viernes, 19 de noviembre de 2010

Un viaje tranquilo por el flamenco

FLAMENCO


Dejo por un momento mi recorrido por México y España, del que me queda mucho por contar... para unirme a una celebración por las últimas incorporaciones de temas españoles al Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad en el 2010

Desde el año 2001 empezó a elaborarse una lista representativa del Patrimonio oral e inmaterial por parte de la UNESCO. En noviembre de 2008 en una reunión en Estambul se creó ya la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Merece la pena recorrer esta lista y admirarse de la inmensa variedad de manifestaciones culturales únicas que existen por el ancho mundo, ver las que han sido ya destacadas e imaginar las que quedan por estudiar...y recrearse en lo que significaría poder hacer un "viaje tranquilo" por todas ellas...pero puestos a conformarnos con algo menos extenso, lo que sería poder conocer bien todas las de España...

Repasando la lista comprobamos que en España, hasta ahora, han sido declarados como Patrimonio Cultural Inmaterial: "El Misterio de Elche", "El Patum de Berga", "EL Consejo de Hombres Buenos" de Murcia, "El Tribunal de las Aguas" de Valencia y el "Silbo Gomero"

La lista se ha visto incrementada este año 2010 con "El flamenco", "El Castell" de Cataluña y "El canto de la Sibila" de Baleares.

Compruebo que tan sólo los Castells, las torres humanas de Cataluña han sido nombradas hasta ahora en mi blog viajero así que poco a poco intentaré comentar los espacios de los otros Patrimonios que he visitado... y conocer los que desconozco.



Y empiezo con el flamenco, para mí muy vinculado a Granada, ciudad a la que he viajado muchas veces y que siempre me ha deslumbrado con su magia pero de la que nunca hasta ahora había comentado nada... quizá porque hay tanto que decir de ella que nunca sé por donde empezar... Pero hoy lo tengo claro, voy a hacer un tranquilo y evocador recorrido por un hito de la historia del flamenco que se encuentra precisamente en Granada...



Y empezar diciendo que el flamenco o el cante jondo, según sus fervientes admiradores, es la suprema manifestación de la tristeza humana...es un arranque del alma primitiva desbordada de sentimientos profundos, sin artificios...es la voz de la humanidad atormentada por las grandes pasiones originales: el AMOR, LOS CELOS y la MUERTE.
Pinchar en todas las imágenes para ampliarlas

Y también dicen "los que saben" que flamenco y jondo no son palabras sinónimas y qué, si bien todo el cante jondo es flamenco, no todo el flamenco es jondo...y añaden que
flamenco es lo que se canta y jondo u hondo la manera de cantarlo...

 
Así la voz transmite estos sentimientos con palabras prestadas por anónimos poetas en las que brotaron casi por necesidad, como particular terapia ante un gran dolor, y que han ido pasando de viva voz de padres a hijos, hasta formar un rico caudal, un patrimonio humano de inestimable valor.



Fue precisamente a mediados del XIX cuando se empezó a llamar flamenco a un género de música que hacía ya más de un siglo que señoreaba por los teatros y cafés-cantantes de Andalucía: Cádiz, Sevilla y Jerez principalmente...y entonces tuvimos la suerte en España de contar con un gran intelectual y flamencólogo eminente, que recorrió toda Andalucía recopilando estos cantes del pueblo de la boca de sus propios cantaores y con ellos publicó más de 800 diferentes coplas, entre soleares, seguidillas gitanas, martinetes, serranas, polos, cañas etc. Él era el padre de los hermanos Machado, don Antonio Machado Alvárez (1846-1892) que firmó su obra con el seudónimo de Demófilo,
Gracias a él, podemos conocer coplas como estas:

"Diez años después de muerto
y de gusanos comío
letreros tendrán mis huesos
diciendo que t´he querío"

"Yo he visto a un hombre viví
con más de cien puñalás
y aluego lo ví morí
con una sola mirá"

Unos años más tarde, en la segunda decena del XX, Federico García Lorca investigó a fondo los orígenes de este cante popular y preparó un texto muy clarificador "El cante jondo, primitivo cante andaluz" que leyó en público varias veces en su vida y que aparece en sus obras completas.




Su curiosidad de poeta coincidió plenamente con la del músico don Manuel de Falla, y fruto de esta coincidencia surgió en Granada el Primer Concurso de Cante Jondo, que se celebró en Granada las noches del 13 y 14 de junio de 1922, en las fiestas del Corpus, en la plaza de los Aljibes de la Alhambra.

 
En la Plaza de los Aljibes una cerámica evoca los momentos allí vividos. El Festival de cante flamenco en 1922 ; los Autos Sacramentales en 1927 y el 1er Festival de Música y Danza de Granada en 1953.

Con este Festival Falla y sus amigos pretendían, no sólo evitar la desaparición del "cante grande", sino su purificación y defensa cómo - en sus propias palabras - "una de las manifestaciones artísticas populares más valiosas de Europa"
Participaron cantaores no profesionales, algunos buscados en cortijos y pueblos por Lorca y su amigo el pintor Manuel Ángeles Ortiz, que diseñó el cartel anunciador con "un corazón atravesado por las espadas del dolor"

El pintor
Ignacio Zuloaga amigo de Falla y de Lorca y gran amante del cante, diseñó y supervisó la puesta en escena y la decoración de la plaza... y hasta dibujó los vestidos que recomendaban llevar a los asistentes...

 
El Albaicín desde la Alhambra

Cuando llegó el momento, y en el silencio de la noche granadina, sólo interrumpido por la campana de la Vela y el canto de un cuco (al que según Santiago Rusiñol, otro de los presentes, habría que haber dado un premio) sonaron las memorables guitarras de Montoya, Manuel Cuéllar y el Niño de Huelva a las que se unieron unas voces únicas, la emoción llegó a lo más profundo del alma de las cuatro mil personas allí reunidas

Cuando Diego Bermúdez, de 70 años, conocido como "el Tenazas de Morón", subió a cantar, con un pulmón destrozado por una traidora puñalada, y después de haberse recorrido andando los 120 Km. que le separaban de Puente Genil, su voz, subrayada por la guitarra de Montoya, al son de la caña, levantó delirios de lágrimas y aplausos...

"En el queré no hay venganza
y tú te has vengao de mi
castigo tarde o temprano
del cielo ta ha de vení..."

Y también
Manuel Soto Loreto gitano de Jérez a quien llamaban Manuel Torre por su gran estatura, llenó de emoción el aire cuando cantaba

"Tan solamente a la tierra
le cuento lo que me pasa
porque no encuentro en el mundo
persona de mi confianza"

Ante la insistencia del público el gran
don Antonio Chacón dejó la Presidencia del Jurado y volvió loca a la gente con

"Quiero vivir en Granada
porque me gusta el oír
la campana de la Vela
cuando me voy a dormir"

 La Iglesia de Santa Ana en la Plaza Nueva y arriba la Torre de la Vela...
Y también bailó La Macarrona electrizando con su cuerpo y su falda de volantes almidonados por ella misma, con el secreto del punto justo para volar por el aire y crujir con la pena...



De uno de los más grandes cantaores, Franconetti (hijo de italiano y andaluza) , dijo Lorca algo estremecedor: "Cantó como nadie el cante de los cantes y su grito hacía abrirse el azogue de los espejos" Con este Festival patrocinado por Manuel de Falla se intentaba retomar sus orígenes, que habían ido derivando hacia formas más fáciles y comerciales, y lograr su reconocimiento social. Don Antonio Chacón presidió el Concurso en el cual se premió la actuación infantil de un niño llamado Manuel Ortega Juáres, luego conocido como Manolo Caracol, dicen que la voz más trágica del flamenco
En el Palacio de los Córdova, en la Cuesta del Chapiz, al pie de la Alhambra, y actual Archivo Histórico de Granada, a veces en sus jardines suena el flamenco en un marco único

Creo que ha sido un reconocimiento muy merecido por el que, todos a los que nos emociona el buen flamenco, nos sentimos muy orgullosos
.


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


4 comentarios:

Mercedes dijo...

Hola María Rosa, no soy entendida del flamenco, ni siquiera aficionada, pero me ha parecido muy bien esta declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial. Desde luego nunca había leído un explicación como la que tu nos das, tu cultura es inmensa, gracias por compartirla. Y encima lo cuentas de forma amena, y sobre todo tranquila.

Anónimo dijo...

¡¡¡Maravilloso!!! No se me ocurre otro adjetivo.
Besos
Hildy

MariaRosa dijo...

Querida Mercedes, como siempre tu positivo comentario me anima mucho y te lo agradezco mucho...No tengo ni mucho menos, y ya me gustaría, una inmensa cultura,lo que creo que tengo es una inmensa curiosidad.

MariaRosa dijo...

Hildy, perdona, se me pasó contestar tu efusiva respuesta pero sabes que te la agradezco de todo corazón...