miércoles, 10 de agosto de 2011

La Peña de Francia, la serenidad




A 1.783 metros de altitud, al sur de la provincia de Salamanca y en el límite con la de Cáceres, se eleva la Montaña desde cuya cumbre se contempla un inmenso y bellísimo horizonte ...




La mañana que fuimos al Santuario de la Virgen de la Peña de Francia desde Ciudad Rodrigo se presentó con grandes nubes



Según ascendíamos la niebla se iba apoderando de todo



La misteriosa, temerosa y a la vez hermosa niebla, que oculta o semioculta todo el paisaje y lo trasfigura, lo llenaba todo



Y así llegamos arriba...Sólo la P de parking veíamos cuando paramos el coche



Luego empezamos a percibir siluetas

Repetidor de telecomunicaciones en la cumbre de la Peña de Francia

Y después, poco a poco, fuimos viendo mas cosas


Hasta un fotógrafo, entusiasta de la niebla sin duda, estaba por allí captando la enorme belleza del momento...


Toda la historia del Santuario está muy bien explicada en los paneles de sus muros, así que leyéndoles con atención te enteras muy bien de todo...y no se rompe el venerable silencio que tanto entusiasmó, por ejemplo, a Unamuno...

Pinchar para ampliar


En el centro de la plaza de la Peña de Francia se encuentra El Rollo, símbolo de la exención de jurisdicción de que gozó el santuario a partir del 13 de enero de 1445. En esa fecha el rey Juan II (padre de Isabel La Católica) concedió dicho privilegio al santuario.


A ambos lados de la base del rollo se encuentran los escudos de Juan II y de la Orden de Sto, Domingo que siempre ha estado, y está, a su cuidado.


Pinchar para ampliar





El Pozo Verde

Balcón de Santiago

Después de recorrer todo el exterior entramos en el Santuario de la Virgen de la Peña de Francia, una de las llamadas "vírgenes negras" sobre las que tanto se ha escrito, buscando su origen y simbolismo en numerosas fuentes: unas lo justifican por los primeros versículos de “El Cantar de los Cantares”: “Soy Negra pero hermosa, hijas de Jerusalén”... otras hablan de los cirios cuyo humo las ennegreció, otras del recubrimiento de plata que tuvieron en tiempos...y otras señalan su coincidencia con los monasterios del Cister y las encomiendas Templarias...

En Europa hay más de 500 y en España existen vírgenes negras prácticamente por toda la geografía nacional (Montserrat, Guadalupe, Almudena, Atocha, de la Encina, de la Cabeza, del Lluch...) pero sólo pueden ser consideradas como auténticas las que aparecen entre el siglo XI y principios del XIV, pues con posterioridad a esta fecha ya se realizaron como copias de los modelos originales.


La historia completa del descubrimiento de la imagen podemos conocerla entrando aquí pero como resumen tenemos que la imagen fue descubierta el 19 de mayo de 1434 por un francés, llamado Simón Vela y hay una tradición que dice que unos diez años antes había anunciado este descubrimiento una doncella santa del pueblo de Sequeros.

Con la invasión francesa y luego con la expulsión de las órdenes religiosas, el santuario quedó algún tiempo abandonado y sufrió un expolio completo. Más tarde, el 17 de agosto de 1872 fue robada la imagen, y devuelta -bajo secreto de confesión- el 18 de diciembre de 1889. La imagen se encontraba sumamente deteriorada y por eso en 1890 se hizo una nueva, que es la que actualmente se venera y que guarda en su interior los restos de la primitiva.


En la pequeña Capilla de La Blanca, construida en el XVI sobre la cueva donde se encontró la imagen, puede verse en su cripta la gruta donde fue encontrada




En recuerdo del robo de la Imagen y su devolución bajo secreto de confesión...




Tras comer en el restaurante de la Hospedería, que invita a quedarse mucho más tiempo y leer cuantos senderos parten desde aquí




recorremos el amplio mirador donde están marcados los lugares que podríamos ver si la niebla hoy no nos lo impidiera...





Y ya emprendemos el regreso...Según bajamos la niebla desaparece, y el sol brilla ...




todo tiene su propia belleza, diferente ... cómo la de la Plaza Mayor de La Alberca donde terminamos el recorrido antes de regresar a Ciudad Rodrigo


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.







2 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosos lugar y puntual descripción.

Avellaneda

Anónimo dijo...

Muy sencilla y bonita la descripción del paseo que anima a realizarlo