miércoles, 16 de junio de 2010

Valladolid, un baño de Arte (1º)


Llevaba tiempo queriendo ver la restauración del Colegio de San Gregorio que tras diez años en obras ha abierto sus puertas y vuelve a dar alojamiento digno a la magnífica colección de esculturas sacras que lo ocupa desde hace muchos años...



Inauguré además el viaje en el AVE...Una hora y cuarto desde la estación de Chamartín y llegas a la estación de Valladolid junto al Campo Grande ¡que gran comodidad!




Te encuentras en
un precioso lugar para pasear y para entrar en el corazón de la ciudad por la animada calle de Santiago...




Antes de llegar al Colegio de San Gregorio pasamos por el Palacio de Santa Cruz


y frente a él entramos en el gran edificio que alberga la Universidad de Derecho...¡¡¡que escalera más magnífica!! y que bellos los azulejos de Talavera.

También pasamos ante la sólida Catedral y paseamos sus alrededores



Y sin más nos dirigimos hacia la zona donde se ubican la Iglesia de San Pablo con su
magnífica fachada


y el tantas veces citado Colegio de San Gregorio



Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Si es veerdead que eso de la felicidad son fragmentos muy pequeños de tiempo; si es cierto que solamente la atrapamos a veces, entiendo que esos momentos en Valladolid se aproximan mucho a un insante de felicidad. ¿Sería así?
Avellaneda.

Anónimo dijo...

Sólo cuando estás feliz en un sitio puedes transmitir esa sensación y ese deseo de visitarlo que tú sabes transmitir, así que estoy de acuerdo con Avellaneda. Ahorqa estooy desean ir a Valladolid, pero eso me pasa cuando leo casi todos tus viaje. Rafa

Mercedes dijo...

Hola María Rosa, tienes un blog precioso, enhorabuena, he recorrido algunas entradas, iré viéndolo poco a poco, pero lo que he leído hasta ahora me ha encantado, se nota que está hecho con cariño en verdad.
Gracias!

Anónimo dijo...

Lo que cuenta Mariarosa transmite serenidad, ganas de vivir. Son vivencias de alquien que está reconciliada con la vida. Contagia entusiasmo. Gracias.
Avellaneda

Anónimo dijo...

Yo hecho de menos más y más entradas pero como las que haces te las trabajas tanto..., sé que me paso con mi exigencia. Nos haces viajar con tus textos y fotografías... Gracias
Hildy