo barrio se le denominó Pacífico, en homenaje a las hazañas de la Marina española en las costas de Perú y Chile en el año 1865... Antes, en 1851, se inauguró la Estación de Atocha, la primera que tuvo Madrid, (en el mismo lugar donde estuvo la Puerta de Atocha) y su recorrido era hasta Aranjuez...hasta la misma escalera principal del Real Sitio, en "homenaje" a la Reina Isabel II.

La inauguración según las crónicas y periódicos de la época fue fastuosa, como lo fue la de la nueva estación (la que ahora conocemos y disfrutamos) en 1892, pues la primera se destruyó en un incendio. Alberto Palacios fue el arquitecto y el resultado una bella obra en hierro, admiración de la época.



Muchos de estos datos los he obtenido del fascículo titulado "Atocha" escrito por don Francisco Arqueo Soria, y que forma parte de la colección de 5 tomos que editó Espasa-Calpe S.A. en 1979, con el patrocinio del Ayuntamiento de Madrid (era Alcalde José Luis Álvarez Álvarez) y con la dirección científica del Instituto de Estudios Madrileños. Creo que fue la primera obra divulgativa en cómodos y asequibles fascículos sobre Madrid, o al menos la primera que yo conocí, y que leí con verdadero entusiasmo y que siempre tengo a mano para recordar lugares y hechos...

Además, pasados los años, más de 30, y como todo va tan deprisa se convierte a veces en un verdadero testimonio de como algunas veces no se cumplen las "profecías" y de cuantas sorpresas nos reserva casi siempre el futuro... Copio textualmente:

"La vieja estación de Atocha o del Mediodía, cuyo nombre sugiere luminosidad, playas soleadas, etc., es hoy en día una estación ruidosa, grande, destartalada, alta de techos, como las casas antiguas, llena de pitidos y de humo de trenes. Se habla de su inmediata desaparición para convertirse en un gran jardín o pulmón de esta parte de Madrid, pero que siempre recordaremos todos con nostalgia por ser el lugar donde Madrid con aire a veces limpio, las más contaminado, recibe con los brazos abiertos a los que a él llegan"

La que fue gran nave de la estación con sus andenes y vías hoy se ha convertido en un bello y animado espacio con jardín climatizado

Lo de la contaminación perdura, pero la estación ha sobrevivido con enorme dignidad y adaptándose a los tiempos,...También es cierto que vivió - que todos vivimos- una enorme tragedia que ya nunca se irá de nuestra memoria...¡¡pero aquí sigue, con nosotros!!...Y además descubro, admirada, que ya se puede ir desde Atocha a Buenos Aires... ¡en autobús!...



En mi paseo del otro día, fotografié unas lápidas en la actual Basilica de Atocha

Todo un contraste si se compara con este grabado de 1890 del antiguo Santuario...Sobre la Virgen de Aticha escribieron Alfonso X EL Sabio, Lope de Vega, Hartzenbusch..






y volví a recrearme en el esbelto campanil (diferente su visión en invierno que en otoño)



y en la insólita silueta del Panteón de Hombres Ilustres que me parece que pocos madrileños conocen, así que le hago aquí un pequeño homenaje recomendando su visita


En 1890 el arquitecto don Fernando de Arbós hizo este magnífico proyecto...que por causa de la escasez de recursos sólo quedó en el campanile y el panteón ( a imitación del camposanto de Pisa) hasta que en 1924 los dominicos consiguieron autorización para levantar un nuevo templo ya que el anterior, primero arrasado por los franceses y luego rematado por la desamortización, había prácticamente desaparecido.



(pinchar para ampliar)

Sorprende su alegre exterior y la soledad de su interior


donde sobrecogen el ánimo los enormes mausoleos



Seguiremos paseando por la zona y descubriendo cosas muy interesantes de ella


Otro icono de la zona es esta esbelta chimenea de alguna de las factorias industriales que entre los años cuarenta y cincuenta se instalaron en la zona, aprovechando los bajos costos del suelo y la proximidad de la estación de Atocha, como la de vidrio de Artigas y Cía en la calle Juan de Urbieta


Nota.- Cuando estaba a punto de publicar esta entrada he recibido la última del blog de ArtedeMadrid que tantas veces menciono. Es una gran coincidencia que en ella también se habla de esta zona y de un muy curioso descubrimiento relacionado con la Basílica de Atocha y el jardín de este Panteón...


8 comentarios:

Mercedes dijo...

¡Hola María Rosa!, sí que es casualidad, mientras leía tu articulo, ha entrado tu comentario en el mío, y, una vez más, andamos por el mismo barrio :-)
Tu paseo es precioso, ¡cuánta historia!. Con tranquilidad, cariño, y una cámara de fotos, se pueden hacer maravillas, muchas gracias otra vez.

MariaRosa dijo...

Mercedes, es un gran estímulo comprobar tu conocimiento e interés por todo lo relacionado con Madrid...eso me hace profundizar un poco más en los temas. Mil gracias

Anónimo dijo...

¡Hola Mariarosa! Hoy si que has tocado en mi fibra sensible, porque te has ido a fijar ¡y con tanto rigor y fundamento histórico! en mi barrio de la infancia y primera juventud: El Paci. Ahí es nada. Con tu pluma azoriniana has descrito una zona de Madrid con la que me siento muy vinculado y, además ¿de dónde sacas tanta información? Eres un pozo de sabiduría.
Av.

MariaRosa dijo...

Av. no soy un pozo de sabiduría, soy un pozo de curiosidades...Me alegra que tu barrio de infancia y juventud siga presente en tus recuerdos y que mi narración haya evocado esa época tan importante en la vida.

Anónimo dijo...

Jo, si te digo la verdad a mí las cabezas de las nietas de Antonio López me inspiran un poco de miedo y grima. ¡¡¡Pobrecitas no sus nietas sino esas cabezas gigantes ahí puestas!!!

Por lo demás, como siempre, paseo maravilloso.

Besos
Hildy Johnson

MariaRosa dijo...

Hildy me encanta tu espontaneidad y me hace gracia eso de que te dan grima las cabezas ...A mi me recuerdan las grandes cabezas olmecas que son un enigma y nadie sabe quien las hizo ni a quien representan...
Pero me gusta que te haya gustado el paseo, a tí, que eres tan madrileña...

Antonio Clemente dijo...

Muy interesante tu Paseo, espero tus nuevas visitas.

Si me permites dos sugerencias:

una la calle Anselmo Clavé, que empieza y termina entre las calles Infanta Isabel y Reina Cristina. Dos compañías poco apropiadas para un republicano.

dos: en la clle Gutemberg, subiendo desde la Clle Ciudad de Barcelona, por la acera de la derecha puede verse una placa relativa a los beneficios de La Ley de Paro de 1935 y otra placa en una puerta de madera oscura con la fecha 1887.

Si te parece seguimos hablando.

Desde la Asociación de vecinos "Los Pinos" estamos organizando unos Paseos por el Barrio de Pácífico.

Bueno, lo más importante. Tu Paseo muy interesante y tus fotos muy buenas.

MariaRosa dijo...

Antonio Clemente, me parece estupenda esa idea de la Asociación de Vecinos de recorrer bien el Barrio de Pacífico pues tiene muchas cosas muy dignas de ser recordadas...Me alegro que te haya gustado el Paseo y espero que lo sigas hasta el final...
Te agradezco los dos comentarios, muy curiosos ambos.
Encantada de seguir hablando contigo.