martes, 28 de febrero de 2017

El mar


San Sebastián, el "Peine de los Vientos" de Chillida
Cuando hace un rato he visto en la televisión la enorme fuerza con que las olas del mar Cantábrico están abatiendo toda la costa norte de España,  me ha costado comparar ese mar enfurecido que arrasa todo lo que encuentra a su paso, con mis recuerdos de tantos veranos de mar tranquilo en San Sebastián, en Gijón, en Zarautz, en Zumaia...

Playa de San Lorenzo en Gijón



 Y también en Gijón, en lo alto sobre el mar, esta otra escultura de Chillida "Elogio del Horizonte"

 "una enorme escultura de hormigón que de espaldas a la ciudad y mirando al infinito, parece abrazar al mar, al aire y dar la bienvenida a los marineros...".

y también dicen que es una escultura "llena de vacío " y que hay que penetrar en su interior para escuchar el eco del mar...



 Y las bellísimas puestas de sol en la playa de Zarautz, y en el fondo Guetaria...




Y la playa al pie del increíble acantilado de Zumaia




En fin, que ahora mismo puedo imaginar que distintos serán estos lugares, con esas olas enormes (en San Sebastián dicen que han llegado a los 20 metros) aunque quizá sean algo más altas las que menciona Manuel Rivas en su artículo titulado Las olas vagabundas (País semanal del 26-2-2017) que en el 2000 una de ellas llegó a alcanzar los 29 m. en Rockall, un pequeño islote solitario en un extremo del Atlántico Norte, más alla del Gran Sol.


Y también el Oceáno estará batiendo bien este lugar, Finisterre, que durante siglos se creyó el Fin de la Tierra, y que poblado de leyendas se conoce como la Costa de la Muerte.


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons