lunes, 5 de diciembre de 2016

La Lonja de Valencia




La Sala de contratación de la Lonja de los Mercaderes o de la Seda en Valencia
ver el blog

La Lonja de Valencia. Patrimonio de la Humanidad desde 1996

 Además de los cuatro Patrimonios Inmateriales que la Unesco ha concedido a la Comunidad Valenciana: El Misterio de Elche, El tribunal de las Aguas, Las Fiesta de Nuestra Señora de la Salud en Algemesí y el recientísimo de Las Fallas, esta Comunidad también posee otros importantes Patrimonios de la Humanidad: como el Palmeral de Elche, el Arte rupestre del arco mediterráneo de la Península Ibérica y el edificio de La Lonja de los Mercaderes o de la Seda, que le fue concedido en 1996 por las siguientes razones:En España en el siglo XV había bellos templos, suntuosos castillos, artísticos monasterios, y aristocráticos palacios, pero  apenas existían edificios civiles para fines comerciales y utilización del pueblo y por eso La Lonja  de Valencia nos llena de admiración y orgullo, pues es uno de los más famosos monumentos del gótico-civil del XV, y no sólo de España sino de Europa.  

 Origen y construcción de La Lonja

 El edificio está en el centro de la ciudad, frente al mercado y la Iglesia de los Santos Juanes, formando entre todos un conjunto tan dinámico que prende y estimula inmediatamente al visitante a no dejar ni un solo rincón sin descubrir. El Consejo General de la ciudad adquirió y derribó 25 casas para conseguir los mil novecientos noventa metros cuadrados necesarios para  levantar esta Lonja, llamada de los Mercaderes  (nunca lo fue del pescado como en otros lugares), en una clara demostración de la fuerza y la pujanza que el comercio tenía en la ciudad. Se inició en 1483 y se finalizó el 19 de Marzo de 1498.

Del libro La España gótica de Encuentro Ediciones 1989. Fachada de la Lonja,
Fachada de la Lonja, en una postal antigua
    
Sustituyó a otra más antigua, del siglo XIII, llamada del Aceite, situada a espaldas de la actual y que ya era insuficiente


La obra se encargó a los maestros Pere Compte y Joan Iborra pero desde1486, por fallecimiento de Ybarra, fue Compte, uno de los principales arquitectos de la ciudad de Valencia durante la segunda mitad del siglo XV, el que se hizo cargo de las obras.

 Interior de la Lonja

 
Planta de la Lonja. Del libro La España gótica de Encuentro Ediciones 1989

 Traspasado el umbral nos enfrentamos al Salón columnario o Sala de Contratación, enorme recinto de 35,60 metros de largo por 21,39 de ancho y 17,69 de altura... sostenida por ocho  esbeltas columnas  exentas y 16 adheridas a los muros, que abiertas como palmeras de brillantes fuegos artificiales forman la nervadura de la bóveda a 17,40 metros de altura...
 
Del libro La España gótica


Recorriendo los cuatro muros, una leyenda pintada en oro sobre fondo oscuro, dice así:  

Casa famosa soy en 15 años edificada. Compatricios, comprobad y ved cuán bueno es el comercio que no lleva el fraude en la palabra que jura al prójimo y no le falta, que no dé su dinero en ususra. El mercader que viva de este modo rebosará en riqueza y gozará por último de la vida eterna.

 Aquí se acordaban y cerraban tratos comerciales entre arroceros, ganaderos, industriales harineros y comerciantes de semillas, legumbres, jabones, chocolates... tanto de la propia ciudad, como de las ricas comarcas y pueblos cercanos. Además de Lonja de los Mercaderes, se conocía como Lonja de la Seda, pues desde el siglo XIV al siglo XVIII la industria más potente de la ciudad levantina era la seda.

Separada del salón por una magnífica verja, está la antigua y pequeña capilla de la Lonja, dedicada a la Virgen de la Misericordia (patrona de los sederos), con ventanal y vidriera gótica, por la que es una gozada ver penetrar el sol e iluminar la bóveda de crucería. 

(También Requena  tuvo una etapa de prosperidad de la mano de la industria sedera; fueron 800 telares los que la convirtieron en el cuarto centro sedero de España. Ahora han resucitado esa época en forma de una entrañable Casa-Museo de la Seda).

 Como demostración de la importancia del comercio y la industria en Valencia, conservo en mi colección de postales antiguas varias de 1910, cuando se celeben Valencia una Exposición Nacional y podemos ver los pabellones dedicados a la Agricultura y a la industria Abaniquera.
 
Exposición Nacional en Valencia. Año 1910, 30-Pabellón de Agricultura.


Exposición Nacional en Valencia. Año 1910. 35- Pabellón de la Industria Abaniquera.


 La Escalera de caracol, el jardín, Consulado del Mar

Cerca de la capilla, otra puertecita nos sitúa al pie de una de las escaleras de caracol más ingeniosamente construídas, sus 110 peldaños carecen de eje interior y los peldaños, pasamanos y la pared son la misma piedra en un alarde de trabajo de cantería



Esta escalera conduce a las dos plantas superiores del torreón, las cuales servían de cárcel a los comerciantes declarados en quiebra.



Luego podemos salir a la delicia de su  pequeño patio de los naranjos, 



y por si no hemos tenido suficientes sorpresas, desde este jardín y subiendo unas breves escaleras  nos sitúamos en un pabellón, construido más tarde, con 40  hermosos detalles de medallones renacentistas y ver el gran salón donde se asentó el Consulado del Mar, con una deslumbrante techumbre de madera procedente de la Sala Dorada de la desaparecida Casa de la Ciudad. 


 El exterior

  Y no debemos  dejar de bordear y admirar el exterior del edificio, una mezcla de fortaleza y templo, lleno de enigmas, coronado de almenas que lo identifican con una fortaleza y de imágenes religiosas que lo relacionan con las grandes catedrales, y  sus 28 gárgolas góticas que coronan las alturas con una gran variedad temática, con animales fantásticos, monstruos, caricaturas humanas y un largo etcétera que las sitúa entre las más fantásticas del arte europeo. 
El autor valenciano Ricardo Bellveser publicó el pasado año ‘Las gárgolas de la Lonja de Valencia’ en Araña Editorial. (222 pp.)
 veintidós historias ficticias, de carácter histórico, que recuperan lo satírico y picaresco de una Valencia que expiraba su era medieval.


Detalle escultórico en el jardín

 Merece la pena ver estas fotografías de su exterior e interior


Frente a la Lonja y junto al Mercado está la Iglesia de los Santos Juanes catalogada como Monumento Histórico Artístico Nacional desde el 21 de febrero de 1947. Desde la Lonja se ve perfectamente su airosa torre del reloj, flanqueada por los dos Santos Juanes y la veleta en todo lo alto, a la que se conoce como El pardal de Sant Joan (el pájaro de San Juan)




Nota.-Plaza del Mercado, s/n. 46001 Valencia (Valencia)
Teléfono: +34 926 08 41 53, para consultar horarios




Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons





4 comentarios:

María Ignacia dijo...

Muy interesante reportaje, MariaRosa, el de la bella Lonja de la Seda en Valencia y curioso el video de la escalera de caracol. Dan ganas de volver a Valencia y recrearse en este edificio.

MariaRosa dijo...

¡Es lo mismo que ha pensado yo! Tengo que volver a Valencia! Es una ciudad preciosa pero, sobre todo en verano, las playas de todo levante disuaden de visitar sus monumentos. Y me ha pasado igual que con las fallas, mis fotos son antiguas, no buenas y llenas de gente...En fin, María Ignacia, que el dia menos pensado cojo el AVE y me voy a Valencia... Muchas gracias por tu comentario.

Jose nuñez arenas dijo...

Señora Rosa Maria si viene a VALENCIA no deje de visitar y comentar la capilla xistina de la iglesia de San Nicolás, recientemente restaurada, con obras de Palomino o discípulos su los, me gustan mucho sus comentarios casi tanto o más que verlos. Un saludo de José, desde Valenci, leo con encanto todos sus viajes, adiós.

MariaRosa dijo...

Estimado José si algo me faltaba para animarme a hacer una escapada a Valencia era su estimulante mensaje, con esa capilla sixtina de la Iglesia de San José. Muchas gracias por sus amables palabras y por esta valiosa información. Les voy a pedir a los Reyes Magos un billete de ida y vuelta a Valencia. Ya le contaré.