miércoles, 22 de julio de 2015

MUSEO TIFLOLÓGICO

MUSEO TIFLOLÓGICO

Cuevas de Altamira (Cantabria)

 Un Museo es el lugar donde residen las Musas y donde vemos las obras de arte que inspiran...El Museo Tiflológico es un Museo totalmente singular porque, además del sentido de la vista, podemos ejercer el del tacto. 



Un Museo “para ver y tocar” que la O.N.C.E. inauguró en Madrid en 1992, destinado primordialmente a personas ciegas o con graves deficiencias visuales, pero que resulta atractivo y muy interesante para toda persona sensible al arte. Su nombre se debe a la palabra griega "tiflos" que significa "ciego"

 
Relieves del Partenón

 Fue una gran idea pues en él, invidentes y videntes, disfrutamos de la belleza de las obras en su dimensión tridimensional...




















El Museo se distribuye en tres espacios diferentes: las salas donde se ubican las elaboradas maquetas de monumentos españoles y extranjeros; las dedicadas a las obras tanto de pintura como de escultura hechas por deficientes visuales y las dedicadas al interesante  material tiflológico.

 
El Partenón, Atenas. Grecia

 Todas merecen detenida visita, pero por su originalidad y espectacularidad las que más llaman la atención son las dedicadas a las maquetas, que pueden ser tocadas para conocer cada uno de los detalles de la composición del monumento en sus tres dimensiones, con todo lujo de detalles.

Pirámide de Chichén Itza, México

Monumento a los Descubrimientos, Lisboa, PortugalLisboa, Portugal 
Puente de Londres (Reino Unido)


La Catedral de Santiago de Compostela

La Basílica del PIlar de Zaragoza


Iglesia de San Martín de Frómista (Palencia)

Como es lógico hay todo un sistema de orientación e información para moverse por todo el Museo, desde la sonora, a la de macro caracteres visuales y a la del sistema Braille.




Este alfabeto especializado para las personas ciegas se debe a Louis Braille que, en 1825, ideó este sistema de puntos en relieve en el que se representan todos las letras y signos de puntuación, los números, la grafía científica, los símbolos matemáticos, la música…Se parte de seis puntos de los cuales se obtienen 63 combinaciones.


Louis Braille nació en 1809 en un pequeño pueblo a 30 Km. de París donde su padre tenía un taller de cueros. A los tres años y precisamente en este taller familiar el pequeño Louis se clavó un punzón en el ojo derecho. La gran infección que le produjo se le transmitió al izquierdo y quedó completamente ciego. A los 10 años consiguió una beca para estudiar en París en el Instituto Nacional para jóvenes ciegos. Allí conoció a un militar francés Charles Barbier de la Serre (1767-1841) que especializado en lenguajes codificados había inventado un código para que los militares pudieran escribir y leer sin luz por un sistema de puntos en relieve. Se presentó este invento a la Real Academia de Ciencias de Francia y le animaron a mostrarlo en la Real Institución de jóvenes invidentes que rapidamente lo adoptó. Uno de los alumnos beneficiados por este sistema, que permitía leer y escribir a gran velocidad, fue Braille que lo estudió, perfeccionó y simplificó y que finalmente fue el sistema universalmente adoptado tomando su nombre.

Anteriormente al descubrimiento de Charles Barbier de la Serre, el aprendizaje de la lectura a los invidentes se realizaba con los mismo caracteres que los videntes pero hechos en relieve y a mayor tamaño.

Louis Braille murió muy joven, con 43 años, de tuberculosis, y fue enterrado en su pueblo natal, pero un siglo después fue trasladado con todos los honores al Panteón de Hombres Ilustres de París.



donde están enterrados las más importantes personalidades  de Francia, como Voltaire Rousseau, Victor Hugo, Emilio Zola, Marie Curie, Alejandro Dumas.


El Museo Tiflológico está en la calle de La Coruña 18 (metro "Estrecho" línea 1)

Para mas información 

telef. 91 589 42 19

Entrada gratuita


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

4 comentarios:

Mercedes dijo...

¡Uno de los varios museos madrileños que no conozco! imperdonable. Ahora, gracias a tu estupenda descripción, lo apunto para ir a conocerlo enseguida, y ¡con lo que me gustan las maquetas...! gracias, María Rosa.

MariaRosa dijo...

Pues querida Mercedes no dejes de ir...además de las maquetas la salas de las exposiciones temporales y las del material tiflogico son muy interesantes.

MariaRosa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MariaRosa dijo...

Pues querida Mercedes no dejes de ir...además de las maquetas la salas de las exposiciones temporales y las del material tiflogico son muy interesantes.