miércoles, 19 de enero de 2011

Recuerdos de España en Mexico: Hernán Cortes (1ª parte)

Es hora de volver a mis recuerdos de España en México y de México en España con los que tanto disfruto...


Tlatelolco, actualmente conocida como Plaza de las Tres Culturas. México D.F.

(Pinchar dos veces en las fotos para ampliar)
Cuando empecé a ir a México enseguida me dijeron que allí lo que no iba a encontrar era ningún recuerdo dedicado a Hernán Cortés... La verdad es que tampoco me extrañó, pero luego he ido comprobando que no era verdad así que voy a mostrar que tipo de huellas de Cortés, deslumbrado descubridor primero y decidido conquistador después, he encontrado en mis viajes por México... Recuerdo en la Plaza de Tlatelolco México D.F.
Fotografía tomada en 2007

Y lo inicio con un testimonio levantado en el lugar de su decisiva batalla, final de un destino que se inició desde que llegó a la costa hasta que descubrió, en el altiplano, la gran ciudad de Tenochtitlán... Este camino, conocido como Ruta de Cortés, nos conduce en primer lugar desde las playas de Villa Rica, por muchos lugares del Estado de Veracruz, en un alucinante viaje entre selvas tropicales y volcanes, con un clima y una naturaleza totalmente extraña para el pequeño grupo de españoles que lo realizó.

La llegada
de los españoles, desde Cuba, a estas nuevas tierras se llevó a cabo en varios intentos desde 1511 y a distintos lugares de unas peligrosas costas protegidas por arrecifes e islotes ... A uno de ellos (al que los naturales llamaban Tecpan Tlayácac, que significaba "templo de la nariz" por su forma puntiaguda) le nombraron como San Juan de Ulúa, dicen que por no entender bien lo que los indígenas querían decir cuando repetían la palabra "Culúa" y estar próxima la fiesta de san Juan...
El lugar era un buen muelle para atracar los barcos y años después se construyó allí el Fuerte de San Juan de Ulúa, para la defensa de Nueva España, que también fue cárcel, de no buenos recuerdos y, cosas del destino, fue el último reducto donde se refugiaron los españoles antes de su definitiva expulsión...
En 1519 partió de Cuba otra expedición
con 10 bajeles, 100 marineros y 508 expedicionarios , al mando de Hernando de Cortés (nacido en Medellín en 1485) y el 22 de abril, día de Viernes Santo, desembarcaron en los arenales frente a San Juan de Ulúa... Aquí vinieron los mensajeros de Moctezuma en varias ocasiones para traerle presentes de su parte y convencerle de que se fuera... pero la riqueza de tales regalos incentivó su ambición de conquista e insistió en entrevistarse con el emperador...

También decidió crear en este lugar de la costa una Villa a la que, por lo feraz de su suelo, se la puso el nombre de Villa-Rica y por haber llegado a ella el día de Viernes Santo (de 1519) sería de la Vera-Cruz.

Pero el clima tan extremo y ardiente les decidió a buscar otro sitio cercano de mejor clima para acampar y con una ensenada para fondear los barcos; y así unos fueron por mar y otros por tierra y los primeros encontraron pronto la ensenada de Quiahuiztlan.





situada al pie de una majestuosa mole de piedra de unos 300 metros sobre el nivel del mar (msnm) rodeada de selva, cuyo nombre en lengua náhuatl significa "El lugar de la lluvia" y localmente es conocido como Cerro de los Metates
En la cota de los 130 msnm. se encuentra localizada la ciudad cementerio y fortaleza de Quiahuiztlan. El cementerio central es un grupo de 34 tumbas que imitan pequeños teocallis o templos. Estas tumbas son lo característico de la zona arqueológica, que destacan por su tamaño. La población de esta zona se estima en 15,000 habitantes para tiempos prehispánicos.Aquí parece ser que establecieron el segundo asentamiento de la Villa Rica de la Veracruz, como Villa y como puerto y su instalación comprendió murallas, una fortaleza, el cabildo... pero salvo algunos muros nada ha podido ser identificado

Mientras, los que iban por tierra pararon a orillas del río Huitzilapan, al que ellos llamaron Canoas, en un lugar conocido como La Antigua, que en 1525 fue elegido como nuevo y tercer asentamiento y que llegó a ser un lugar importante y su puerto, junto con el de San Juan de Ulúa (a 25 km.), controlaba todo el tráfico importador y exportador entre España y la Nueva España.

En 1599 se abandonó definitivamente La Antigua y Villa Rica de la Veracruz volvió a su lugar original, frente a San Juan de Ulúa.

En La Antigua se descubrió en los años 60 del pasado siglo
la conocida como Aduana o "Casa de Cortés"...que estaba totalmente sepultada por unos grandes árboles que, afortunadamente no cortaron, pues sus raíces son las que han sostenido los muros ...que hay que verlo para creerlo... Algo se puede apreciar gracias a las fotos que he tomado el pasado mes de agosto


Muy cerca, un guía local, nos mostró una ceiba donde al parecer Cortés amarró sus barcos cuando aquí estaba la orilla del río de los colibríes...


Es comprensible que después de tantos siglos se mezclen historia y leyendas, pero la mayoría de los datos están totalmente avalados por lo que cuentan las crónicas (especialmente la ya mencionada de Bernal Díaz del Castillo, testigo de todos los hechos) y las propias cartas que con mucha frecuencia Cortés enviaba al emperador.

Y están narrados los encuentros que en
Quiahuiztlan tuvieron los españoles con
los totonacas, muy descontentos con el tiránico dominio que sobre ellos ejercían los mexicas, así que la alianza con estos pueblos conseguida por Cortés fue definitiva para emprender, en agosto de ese mismo año 1519, la marcha de conquista hacia el interior del país de los cuatrocientos españoles... y más de 1.500 guerreros indígenas.
... Pero antes de partir... aquí dicen que fue donde Cortés "hundió sus naves" ...
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

jueves, 13 de enero de 2011

Recuerdos de España en Mexico: Hernán Cortés (2º parte)




En el viaje desde Veracruz hacia el interior no existían prácticamente caminos... así que Cortés y sus hombres adelantaron lo que muchos siglos mas tarde dijo tan bellamente Machado..."Caminante no hay camino...se hace camino al andar"...

Algunos de los puntos por los que pasaron están claros, pues incluso se han conservado los nombres de los pueblos que aparecen en las crónicas (aunque ya no estén en el mismo emplazamiento) ...pero otros lugares no son tan seguros...
Desde Veracruz, La Antigua y Quiahuixtlan (zona inferior) hasta Coatepec, Xalapa y Xico, al pie del Cofre de Perote y el Pico de Orizaba ( arriba a la izquierda) y Naolinco a la derecha. Pinchar para ampliar

Por ejemplo también se cree que pasaron por el bellísimo pueblo de Naolinco, donde ahora un mirador nos muestra el gran panorama que seguramente contemplaron asombrados y sorprendidos,


pues aquí el paisaje y los olores del campo les recordó tanto a España que empezaron a llamar a esta tierra, tan esplendorosa, Nueva España...


Al fondo de este gran mirador y al pie del llamado Cofre de Perote se extiende la bella ciudad de Xalapa (capital administrativa del Estado de Veracruz) que posee un extraordinario Museo Antropológico donde pueden admirarse las enormes cabezas olmecas y las deliciosas caritas sonrientes...y en cuyo término se alza el volcán más grande de América, el Orizaba.


Tierra de orquídeas y cafetales, de bosques de niebla...
Magnífico Jardín Botánico Clavijero en la antigua carretera Xalapa-Coatepec


El historiador Hugh Thomas en su gran libro La conquista de México nos cuenta:

"La distancia entre Cempoallan y México-Tenochtitlan, a vuelo de pájaro es de cuatrocientos kilómetros. El camino varía mucho. La primera etapa es plana, caliente, tropical, húmeda y fértil; y en el siglo XVI, con abundancia de bosques, si bien salpicada de cultivados campos de maíz. Más allá de Jalapa el terreno asciende de repente a mil ochocientos metros y el clima se vuelve templado en un región coronada por dos montañas, Nauhcampatepetl (actualmente conocida con Cofre de Perote) de más de cuatro mil metros de altitud, y Citlatepetl (ahora Monte Orizaba), de más de cinco mil cuatrocientos metros de altitud.

La siguiente etapa cubre una desolada llanura, en esa época dominada por un lago salino y una tercera montaña, Matlalcueye (actualmente Malinche) que se eleva a unos cuatro mil quinientos metros. Entre esa llanura y la ciudad de Tenochtitlan se encuentra una cordillera, de cuyas montañas los volcanes Popocatepetl (el nombre significa "Montaña que humea"), de casi cinco mil cuatrocientos metros de altitud, e Iztaccihuatl ("Mujer blanca") de poco más de cinco mil metros, se vislumbran a muchos kilómetros de distancia. El paso entre ambos volcanes se eleva a poco menos de cuatro mil metros y el terreno desciende hacia el gran lago de Tenochtitlsan, a una altitud de dos mil doscientos metros"
Esquema de la ruta de Cortés desde Cuba (pinchar para ampliar)

Muy cerca de Xalapa (a 19 Km.) se encuentra Xico, un encantador pueblo

Con preciosas vistas sobre el Orizaba


donde podemos leer el recuerdo del paso de Cortés por su suelo...
Nota. Tanto de Xico como de Xalapa hay otra entrada en el blog bajo el nombre de "Xalapa"

y desde aquí, si seguimos el relato de Hugh Thomas, se enfrentó al paso entre los dos grandes volcanes gigantes...


Por el conocido como Paso de Cortés




Y que hoy es Parque Nacional

En el Museo de Bellas Artes de México D.F.,
Fotografía tomada desde el mirador de la Torre Latinoamericana; aproximadamente a 140 m de altura
en su teatro, existe un telón corta-fuegos único en el mundo, hecho de acero y zinc, con un revestimiento de cristal opalescente y un peso aproximado de 22 toneladas, es como un gigantesco puzzle de casi un millón de piezas de cristales (cada tesela mide dos cm.) de colores que forman el paisaje que forman estos dos majestuosos volcanes. Lo realizaron en la casa Tiffany de Nueva York.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.




domingo, 9 de enero de 2011

Recuerdos de España en Mexico: Hernán Cortes ( 3ª y última parte)

Recuerdos de España en México




Tantas veces que he ido a México y hasta la última vez, en agosto del pasado año, no he reparado en lo que decía una sencilla guía turística de la zona centro de D.F. :

"Hospital de Jesús Nazareno.- Fue fundado por Cortés en 1524 y es el hospital en funcionamiento más antiguo del continente americano. En el templo de la Concepción de Jesús Nazareno que formó parte del hospital, se encuentran los restos de Hernán Cortés y una escultura de Jesús Nazareno que da nombre al hospital"

Me quedé tan sorprendida e intrigada que mi curiosidad no me consintió volver a España sin ir a conocer este hospital...Está a "tres cuadras" del Zócalo, entre las calles Pino Suarez y 20 de noviembre, muy cerca de la estación de Metro de Pino Suarez. Hay un edificio de hospital moderno... pero han conservado impecable el antiguo en otro ejemplo de amor al arte y a la historia que hay en México... La secuencia de fotos va siguiendo mis descubrimientos...
La iglesia en su exterior. Las obras no se iniciaron hasta 1601 pues Cortés no pudo hacerlo en vida y lo dejó encomendado en su testamento pero, por diversas circunstancias no fue concluido hasta 1665. En 1684 se mandó construir la bóveda pues la original tenia techo plano de vigas de cedro con artesonado. La torre de dos cuerpos está rematada por la figura del Arcángel San Miguel.


La que si se cree de la época de la conquista es la pequeña capilla que hace ángulo con una de las fachadas de la iglesia de Jesús.En una lápida exterior podemos leer: "En este sitio llamado Hvitzilan fue el encuentro del señor Moctezuma Xocoyotzin y el conquistador hispano Hernán Cortés. El dia 6 de noviembre de 1519"

Y otra en el interior nos explica como según la tradición fue en este mismo lugar donde se levantó este hospital

También en el interior se lee, con ciertas dificultad, la siguiente dedicatoria "El Colegio Indolatino de Cirujanos y el Patronato de esta Institución a los maestros don Juan de Correa y don Andrés Martínez de Villaviciosa quienes el 6 de octubre de 1543 hicieron por primera vez anatomias humanas para enseñanza de los estudiantes de la Real Pontificia Universidad de México en este Hospital de Jesús fundado por el Capitán don Hernando Cortés en 1524"

En la entrada de la parte nueva del Hospital también rememoran al fundadorY en el interior del antiguo hospital con claustros, jardines y fuentes muy evocadores de la época


encontramos la única escultura de Hernán Cortés en un edificio público en todo México. Es copia del original que esculpió Manuel Tolsá (el mismo de la estatua de Carlos IV que ya hemos comentado) y que presidió desde 1794 el mausoleo con los restos de Cortés en la iglesia del Hospital. Pero los sucesos políticos y una fuerte corriente anti-española hicieron que en 1824 se estimara más aconsejable quitarlo...El busto de Cortés se envió a Italia a la familia Pignatelli descendientes de Cortés, pero antes se hizo esta copia que, en 1981, se instaló aquí.




También hay unos murales representando la historia de la Medicina en México desde la época prehispánica hasta la puesta en marcha del Hospital de Jesús. Están pintados por González Orozco y en varios de ellos aparece Hernán Cortés.Como en éste, que es la parte central del mural, donde se representa el encuentro entre Moctezuma y Hernán Cortés. Junto a éste último doña Mariana ("La Malinche"). Al fondo el Templo Mayor con dos soles que representan el encuentro de las dos culturas. En el centro las ofrendas que se daban a los visitantes: una batea llena de tunas, codornices, un cantarito con pulque y unos peces en una tinaja de agua.

Y aquí, en el altar mayor de la iglesia de Jesús,
En un muro lateral del altar mayor una sencilla lápida señala el lugar donde descansaron por fin, en 1947, después de estar en otros muchos lugares, los restos de Hernán Cortés, fallecido el 2 de diciembre de 1547 en un pueblo de Sevilla (Castilleja de la Cuesta) ; en 1567 sus restos fueron exhumados para ser trasladados a México según voluntad del propio Cortés.



En las dependencias del Patronato del Hospital se conservan varias obras artísticas, entre ellas dos pinturas anónimas de Cortés con atuendo de Capitán General y el escudo de Marquesado de Oaxaca que le concedieron los Reyes.Pero hay otros cuadros en D.F. donde aparece Cortés...desde otra visión.
Por ejemplo, junto al Paseo de la Alameda existe un Museo creado para albergar un solo cuadro... algo bastante insólito. El cuadro es de Diego Rivera
y se llama Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central. Se hizo para el Hotel del Prado pero en el seísmo de septiembre de 1985 el hotel sufrió daños irreparables y fue necesario instalar el mural en otro lugar. Ocupa una superficie de 15,67 m. por 4,17 de alto, pesa 35 toneladas y aparecen en él 76 personajes.
Es como una síntesis de la historia de México y se inicia
por la izquierda con la Conquista representada por Cortés que muestra su mano manchada de sangre y la etapa Colonial con la Inquisición y sus métodos.

También en el Palacio Nacional, levantado por los españoles en el lugar donde estuvo el Palacio de Moctezuma destruido en la conquista y que fue utilizado primero por Hernán Cortés como Cuartel General, como residencia de los virreyes después y posteriormente de todos los presidentes mexicanos, Diego Rivera plasmó la historia de México antes y después de la llegada de Cortés a Veracruz y la crueldad de la conquista.

Como resumen, regreso al lugar donde inicié este recorrido, la Plaza de las Tres Culturas y su recuerdo histórico de Cortés.

Nota. Los datos del Hospital de Jesús están tomados del libro: "Breve historia del Hospital de Jesús" del Dr. Julián Gascón Mercado

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.