domingo, 12 de julio de 2015

QUESADA UN PRECIOSO PUEBLO


QUESADA  




Igual que me sucedió en el 2012, cuando un incendio arrasaba en la preciosa isla de la Gomera, en la que recordaba haber pasado unos felices días,  me sucede ahora cuando sigo las noticias del que está destrozando el entorno de Quesada, un pueblo de Jaén, que tan buenos recuerdos me trae a la memoria de cuando lo visité, hace unos años



 Enclavado en la comarca del Alto Guadalquivir, en una ladera de la sierra de Cazorla, rodeada de olivos y pinos, Quesada es un precioso pueblo inspiración de pintores… Su nombre, procedente del árabe, significa “lugar fértil, jardin bonito” 

Y tan bonito es que uno de sus hijos, Rafael Zabaleta, le llevó repetidamente a sus lienzos y le ha paseado por el ancho mundo, como veremos con mas detenimiento en el siguiente post.

La cercanía de Cazorla, punto y aparte entre todos los bellos pueblos de España, aleja un poco a Quesada de la inundación turística que anega todo lo que toca, así que aún es lugar tranquilo para asentarse en él, disfrutarlo y hacer bonitas excursiones. No debe dejar de verse su villa romana del barrio de Bruñel, ni la basílica paleocristiana del s. IV, y mucho menos dejar de ir hasta el santuario de su patrona,  la muy querida Virgen de Tíscar. 






A 14 Km. del pueblo, a los pies de la Peña Negra, donde se yergue la altiva torre con el escudo de Don Pedro I,  se encuentra este Santuario, en un lugar que fue importante baluarte árabe y que sirvió de inspiración a Antonio Machado, que escribió un poema dedicado a su Virgen.  A sus pies, se abre la también famosa cueva del Agua, que embellece, con el rumor de sus cascadas, el silencio del incomparable lugar.

Muy cerca, en el término municipal de Peal de Becerro, en el  lugar conocido como Toya y en el cerro denominado de la Horca, se descubrió casualmente en 1909 la entrada a una cámara mortuoria cuyo ajuar, desgraciadamente, fue saqueado por sus propios descubridores pero que, con los restos que han podido localizarse, ha sido datada entre los  siglos V al II a.d.C. y que al parecer corresponde a una tribu hispano-andaluza que vivía bajo el dominio económico de los cartagineses.




Imprescindible también es visitar La Iruela, otro pueblo conocido en toda la comarca por las ruinas de su castillo templario, situado en lo alto de un inexpugnable cortado montañoso, que transporta, con su sola presencia a otros tiempos de luchas y fronteras. 


 Evitando a ser posible fiestas o puentes, la visita a Cazorla, corazón de la zona, es broche de oro o mejor dicho de plata, (pues su sierra muchos la identifican con el Mons Argentarios, Monte de la Plata de los romanos), ya que todo en ella es espectacular: sus tres blanquísimos barrios, subiendo por la montaña, su imponente  castillo de la Yedra, antigua fortaleza árabe, que lo corona, sus magníficas iglesias… 


 


El Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas, reserva natural de 214.336 hectáreas, con boscosas montañas de hasta 2.000 metros de altura y abundante fauna, con más de cien especies de aves y abundantes mamíferos, es tan bello como la endémica violeta que surge de sus calizas tierras.  

 http://www.petreraldia.com/wp-content/uploads/2010/06/7-5-10-259.jpg

 foto obtenida, junto con mucha información de esta flor que sólo florece en la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas, en este enlace

Todo un lujo hacer un tranquilo recorrido por toda esta zona.


Y termino este post deseando a todos los habitantes de Quesada que definitivamente haya cesado, como acabo de leer en la prensa, este gran incendio que, en estos últimos días, tanto dolor les ha causado.


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El verano me tiene muy disperso pero siempre leo tus estupendos artículos aunque no siempre tengo la oportunidad de comentarlos como se merecen. Sabes despertar la curiosidad por conocer los lugares con unas cuantas pinceladas. Sigue escribiendo. Manolo

Anónimo dijo...

Querida María Rosa, aunque ya te lo he dicho en mi ultimo correo, te lo pongo ahora aquí...Me ha encantado lo que cuentas de Quesada y su entorno, es una zona maravillosa. Espero que nos cuentes lo de su pintor. Muchos besos y nos vemos pronto. Mary Carmen G.Estradé

MariaRosa dijo...

Manolo gracias por tus palabras...siempre me animas efectivamente a seguir escribiendo. Y lo de saber despertar la curiosidad es algo que me gusta. La curiosidad es necesaria para todo en la vida.

MariaRosa dijo...

Pues Maricarmen aquí tienes lo del pintor de Quesada. Que sigas pasando un gran verano