viernes, 9 de marzo de 2007

Por tierras de Teruel y Zaragoza. Cuatro días de Marzo 2007 (6ª parte)



Así que nos paramos a comer cerca de la citada Puerta, en el Mesón de Félix…ese que según asegura un verso en la puerta, “si vienes a Daroca y no entras al Mesón, es como el que va a Madrid y no ve la Puerta del Sol”… El Mesón es chiquito y muy rápido, tan rápido que a las 3 ya estamos en la calle y toda la tarde es para nosotros... Así que empezamos tranquilamente a recorrer Daroca visitando placitas y rincones

siempre hacia arriba, hasta que llegamos a la ermita de Nazaret, al pie del castillo…¡¡que lugar más encantador!!...


Está lleno de perspectivas y merece la pena sentarse en los bancos que hay junto a la ermita, excavada en la pura roca (que no podemos ver por dentro) y subir a las ruinas del castillo y mirar todo Daroca a nuestros pies…


Al bajar de las alturas nos vamos hasta la Puerta de Valencia (junto a la Puerta Baja) para entrar en el barrio judío y visitar la Plaza del Rey y por un angosto pasadizo salir nuevamente a la calle Mayor, a la altura de la plaza dedicada a don Mariano Navarro Rubio (que nació aquí y llegó a ministro). Tras comprar ricos bombones y pasteles, nos vamos definitivamente de Daroca y nos dirigimos a la ermita de Buen Acuerdo, para ver si este atardecer vemos a las grullas en sus espectaculares vuelos…

Hace una tarde verdaderamente bonita y la laguna es un largo brillo en mitad de la tierra…con los prismáticos vemos la gran cantidad de grullas que están posadas en su entorno… la verdad es que no hemos visto tantas como esperábamos pero hay momentos en que las vemos volar en fila india y en numerosos grupos…y además, de pronto, aparece la luna


una enorme luna llena, de un suave blanco, porque resulta que todavía no se ha ido el sol, así que si miramos a un lado vemos una anaranjada puesta

y por el otro una luna cada vez mas grande y brillante, que asciende muy deprisa por el cielo…


Y es entonces cuando recordamos que esta noche hay un eclipse de luna... así que la noche se hace completamente mágica y nos llenamos los ojos de sol y luna en una paisaje insólito… Antes de regresar a Tornos hacemos una paradita para visitar un Hotel en la carretera que nos llamó ayer la atención cuando llegábamos. Se llama Secaiza y es un Centro de Relajación al lado de la laguna, entre el Berrueco y Gallocanta…Pasamos un ratito muy encantador…curiosamente una de las actividades que tienen es la de dar Talleres de Astronomía…

Y ahora ya si que regresamos al Hostal y nada más cenar salimos a la calle y ¡oh milagro! Allí está la bella, la bellísima luna, ya empezando a ocultarse tras la sombra de la tierra…el cielo está, nunca mejor dicho, cuajadísimo de estrellas…hace un frío sereno y da gusto estar allí…así que perseveramos hasta que la luna se oculta del todo (hasta las 12,20) paseando, charlando, mirando, admirando…Este eclipse ha sido una belleza total…

No hay comentarios: