lunes, 26 de marzo de 2012

ESquinas madrileñas (6º)




Desde la distancia, cuando estás lejos de Madrid, esas esquinas que atraen nuestros ojos cuando paseas por sus calles, se agrandan en el recuerdo y llenan el corazón de nostalgia.



Entre los enclaves que estamos recorriendo, el que forman en la calle de Alcalá esquina a la de Sevilla dos grandes edificios, son de los más destacados.


Uno de ellos está coronado por dos cuadrigas gigantes (del escultor Basterra) que nos sorprenden cuando las vemos desde la terraza del Círculo de Bellas Artes dispuestas a lanzarse a la carrera por encima de los tejados de Madrid...



Este edificio fue construido en 1919 por el arquitecto Ricardo Bastida y Bilbao para sede de otro de los grandes Bancos que se ubicaron a continuación del de España (1891) en la plaza de la Cibeles hacia la calle Alcalá y la calle Sevilla.

A imitación del que Antonio Palacios había levantado muy cerca (Alcalá esquina Barquillo) en 1910 para el Banco del Rio de la Plata (luego Banco Central y actual Instituto Cervantes) su fachada principal era un conjunto de columnas con el aliciente añadido de la rotondidad de su esquina privilegiada.




Justo en la esquina frontal la Equitativa encargó al arquitecto Grases Riera un edificio emblemático, con fachadas a la calle Alcalá y Sevilla, que ofrece una de las mejores perspectivas e inolvidables esquinas de Madrid. Este edificio fue luego ocupado por el Banco Español de Crédito (Banesto)




Además sus fachadas están originalmente decoradas con unos magníficos elefantes sosteniendo sus cornisas e iluminadas por unas preciosas farolas

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

3 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Estupenda esta serie de esquinas de nuestra ciudad, quién nos iba a a decir que Madrid nos guardaba tantas, y tan sorprendentes.

Anónimo dijo...

Esta entrega yo creo que es la joya de la corona. ¡Tantas veces hemos pasado junto a esos emblemáticos edificios que casi, casi los sentimos como propios. Pero su belleza alcanza cotas de grandiosidad cuando aparecen tan bien tomadas y tan bellamente descritas por la pluma de Mariarosa. Gracias una vez más.
Avellaneda

Bianca Pascuchelli dijo...

Qué bello Madrid! Igual me hace acordar mucho a Buenos Aires. Obviamente tienen una relación directa por la colonización española en Sudamérica y la gran inmigración, pero las similitudes son asombrosas. A mí lo que me encantó es el Corte Inglés en Madrid. En Argentina, cuando yo estuve en un apartamento Buenos Aires, estaba al lado de un lugar llamado Fallabella que me hacía acordar mucho, porque también eran pisos y pisos de shopping para comprar todo lo que existe en el mundo más o menos jaja