viernes, 9 de marzo de 2007

Por tierras de Teruel y Zaragoza. (3ª parte)


Es el 2º día del viaje, Por la mañana, tras desayunar tan ricamente en el Hostal y antes de empezar las rutas, nos damos una vuelta alrededor de la Iglesia

y entonces aparece una señora que muy amablemente nos pregunta si queremos saber cosas sobre el pueblo…resulta que ella está en el Centro de Interpretación (enfrente del Hostal pero no nos habíamos fijado) y nos puede informar…¡que detalle!... Efectivamente Carmen, que así se llama la señora, nos proporciona un montón de datos y nos da folletos muy interesantes… ¡que amable es por aquí la gente!

Salimos para Poyo del Cid, donde, a la entrada, hay un monumento a don Rodrigo Díaz de Vivar, en un parquecito y con sus correspondientes e interesantes paneles explicativos sobre el Cid y su paso por estos lugares según el Cantar de Mío Cid…

Como es natural nos hacemos un montón de fotos con tan insigne personaje


Y de aquí a Fuentes Claras, un pueblo donde en algún lugar hay una sabina milenaria…y menos mal que hay suerte y el primer señor al que preguntamos se brinda a venir con nosotros … la sabina está totalmente solitaria en medio de un gran campo…¡estoy segura que nos agradece la visita!...Y también nos fotografiamos con ella, monumento vivo de la naturaleza


Y ahora toca Monreal del Campo,

paramos en la plaza Mayor con su ayuntamiento y un bar para “repostar”….El principal motivo de venir aquí es por visitar el Museo del Azafrán, que está en la misma plaza, en un bonito edificio que fue una importante casa de labranza y que, desde 1983, es Casa de la Cultura.


Entramos en ella y nos trasmite buena impresión el gran carro que hay a la entrada, la sala de cine en la planta baja, la Biblioteca en la primera y sobre todo la diligencia de las mujeres que la atienden…Una de ellas sube con nosotros a la segunda planta que es donde está el Museo… La verdad es que no creemos que un Museo sobre el Azafrán dé para mucho rato…¡pero ella empieza a explicarnos y todo cambia!... Es una joven mujer menuda, viva, se llama Charo, es del pueblo, y lo quiere y lo dice… Sin duda, algo debe transmitir esta tierra para dar esta tranquila alegría a su gente… En fin, que estamos casi dos horas, pasadas en un soplo, oyendo hablar del azafrán y de lo que su cultivo, cuidado, recolección etc,. han supuesto para Monreal… Ahora sólo lo cultivan en pequeños huertos, incluso en jardineras, para su uso particular, ya no lo utilizan como moneda de cambio, ni lo atesoran en los arcones junto a la ropa para que luego transmitiera, con su olor, la riqueza de sus dueños…Un recorrido apasionante.




1 comentario:

Pedro Miguel dijo...

Por tierras de Molina... espero que muchos lectores e internautas, lean y aprecien estos preciosos reportajes. Una riqueza más, que nos distingue, en similitud a nuestros antiguos "cruces" castellanos... de caminos y sendas... o el "cruceiro" gallego en las intersecciones de viejas rúas... he visto aquí... el "pairón molinés". Y todo, en suma, interesante. Digno de tener en cuenta para un próximo viaje.