miércoles, 21 de noviembre de 2012

La Mancha de Don Quijote (2)


 EL TOBOSO


Tras la interesante visita a Alcazar de San Juan el recorrido continuó por  El Toboso y Esquivias dos pueblos marcados por la presencia de esa pareja inseparable que nos regaló Cervantes
Cervantes conocía bien El Toboso por haber sido durante años alcabalero de la región y eligió este pueblo como cuna de la sin par Dulcinea. Una importante tradición mantiene la creencia de que doña Ana Martínez Zarco de Morales miembro de una de las mejores familias del Toboso, fue la  inspiradora del citado personaje. Junto a su hermano Esteban (hijosdalgo graduado en el Colegio de los españoles de  Bolonia, en Italia)  vivía en la llamada "Casa de la Torrecilla", hoy "Casa de Dulcinea"

El Toboso es un lugar del que Cervantes SI quiso acordarse y le nombra repetidas veces, desde el capítulo primero donde, en su último párrafo,  dice:

 ".. y más cuando halló a quien dar nombre de su dama! Y fue, a lo que se cre,  que en un lugar cerca del suyo había una moza labradora de muy buen parecer, de quien él un tiempo anduvo enamorado, aunque según se entiende, ella jamás lo supo ni se dio cata de ello. Llamábase Aldonza Lorenzo, y a esta le pareció ser bien darle el título de señora de sus pensamientos; y buscándole nombre que no desdijese mucho del suyo, y que tirase y se encaminase al de princesa y gran señora, vino a llamarla Dulcinea del Toboso, porque era natural del Toboso, nombre a su parecer músico y peregrino y significativo, como todos los demás que a él y sus cosas había puesto".


Hermosa casa de labranza, restaurada en 1967 e inaugurada como "casa de Dulcinea" (la Dulce Ana) 


Casi todos sus fondos pertenecen al Museo de Santa Cruz de Toledo y es mobiliario del XVII coétaneo del Quijote y por tanto de mucho interés.
Un curioso palomar con cuatro pequeñas crujías y sus muros cubiertos de columbarios...



En el patio un carro, una galera, una prensa de uva junto a una de las mayores prensas de aceite conocidas en la provincia de Toledo, con una excepcional viga que mide más de 15 metros procedente de Ocaña.
Y un  Caballo "Clavileño" como el que aparece en la aventura relatada en el capítulo XL de la segunda parte. 

También se cuenta que en la Guerra de la Independencia Napoleón mandó respetar este pueblo por ser la cuna de Dulcinea ¿será posible?



Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons