martes, 6 de marzo de 2007

De Madrid al Paular. Un día de diciembre de 2006. (1ª parte)

Una fría pero soleada mañana del pasado mes de diciembre cogemos el coche para hacer un sencillo recorrido por la Sierra, subiendo al Puerto de Navacerrada y por el de Cotos llegar al Paular






Ahora que está a punto de empezar la primavera no está mal recordar un poco el invierno que estamos dejando atrás.


Una sencilla excursión llena de belleza por unos lugares que Madrid tiene tan cerca que no aprecia… sin duda por aquello que decía Fray Luis de León de que “costumbre quita maravilla”…


Las imágenes hablan por sí solas…La carretera entre pinadas, las cumbres, el cielo, la fuente de los Geólogos antes de coronar el Puerto de Navacerrada, el agua limpia del río Lozoya …¡¡una gozada!!


Comemos muy agradablemente en el Paraje de La Isla (crtra.M604, Km. 32) en el restaurante Pinosaguas (¡que croquetas!), junto a la chimenea y junto al río…Paseamos, contemplamos el agua, ese bien esencial que cada vez apreciamos más… y luego nos vamos al Monasterio del Paular…Pero antes podremos disfrutar, casi enfrente de este Paraje de la Isla, de una gran explanada con un mirador de magníficas vistas y un simbólico monumento dedicado al Guarda Forestal.




1 comentario:

Pedro Miguel dijo...

Esta misma excursión la hemos realizado familiarmente. Fue una preciosa mañana, también de diciembre, donde llegamos los madrileños a ver una nieve en las cumbres... que tardaba en venir. María Rosa nos habla con su tono coloquial, y entrañable, de todas estas pequeñas maravillas que tiene la serranía madrileña; por ser precisamente pequeñas, las sumas una a una, y tienes como resultado un gran atractivo. Cabe pues felicitar a María Rosa, por como nos ilustra y anima a seguir sus pasos. Seguro lo haremos, ahora que viene el buen tiempo. Felicidades, y enahorabuena a todos cuantos con ella participan de estos ilustrados viajes.